Talento, sentimientos y emociones en ‘Las dos bandoleras’


‘Las dos bandoleras’  de Lope de Vega, llegó a la cartelera teatral madrileña el pasado jueves día 8 de Agosto. Una obra de dos horas de duración aproximadamente, dirigida por Carme Portaceli, coproducida por CNTC (Compañía Nacional de Teatro Clásico) y FEI (Factoría Escénica Internacional), con unas interpretaciones brillantes, gran energía que derrochan encima de las tablas, con unos decorados sencillos.

Talento, sentimiento y emoción. Con rostros conocidos del mundo televisivo y cinematográfico, nos representan la gran obra de Lope de Vega, dos bandoleras que las interpretan Carmen Ruíz (Con el culo al aire) y Macarena Gómez (La que se avecina), que para quién no las hayan podido ver en teatro en otras ocasión, y para quién no las conozca en otros registros que los que se pueden ver actualmente, son dos maestras de escena, unas intérpretes que se dejan la piel en el escenario y transmiten emociones a través de los versos de Lope de Vega fundidas en la piel de Inés y Teresa.

Nos comentaron que fueron muchas horas de ensayos de los textos y clases de esgrima para aprender a manejar bien el florete que utilizan en la obra. Sus compañeros de reparto, no se quedan atrás de alto nivel interpretativo,  como por ejemplo Helio Pedregal (Herederos), Llorenç González (Gran Hotel), David Fernández ‘Fabu’ (Águila Roja), Gabriela Flores (Ventdelplà), David Luque (El síndrome de Ulíses), Álex Larumbe (Un Dios prohibido) y Albert Pérez (Pulseras rojas). Se encontrará en el Teatro Pavón del 8 de Mayo al 8 de Junio en el Teatro Pavón de Madrid.

Sinopsis

Mientras los hombres sólo se preocupan por hacer la guerra y luchar por su patria contra los moros, Teresa e Inés, las dos hermanas protagonistas, esperan que el padre decida por ellas sobre cómo será su vida, con quién se casarán y cuándo. Pero ellas son muchísimo más activas que todo eso y ya han decidido, por ellas mismas y sin interposición paterna, con quién se quieren casar y de qué manera.

Ya han entregado su amor a dos soldados de paso por su pueblo de los que se han enamorado. Los dos amantes, mientras esperan que se levante su campamento para volver a la guerra, se aprovechan tanto como pueden de la ausencia del padre y del amor de ellas. Pero cuando se dan cuenta de que ellas les exigen un compromiso, ambos huyen corriendo.

Entonces, las dos mujeres burladas, llenas de rabia y de razón, deciden seguir los pasos de la bandolera del romance popular, la mítica Serrana de la Vera. Se convierten en salteadoras, para así vengarse de la condición masculina y matar a todo hombre que se atreva a cruzar la sierra que han elegido como escenario de su particular revancha. Porque en esta sociedad, son sólo ellas las que deben ser juzgadas, aunque sean las que hayan sufrido la burla.

A menudo se ha hecho un desfigurado retrato de las serranas como mujeres varoniles, matahombres y salteadoras. Pero, en realidad, el bandolerismo siempre ha sido un fenómeno sociológico universal, producto de factores relacionados con la miseria y la injusticia. Son estas circunstancias las que propiciaron la rebeldía como única respuesta a una sociedad que sólo defendía los intereses de unos cuantos y, en este caso, de los hombres.

Nuestras dos bandoleras, sin embargo, no son ni terribles, ni deformadas, ni agresivas. Sólo tienen rabia por haber sido insultadas y engañadas, sin ninguna otra oportunidad de restablecer su honor perdido que no sea la venganza, la única vía que su entorno les permite. Son listas, graciosas y vitales, llenas de ilusiones frustradas de las que se desquitan en el escarnio contra el género masculino.

La idea, teniendo a las bandoleras como estandarte, ha sido rendir homenaje a todas las mujeres fuertes, heroínas llenas de sagacidad y determinación, que transitan por la obra de Lope. Así es como han permitido que, en esta propuesta, se colaran fragmentos de la otra obra de temática bandolera de Lope, La Serrana de la Vera, haciendo que su salvaje protagonista, Leonarda, y su desesperado amante, Don Carlos, se aparezcan ante las dos hermanas bandoleras y compartan con ellas su mismo paisaje agreste.

Aprovechando esta operación, y buscando soluciones que funcionaran como contrafuerte del dibujo de los personajes, han acabado inoculando inflamados sonetos y fragmentos de otras piezas del autor, como las arengas antibélicas de El asalto de Mastrique para el gracioso Orgaz. El verso de Lope es vivo, tenso, rítmico, late dentro de los personajes y sólo hay que confiar en la arquitectura que él mismo nos marca, para hacer que la palabra fluya en boca del actor en toda su organicidad. Carme Portaceli y Marc Rosich.

 

Información

  • Lugar: Teatro Pavón (C/Embajadores 9, Madrid)
  • Duración: 1h 55 min
  • Fechas: 8 de Mayo al 8 de Junio de 2014
  • Venta de entradas: Web y taquillas del teatro