Ruth Lorenzo brilló en voz, aunque no en votos, en una noche liderada por la austriaca


La noche para Ruth comenzaba bastante bien con ese noveno, octavo y hasta séptimo puesto en los últimos minutos antes del festival en las casas de apuestas. Como no podía ser menos, la murciana deslumbró en una actuación en la que su puesta en escena fue algo más pobre que su increíble y buenísima voz.

 

Sobre las 22.25 horas la representante de España ponía la voz a una noche que terminó regular en votos, ya que Ruth tenía como objetivo “llevarse el oro a su país” y el comentarista de la noche, Jose María Íñigo también tenía claro que “Ruth Lorenzo estará en el tercer puesto”, pero finalmente, quedó en una décima posición. Aunque empatada con la anfitriona, Dinamarca, fueron los anfitriones quienes se quedaron con el noveno puesto al haber recibido más veces los “12 puntos” por parte de otros países.

Lorenzo había recibido días antes de la final el apoyo de la vencedora, Conchita Wurst, quien dijo textualmente que su favorita era Ruth Lorenzo, y, es más, pidió el voto para nuestro país. Pero, pese a que teníamos todo a nuestro favor (actuación en la segunda mitad, apoyo de la favorita, buena canción, buena voz…) fueron nueve los países los que consiguieron estar delante de nosotros.

 

Conchita, la ganadora, más que emocionada, se fundió en un cariñoso y sincero abrazo con Ruth Lorenzo al conocer que la austriaca había ganado el festival. Un festival, por cierto, cargado de anécdotas, como que Ucrania diese cuatro puntos a Rusia, que la representante de Polonia se pareciera a la periodista Berta Collado, o que nuestra Ruth tuviera cierta semejanza a Llum Barrera.

Fuere como fuere, la suerte una vez más, estuvo solo un poco de nuestro lado, ya que ni nos deja en buena posición, ni en mala, en una final que nos hace acordarnos a la de 2010, con Pastora Soler, quien tuvo igual éxito que Ruth, un décimo puesto.

Comenta y reacciona más abajo, ¡queremos saber qué te ha parecido!