‘Un país para comérselo’ visita Salamanca, ‘Tierra de frontera’, este lunes en La 1


Salamanca será el próximo destino de ‘Un país para comérselo’. La actriz Ana Duato probará los productos típicos de la tierra, preparará platos como el hornazo y el farinato, disfrutará de las grandes extensiones de dehesa de la comarca y cruzará a Portugal a degustar un bacalau a bras. Este lunes, 21 de octubre a partir de las 23.45 horas en La 1.

Ana Duato llegará en su moto a Sancti Spiritus. Allí preparará obleas, un dulce que nació entre los muros de un convento. Otro dulce motivo la lleva hasta la comarca de Arribes del Duero: en Saucelle, tras la recogida de las almendras, es tradición celebrar una fiesta donde se subasta una rosca que Ana amasa con las vecinas del pueblo.

La actriz seguirá camino hacia San Felices de los Gallegos, un lugar donde se levantaron las primeras fortificaciones defensivas en el siglo XII. En la tahona de este tranquilo pueblo, Ana apuntará las indicaciones de Vicenta para preparar el hornazo, un plato festivo que se prepara en toda Salamanca. Otra especialidad de la tierra es el farinato, un delicioso embutido y todo un emblema de la gastronomía de Ciudad Rodrigo.

Pero no sólo de carne vive el hombre. Ana cruzará a Portugal para probar el bacalau a bras, una de las decenas de formas en las que los portugueses preparan este manjar, que también en Salamanca tiene su formulación propia, los cachelos.

La minería fue en el pasado una fuente de trabajo en la zona: Navafrías es un pequeño municipio de la frontera con Portugal donde Ana escuchará las historias sobre la explotación de wolframio, un mineral que tuvo una gran demanda durante la última guerra mundial.

En las grandes extensiones de dehesa de la comarca pasta la vaca morucha, una especie autóctona muy bien integrada en su medio ambiente. El toro de lidia tiene también en esta comarca su reino y su cría, en armonía con la vida silvestre. Es una de las razones por las que la dehesa todavía mantiene sus mejores atributos medioambientales.