Salvador Calvo: “‘Los Nuestros’ va de menos a más, el segundo capítulo es acción pura”


Los Nuestros‘ triunfó en Telecinco con su estreno con un espectacular 20,7% de share y 3.951.000 espectadores. En Mi Zona TV hemos hablado con Salvador Calvo, el director de esta miniserie y muchas otras que ha emitido esta cadena, sobre esta nueva producción: nos cuenta cómo surgió, las dificultades del rodaje, curiosidades, y muchas otras cosas muy interesantes.

“‘Los Nuestros’ tiene un look casi de superproducción”

Eres todo un experto dirigiendo series, pero sobre todo, miniseries (Paquirri, La Duquesa, Alakrana, Mario Conde, Niños robados, Hermanos…) y ahora ‘Los Nuestros’, ¿qué tiene de especial esta producción que no tengan las otras?

Es una miniserie que se desarrolla prácticamente toda en África, en Mali, en la zona del Sahel. Al espectador le va a transportar a otro lugar al que no esta habituado en televisión. Desiertos, hamadas, dunas, palmerales y montañas sin apenas vegetación, un entorno muy atractivo para contar una historia de aventuras mezclada con drama.

Además hemos contado con la ayuda del Ejército. Eso hace que podamos contar con aviones, helicópteros, Vamtacs y todo el equipamiento militar que le da un look casi de superproducción.

“Los primeros militares que vieron ‘Los Nuestros’ terminaron emocionados”

‘Los Nuestros’ es una apuesta muy arriesgada, ¿cómo surgió esta aventura? ¿Cuál fue su proceso hasta que Mediaset dio su aprobación a una miniserie tan diferente al resto?

“Los nuestros” es una miniserie de una temática más arriesgada. Tiene aventura, acción, drama, y un género, el bélico que no es nada común en televisión, e incluso en el cine español. Los primeros que se atrevieron en apostar fuerte fueron Pepa Sánchez-Biezma y su equipo, desde Telecinco. Ellos están luchando por hacer cosas más y más arriesgadas en la televisión. Ya me sorprendió que nos dejaran hacer en su momento la miniserie “Hermanos”, una historia muy personal. Por eso me apetecía mucho pero era un reto muy grande.

Los propios militares nos advertían: “a ver si conseguís hacerlo como los americanos”. Yo bromeaba que lo haríamos mejor, pero en lo más profundo estaba asustado. De todos es sabido que no contamos con los medios y el dinero que poseen ellos, pero sí el talento, en este caso el de nuestro guionista Alejandro Hernández que se dedico a construir unos personajes muy sólidos sobre los que se sustenta perfectamente la trama.

Al final con mucho esfuerzo de todos: adiestramiento de los actores, documentación del equipo tanto de vestuario, como el de arte y dirección creo que se ha conseguido. Al menos pasamos el corte de los primeros militares que lo vieron y terminaron emocionados el visionado. Y yo feliz.

“El tema que se trata en ‘Los Nuestros’ es muy serio y no queríamos meter la pata”

En ‘Los Nuestros’ se abordan muchos temas delicados: secuestro de niños, una organización yihadista, el Ejército Español… ¿cómo se han tratado estos temas?

Lo primero que tuvimos que hacer es una profunda documentación sobre el tema. Se trata de algo muy serio y no queríamos meter la pata. Noticias, periódicos, reportajes, libros, etc. Al tiempo que eran temas delicados eran temas de plena actualidad e interés, eso nos llevó a enfrentarnos con más ganas al material. En la historia hay todo tipo reflexiones interesantes.

Ante un hipotético secuestro yihadista, se plantea como debe comportarse el Estado, pagando el rescate sin más, para así no arriesgar la vida de los secuestrados, pero fomentando que haya más secuestros, al contribuir con dinero a las arcas de estas organizaciones terroristas. Esta es la manera de proceder de la gran mayoría de países europeos. O bien negarse a cualquier tipo de colaboración con los terroristas, intentando siempre la vía del rescate por la intervención militar, poniendo en peligro la integridad del secuestrado. Esta postura la defienden países como Estados Unidos e Inglaterra. En nuestro proyecto de ficción, el Estado se decide por esta segunda opción.

Lo interesante del proyecto es cómo se plantea el conflicto de distinta manera según sea la persona afectada: desde el mandatario a los padres de las víctimas, la postura del Ejercito, las embajadas, la población local, etc. Alejandro Hernández, guionista que ganó el Goya al Mejor Guión el año pasado, da voz a estos personajes y nos deja ver las razones que les mueven a unos y otros a actuar.

“El coronel Juan Ginés García y Pérez, nuestro asesor, nos devolvió el primer guión casi con 80 páginas de notas”

Para esta miniserie se ha necesitado la colaboración del Ejército Español, los actores han tenido que formarse para entenderlos y conocer su trabajo, ¿tú también has tenido que prepararte a fondo, qué ha sido lo más complicado?

Yo me incorporé con los actores a las maniobras, donde libreta en mano y con la cámara de fotos iba tomando nota de todo. Así fue como me fui haciendo con un manual casi del Ejército. También me prestaron libros sobre el tema, sobre el Ejército en misiones internacionales, sobre tipos de armas ligeras, los GOE (Grupo de Operaciones Especiales), etc… pero lo que más me ayudó fueron las interminables charlas con el teniente coronel Juan Ginés García y Pérez, nuestro asesor. Él me explicaba pormenorizadamente cada detalle del guión. Cuando le dimos el primer guión para que lo leyera nos lo devolvió casi con 80 paginas de notas.

“Nos interesaba mucho definir a los soldados, hacerlos de carne y hueso”

A pesar de la tensión que seguro viviremos, también queda tiempo para el amor, pero… ¿lo veremos como algo central en la trama o será más secundario?

Es una trama secundaria. La principal por supuesto es la del secuestro y el consiguiente rescate, pero la miniserie está protagonizada por soldados y nos interesaba mucho definirlos, hacerlos de carne y hueso, acercarnos a lo que sentían: soledad, miedo, rabia, amor…

Una de las peculiaridades del Ejercito Español con respecto al resto de los ejércitos, con excepción del Noruego, es que el nuestro incorpora a mujeres en primera línea. Eso nos llevo a introducir a personajes como el Isabel Santana que interpreta Blanca Suárez y el de Desi, Marina Salas, y a plasmar la convivencia e integración de estas en equipos. La naturalidad con la que se produce y los problemas que a veces surgen.

“La serie va de menos a más”

Y sobre el desarrollo de esta miniserie, ¿cómo será? ¿De menos a más? ¿Nos sorprenderá el final?

La serie va de menos a más. El segundo capítulo es acción pura y los personajes van creciendo y en el tercer capítulo el clímax es brutal. No puedes dejar de verla. Muy emocionante, de verdad.

Un reparto de lujo para esta nueva apuesta de Mediaset, ¿cómo ha sido el rodaje? ¿Te lo han puesto fácil los actores y el equipo?

El rodaje ha sido duro porque la gran mayoría de las localizaciones se han rodado en Fuerteventura, la isla canaria más cercana al continente africano y la que quizás tenga la climatología más dura. Como todo desierto su clima es de grandes contrastes, a primera hora pasábamos frío y había que ir con forros polares, pese a estar rodando en junio, ropas de abrigo que a mediodía no podías aguantar y que tenían que ser sustituidos por cremas protectoras solares y camisetas de tirantes, para de nuevo al atardecer, en cuanto se pusiera el sol, volver a forrarte con jerseys y cazadoras.

Todo esto con un constante viento que arrastraba nubes y que hacía desquiciar a nuestro pobre director de fotografía. Un plano lo rodábamos con el cielo encapotado y cuando íbamos a hacer el contraplano, diez minutos después, el cielo estaba despejado. En cualquier caso, como yo siempre digo, la dureza del rodaje y el sufrimiento se olvida cuando, pasado el tiempo, uno ve los resultados y el esfuerzo ha merecido la pena.

En cuanto al equipo técnico es el mío habitual, ya nos conocemos de hace muchos proyectos y somos como una pequeña familia. En cuanto al equipo artístico ha sido un lujazo trabajar con gente como Blanca, Hugo, Laia Marull, Tristán Ulloa, Marina Salas y Mónica López, con los que no había coincidido, y repetir con casi clásicos de mi filmografía como Daniel Grao, Pedro Casablanc, Antonio Velázquez y Álvaro Cervantes, auténticos cracks.

¿Recuerdas algunas anécdotas curiosas del rodaje? Esos secretos que no se ven en TV pero que nos gusta conocer.

Uno siempre, desde pequeño que veía una y otra vez “Lawrence de Arabia” o “El cielo protector” ha deseado rodar en un desierto con dunas. Cuando leí el guión, sonreí y me dije: “¡por fin! ¡Qué alegría!”. Creo recordar que jamás he tenido un rodaje más duro que cuando rodamos las escenas de conversación entre Hugo, Blanca y los niños en el desierto de dunas, en Corralejo, al norte de la isla. Apenas se podían abrir los ojos porque la arena de las dunas movida por un continuo viento lo hacía imposible. Producción tuvo que conseguir una especie de gafas de soldar de plástico para que pudiéramos trabajar todo el equipo. Aún así los actores tenían que lógicamente durante el rodaje quitarse las gafas. Imposible, no eran capaces de abrir los ojos. Tuvimos que rodar sus planos aisladamente y rodearles de palios y telas para evitar el paso de la molesta arenilla. Tras el rodaje, teníamos que hacer profundas limpiezas de ojos con suero en los que sacábamos kilos de arena.

El cuarto día de rodaje en estas condiciones el viento amainó, todo el equipo feliz, pero la felicidad nos duró poco puesto que rodar en dunas sin viento traía una clara consecuencia, cualquier toma que hiciéramos quedaba con las huellas, si queríamos repetir había que borrarlas manualmente, el viento ya no nos ayudaba. Así que creamos un equipo de borradores de huellas con ramas y escobas. El resultado pese al esfuerzo no era demasiado bueno así que no me quedó más remedio que ensayar mucho con actores fuera del set de rodaje para luego procurar solo hacer una toma y así no estropear el paisaje de dunas vírgenes. Un verdadero infierno (risas).

¿Por qué hay que ver ‘Los Nuestros’? ¿Qué es lo más especial que tiene esta serie para que no podamos perdernosla cuando se emita en Telecinco?

Creo que es algo nuevo en la ficción y sobretodo entretenida y muy emocionante.