Telecinco estrena el lunes “Todo el mundo es bueno”

  • Sin jurado profesional, la decisión sobre cada número recaerá exclusivamente en los asistentes ubicados en las gradas del plató, que podrán interrumpir las actuaciones que no sean de su agrado y expulsar a los protagonistas del escenario

  • Los concursantes que consigan permanecer sobre las tablas dos minutos sin ser expulsados por el público optarán a ganar los 15.000 euros que se pondrán en juego en cada edición. Para ello, tendrán que convencer al “respetable” con una segunda actuación que tendrá una duración máxima de 60 segundos

  • José Corbacho: “Además de las actuaciones, que es el plato fuerte del programa, vamos a contar con números internacionales de ganadores de los mejores programas de talentos de otros países y con un invitado famoso en cada entrega que vendrá a jugar con nosotros

  • Pilar Rubio: Es muy importante disfrutar de cada minuto que estás en un plató y con este programa lo vamos a pasar genial

  • El espacio utilizará espectaculares efectos especiales en sus métodos de eliminación que correrán a cargo de Reyes Abades, especialista con más de 35 años de experiencia en cine y ganador de nueve Premios Goya

 Conseguir seducir al “jurado” más exigente -el público presente en las gradas del plató- de la valía de sus cualidades artísticas con el riesgo de poder ser expulsado del escenario en cualquier momento si su actuación no es del agrado del “respetable”. Con esta misión subirán al escenario los participantes de “Todo el mundo es bueno”, nuevo concurso que presentarán José Corbacho y Pilar Rubio y que Telecinco estrenará el próximo lunes a partir de las 22:00 horas.

 Basado en el formato original británico “Don’t stop me now” (FreemantleMedia) y producido por la cadena en colaboración con La Competencia (“Granjero busca esposa”), el nuevo espacio otorgará a sus participantes la oportunidad de exhibir sus cualidades más destacadas: música, coreografías, humor, invenciones, etc. Para alcanzar con éxito la fase final de cada edición y optar al premio de 15.000 que el programa pondrá en juego cada noche, los participantes deberán mantenerse sobre el escenario durante dos minutos sin ser eliminados por el público asistente, que tendrá la potestad exclusiva de decidir el ganador de cada edición.

 “Todo el mundo es bueno” utilizará divertidos y sorprendentes métodos de expulsión de sus concursantes que estarán supervisados por el experto en efectos especiales Reyes Abades. Además, contará en cada entrega con la participación de invitados famosos de diversos ámbitos -Pastora Soler, Eduardo Gómez, Manuel Díaz “El cordobés”, Falete, Paz Padilla y Rossy de Palma participarán en las primeras ediciones- y las intervenciones fuera de concurso de artistas internacionales que han triunfado con sus peculiares habilidades en programas de búsqueda de talento de otros países del mundo.

 El estreno de “Todo el mundo es bueno” contará con la intervención de la humorista y presentadora Paz Padilla, que apadrinará el número que desarrollará sobre el escenario uno de los 17 primeros participantes del programa.

El público presente en el plató decide el ganador de cada noche

Cada edición de “Todo el mundo es bueno” combinará la exhibición del talento de personas anónimas en distintas disciplinas -cantantes, humoristas, monologuistas y artistas con habilidades peculiares- con las sorprendentes ydivertidassituaciones que se desprenderán de sus actuaciones. La misión de cada uno de ellos será permanecer sobre el escenario durante 120 segundos, sin que el público
-encargado de decidir el éxito o fracaso de cada concursante- les expulse.

 Para poder pronunciarse sobre los números que presenciarán in situ encada entrega, cada integrante del público contará con un mando que les permitirá votar a partir de los primeros 20 segundos de cada actuación. Si a lo largo de los 2 minutos de su número un participante recibe al menos el 50% de votos negativos, éste deberá poner fin a su actuación y será eliminado de forma espectacular y fulminante.

 Sin embargo, aquellos concursantes que superen la votación del público durante su actuación se clasificarán para la gran final de la noche, en la que tendrá una segunda oportunidad en un tiempo máximo de 60 segundos para demostrar sus habilidades y convencer al público de su valía. De nuevo será el jurado popular el que a través de sus mandos decidirá quién se convierte en el ganador de cada edición y reciba los 15.000 euros de premio.

José Corbacho: “El humor surgirá de las actuaciones de los concursantes, de su desparpajo, osadía o inconsciencia”

El actor, director cinematográfico, guionista y humorista José Corbacho se ha referido a sus sensaciones ante el estreno del programa: “Siento una mezcla de ilusión, nervios, incertidumbre… Pero a mí siempre me puede más la primera. Vamos, que estoy como un niño con zapatos nuevos: nuevo programa, nuevo plató, nueva compañera… ¡Yupi!”.

 Además, ha analizado de forma pormenorizada las características de este nuevo formato: “Todo el mundo es bueno’ mezcla diferentes ingredientes. Es un talent show, pero no tiene jurado; y es un programa de humor, pero no cuenta solo con humoristas. Además, el humor muchas veces surgirá de la actuación de los concursantes, de su desparpajo, osadía o inconsciencia”.

 Corbacho ha añadido que “las actuaciones que se van a ver sobre el escenario son el plato fuerte del programa, aunque contará con una buena guarnición: los métodos de eliminación de los concursantes a los que el público decida expulsar. Vamos a ver gente ‘empotrada, aplastada, quemada o lanzada al vacío…’. Por otro lado, me encantan las actuaciones que vamos a ver a cargo de ganadores de los mejores programas de talentos de la televisión internacional y la presencia en cada programa de un invitado que vendrá a jugar con nosotros: Paz Padilla, Pastora Soler, Eduardo Gómez, Falete, Rossy de Palma… ¡Todo ello es un cóctel explosivo!”.

 Respecto a su experiencia compartiendo la labor de presentación del espacio junto a Pilar Rubio ha afirmado que “me encanta su filosofía de ‘pasarlo bien trabajando’. Ahí coincidimos. Creo que como pareja funcionamos muy bien (profesionalmente hablando, claro, ja, ja, ja)… Es la vieja fórmula de La Bella y la Bestia. Que cada uno piense quién es la Bella y quién la Bestia”.

Pilar Rubio: “Es un programa perfecto para reír este verano”

Por su parte, Pilar Rubio se ha mostrado “muy ilusionada por hacer un programa en el que el humor es uno de los ingredientes principales. Es un espacio muy fresco y dinámico que va a ofrecer momentos muy divertidos. Nos vamos a reír”. Además, ha añadido que “es muy importante disfrutar de cada minuto que estás en un plató y con este programa lo vamos a pasar genial”.

 La presentadora de “Todo el mundo es bueno” también se ha referido a los puntos fuertes que a su juicio tiene el formato: “El factor sorpresa y la variedad de las actuaciones resultarán claves: el espectador no se imaginará qué es lo que vendrá a continuación de cada número. Es un programa en el que todo el mundo tendrá su oportunidad y el público será el que valore cada una de las actuaciones. Además, aquellos que sean descartados por el público desaparecerán del programa de una manera espectacular: fuego, caídas, aplastamientos, etc… Es un programa perfecto para reír este verano”.

 Sobre la oportunidad de compartir plató y labores de presentación con José Corbacho, Pilar Rubio ha indicado que “tuve la suerte de coincidir con él en ‘Palomitas’ y descubrí lo divertido que puede llegar a ser. Compartir con él este formato es sinónimo de risas y buen humor”.

 Participación de invitados famosos y talentos internacionales

Los cantantes Pastora Soler -última representante de España en el Festival de Eurovisión- y Falete; la humorista y presentadora Paz Padilla; el diestro Manuel Díaz “El Cordobés”; el actor Eduardo Gómez y la actriz Rossy del Palma serán algunos de los primeros artistas e invitados famosos que visitarán el plató de “Todo el mundo es bueno”. Cada semana, uno de ellos participará en el programa a través de una actuación propia e inesperada o del apadrinamiento de uno de los concursantes.

 Además, cada entrega del espacio contará con la participación fuera de concurso de talentos internacionales que han exhibido sus especiales y curiosas habilidades en programas de televisión de otros países.

Sorprendentes y divertidas eliminaciones de concursantes a cargo de los espectaculares efectos especiales de un reconocido especialista: Reyes Abades

Caer por una trampilla situada en el centro del plató, ser lanzados contra una pared de ladrillos o ser “engullidos” por una columna de fuego de dos metros. Éstos serán algunos de los espectaculares métodos que “Todo el mundo es bueno” utilizará para eliminar a los participantes cuyos números no hayan conseguido la aprobación de al menos el 50% del público presente en el plató. Estos modos de eliminación, que pondrán a prueba el sentido del humor de los concursantes, han sido creados y supervisados por Reyes Abades, experto en el sector galardonado con nueve Premios Goya en sus más de 35 años de experiencia en la producción de efectos especiales.

 A estos sistemas de expulsión se sumarán también otros efectos generados mediante herramientas digitales, que permitirán al espectador ser testigo de cómo los participantes desaparecen del escenario “aplastados” por una gran bola de metal y un yunque o salen “despedidos” empujados por un gran cohete.

 Además, los concursantes que hayan recibido durante su actuación más del 50% de votos negativos también podrían tener que vérselas contra los fornidos integrantes de un equipo de fútbol americano.