‘Sopa de gansos’ pone humor a la crisis con Enrique San Francisco y Joaquín Reyes


La crisis se lleva mejor cuando te ríes de ella. ¿Qué crisis? Pues cualquiera. La económica, la de pareja, la existencial…. Si hay carcajadas de por medio, la situación se supera mucho mejor. Así lo creen Dani Martínez y Florentino Fernández, los dos presentadores de ‘Sopa de Gansos’, que este miércoles 1 de abril, a partir de las 22:30 h, conseguirán eliminar todos los temores que provoca la dichosa palabrita gracias a los cómicos profesionales que se subirán al escenario.

Todos ellos pondrán en marcha sus mejores espectáculos para hacer disfrutar al público, esta vez sí, de la crisis. Para arrancar, el programa contará con un improvisado ministro de economía. Enrique San Francisco, todo un maestro de la ironía fina, debuta en ‘Sopa de Gansos’ para explicar las soluciones económicas que aprobaría su gabinete de Gobierno en caso de que el destino económico del país estuviera en sus manos.

También con un paquete de medidas debajo del brazo, pero en esta ocasión para salir de una crisis con tu pareja, se presenta Quequé, un profesional del monólogo más gamberro. En esta ocasión, el cómico llevará al público de viaje hasta Brasil para relatar cómo un conflicto con tu pareja puede enredarse aún más si se vive en las playas de Ipanema.

Quien necesita urgentemente un viaje, a Brasil o a La Mancha, es el bueno de Joaquín Reyes. El imitador chanante no atraviesa una buena etapa personal, está sumido en una crisis de identidad y necesita compartir con todos los espectadores de Cuatro lo que le sucede. Flo y Dani le cederán el escenario para que se explaye con total tranquilidad y exorcice sus demonios. Y para crisis, la de Santi Rodriguez: su vivienda se le ha quedado pequeña.

David Navarro, Reugenio y J.J. Vaquero aprovecharán la ocasión para dejarse ver por ‘Sopa de Gansos’ y hacer reír a todos los espectadores con sus ocurrencias.

Finalmente Sopa de Gansos’ contará esta semana con un pequeño invitado muy singular y de gran talento artístico. Se trata de Le Petit Bonhomme, una marioneta animada gracias a las manos de Jordi Beltrán que ejecutará un divertido y arriesgado número de equilibrismo y trapecismo.