Santi Millán: “Ana es la estabilidad y Teresa es la pasión”


Lo mismo se enfrenta en bicicleta a la prueba más dura del desierto, en “Imparables”, que se va a escalar una montaña de más de 4.000 metros con Jesús Calleja en “Desafío extremo”, que cambia de registro como actor y se vuelca en un papel dramático en “Frágiles“, la serie de la que Telecinco estrena la segunda temporada el próximo martes.

M. Arroyo, 19/07/2013

-¿Van a seguir siendo fieles en “Frágiles” a ese aire distinto que destilaba la primera temporada?
-La serie es muy continuista. La gente que estaba enganchada en la primera no se va a sentir decepcionada en la segunda. La serie sigue con los mismos valores pero aporta cosas nuevas, ese punto más luminoso, a lo que ayudan las incorporacionesa de César y Ginés, que aportan más a Pablo. En la primera temporada se olvidaba de sí mismo y de la vida, y el encuentro con Ginés le hace ver que la vida son también otras cosas y que hay que disfrutarlas como en la facultad. Ambos se aportan cosas buenas, pero las relaciones pesonales son complicadas, y en el triángulo amoroso entra Ginés y se complicará un poco la cosa.

-¿Cómo ve a sus dos amores, Ana (Sandra Ferrús) y Teresa (Elia Galera)?
-Ana es la estabilidad, el cariño, la experiencia, lo que conoce, y Teresa es la pasión, lo desconocido. El elegir es una decisión complicada que va a estar presente durante toda la segunda temporada y los acontecimientos no le van a ayudar.

-Usted coincidió con Ginés García Millán en “Periodistas”…
-Sí, y puedo decir que “Periodistas” es un punto de inflexión en la ficción, hay un antes y un después de esa serie. Cuando vi el primer capítulo dije “esto es nuevo en España. Ahora se hacen cosas de mucha calidad.

-¿Habrá tanto drama como en la primera temporada?
-Hay drama, pero lo interesante de “Frágiles” es desde donde se afronta, desde una visión muy positiva, porque son situaciones vitales complicadas a las que los personajes se enfrentan desde un punto de vista positivo, diciendo que van a superarlas.

-Supongo que a alguien como usted lo de improvisar en las grabaciones le habrá costado poco…
-Yo me encuentro cómodo improvisando, me lo paso bien y me gusta esta forma de trabajar.

-¿Con esta serie cree que se ha descubierto a otro Santi Millán?
-Muy probablemente sí, sobre todo para aquellos que no me hayan visto antes en algún papel más serio como éste.

-Alfredo Landa también terminó pasándose a papeles más dramáticos, ¿puede llegar a ser el nuevo Alfredo Landa?
-Bueno, yo soy un poco más alto. A mí la comedia me gusta y me lo paso bien haciéndola, pero también me gustan otro tipo de papeles y Pablo es un regalo porque te da la oportunidad de tocar muchos registros, sin dejar la comedia tocas emociones y sentimientos que te gusta contar.

-¿Es un demérito el que “Frágiles” se estrene en verano?
-No tengo esa sensación. Conozco el producto y lo hacemos como si fuera el mejor producto que se hace en TV, que por otra parte creo que es así, y por otro lado si Telecinco lo considerara un producto menor no lo hubiera renovado. La lección que aprencimos fue la del año pasado, una de sus bazas fue estrenarla en verano, que nos ayudó más que perjudicarnos y si estamos otra vez aquí es por eso.

-¿Se conforma con ese 1,6 millones de espectadores de media de la primera temporada?
-Lo mejor es hacer un producto que llegue a la gente, que lo descubra y que pueda seguirlo. Hacemos “Frágiles” con la aspiración de llegar al máximo público posible.

-¿La ficción española puede llegar a todo el mundo?
-Creo que el nivel de ficción en España es muy alto, aunque tenemos el hándicap que jugamos en la misma liga que la ficción americana. Es como si un equipo de tercera regional jugara en la misma Liga que Real Madrid y Barcelona. Competimos contra unos recursos que no se pueden comparar y aún así creo que se hacen cosas realmente espectaculares y muy dignas, y entre ellas está “Frágiles”. Todas las que se hacen tienen cosas que destacar, tanto las ficciones diarias como las semanaleas. Hay ficción muy variada para toda la gente y con gran calidad.

-¿Se hace mejor TV que cine en España?
-No, se hace muy buen cine, pero dentro de ambos se hacean cosas buenas y cosas que no están tan bien, pero la media es alta.

-Lo malo es que se hace poco cine…
-Se hace menos cine, pero también menos ficción y menos de todo, pero se ha hecho bastante y el nivel que tenemos en este país es muy alto, hay mucho talento.

-Mientras llegan más películas, ahora usted se va a escalar una montaña…
-Efectivamente, este sábado me voy con Calleja al monte Cervino, de más de 4.00 metros. Va a ser delicado pero estoy bien acompañado y espero que me lleve a un buen puerto de montaña.

-Usted se apunta a un bombardeo…
-La suerte que tengo es que me gusta todo y me siento cómodo en cualquier tipo de género. Voy a intentar hacer todo lo que buenamente pueda.

-¿Tiene ya algún proyecto en capilla?
-Lo que voy a hacer ahora es un producto que va a ser sorprendente. Habrá un poco de todo, de risa y llanto.

-Y sin olvidar el teatro…
-Efectivamente, el 13 de septiembre vuelvo en Barcelona con el “Santi Millán Live”. Estuvimos en marzo-abril y decidimos retomar ahora.

-Ahora que habla de Barcelona, y como catalán que es, ¿qué le parece la deriva soberanista?
-A mí me parece perfecto que cada uno quiera ser lo que quiera ser. Lo más interesante es que la deriva soberanista no va en contra de nadie y esa visión a veces no se tiene en el resto del Estado, es un reafirmar lo que la gente cree que es. No es no me siento español, sino me siento catalán, y contra eso…

-¿Cree entonces que se debería hacer la consulta?
-Sí se debería hacer una consulta, que la gente pueda decidir sobre su vida es algo tan básico.

-¿Cúal sería su voto?
-Cuando hagan la consulta y formulen la pregunta miraré a ver cuál es la respuesta.

Fuente