La grabación de la película se ha detenido hasta que el actor, actualmente hospitalizado, se recupere.