‘Víctor Ros’ tendrá que resolver un misterioso secuestro mientras su vida corre peligro


‘Víctor Ros’ se enfrenta este lunes, 2 de febrero a las 22:30h a un misterioso secuestro de un empresario, en el que nada es como parece. Lo que no sabe el inspector es que en la cárcel de Asturias, algunos de sus detenidos han puesto precio a su cabeza. Buendía le pone vigilancia sin que él lo sepa. Clara y Fernando aparentan ser un matrimonio feliz y Víctor se refugia en Lola.

Han pasado seis meses desde la resolución del caso de las prostitutas y del asesinato de don Armando. Víctor Ros no ha podido superar que el culpable fuera Aldanza. Ni que Clara encontrara a Lola en su pensión y creyera que eran amantes. Ha descubiero al culpable, pero por el camino ha perdido todo lo que quería. En esta situación, su refugio será Lola. Entre tanto, Clara y Fernando aparentan ser un matrimonio feliz.

Un empresario, el señor Borrás, ha sido secuestrado y nadie sabe nada de las peticiones de sus secuestradores. Hasta que una noche, reparece medio muerto en su casa y da un susto de muerte a su familia. Está en estado de shock y Víctor y Blázquez no pueden hablar con él. Lo hacen con la familia, de convicciones religiosas muy tradicionales.

El comisario Buendía teme que la liberación del empresario constituya un peligro de orden nacional: Borrás era proveedor de pólvora y balas al ejército español, ahora en guerra en Cuba y Filipinas. Víctor Ros descubre que el empresario tenía conexiones con empresas norteamericanas a las que también vendía pólvora, que luego pasaba a manos de los insurrectos cubanos.

Poco a poco, el caso se complica al descubrir que no es oro todo lo que reluce en la familia del empresario: tenía un apartamento donde se veía asiduamente con dos amantes. Una doble vida que será esencial para descubrir a los culpables del secuestro.

Lo que no sabe Ros es que en Asturias, tras la muerte en la cárcel de uno de los cabecillas a los que detuvo, han puesto precio a su cabeza. Carballo avisa a Buendía, que le pide que lo vigile sin que lo sepa.

‘La España de Víctor Ros’

‘La España de Víctor Ros’ abordará la relación entre las creencias y la ciencia. Para una gran parte de la sociedad española del siglo XIX, tradicional y católica, el demonio y su acción sobre el mundo y el hombre era una realidad. Los endemoniados estaban a la orden del día.

Los exorcismos se practicaban desde hacía siglos, con un ritual de oraciones que la Iglesia y los sacerdotes exorcistas tenían como manual de lucha contra el maligno. Pero en esa misma época, el estudio de la mente humana empezaba a ofrecer una explicación alternativa: no había, para la ciencia, posesiones ni influencias diabólicas; se trataba de enfermedades mentales que debían ser tratadas como tales, en los manicomios.

La muerte, el crimen, las enfermedades, hacen presa de los habitantes sobre todo en las ciudades, que han crecido por efecto de la industrialización y de los ricos burgueses, que generan una masa de proletarios y sirvientes. La medicina avanza a toda velocidad, desarrollando técnicas como la autopsia, en la vanguardia científica de la época.

Comenta y reacciona más abajo, ¡queremos saber qué te ha parecido!


Etiquetas:, ,