Recordando la primera temporada – “El mentiroso” con Carlos Santos


En el quinto capítulo de la primera temporada Pablo y Pilar dan los primeros pasos en su recién estrenada convivencia. Pilar pone todo de su parte, pero nadie dijo que fuese fácil. A pesar del cariño que se tienen, van a empezar a hacerse mucho daño. Lola se recupera del accidente de coche con Nacho, mientras Dolores no es capaz de quitárselo de la cabeza. Luchando contra sus principios y su amor y respeto hacia su hija, toma una firme determinación: la relación entre Lola y Nacho debe acabar.

Teresa se enfrenta a su doloroso pasado cuando decide reincorporarse al trabajo pese a las advertencias de Pablo, y Alejandro, un jugador profesional con una extraña dolencia que aparece y desaparece, visita la consulta. Un complicado caso que desafía el talento del fisioterapeuta.

Hace 16 meses… Pablo y Ana estaban intentando tener un hijo, pero una llamada del ginecólogo de Ana le desvela a Pablo que ella estaba tomando medidas anticonceptivas sin decírselo.

Teresa vuelve al trabajo y Ricardo le convence para que interceda por él ante unos clientes.

Pablo pilla a Pilar con un chico en su consulta. El fisioterapeuta echa al chico y pide que busquen privacidad.

El trato de Pilar y Pablo: Solo pueden comportarse como unos adolescentes una vez al mes. Con este ‘pacto’, Pablo consigue que Pilar no se vaya de su casa.

Dolores pide a su hija que no vuelva a ver a Nacho. Lola demuestra su enfado dejando plantada a su madre: “Estás preocupada porque me gusta Nacho y yo le gusto a él (…) Eres mi madre y dices que me quieres pero yo lo que quiero es ver a Nacho y ahora me gustaría estar con él”.

Lola da un paso más con Nacho, y varios atrás.Él se disculpa por el accidente y pareció haber surtido efecto porque Lola le besó en una mejilla. Pero no era un paso más… Era una despedida.

Lola descubre que su madre le ha mentido. Tras acudir al banco, descubre que su padre sigue vivo.

Lola sufre un ataque de nervios en el banco cuando un agente de seguridad le toca. Desesperada, acude a casa de Pablo.

Leonor se culpa por la infidelidad de su marido, Pablo no le dice nada pero ella lo averigua y el fisioterapeuta no puede sino confirmarlo.

Pronto, Alejandro descubrirá que algo no funciona. Su amante representa su válvula de escape, una mujer a la que solo ve en la habitación de un hotel.

Pablo descubre que Alejandro no tiene una amante… Descubre que hablaba con un móvil sin batería y cae en la cuenta de lo que le pasa realmente.

Pablo descubre que la amante de Alejandro no es más que una mujer imaginaria. Sufre neurosífilis, algo que le hace tener alucinaciones.

Alejandro no da crédito a las palabras de Pablo, menos a las de su mujer. Pero el fisioterapeuta sabe cómo hacerle entrar en razón. Lanza unas llaves a la mujer y, como por arte de magia, desaparece para Alejandro.

Teresa se siente feliz y decide dar un paso más con Pablo. “Eres la persona más importante de mi vida”, decía, y le besaba pero…. Él le dice que está casado.

Pablo reflexiona sobre sus necesidades, necesita a sus pacientes tanto como ellos a él, pero reconoce que necesita algo más…

Todos necesitamos algo, la pregunta es ¿Qué necesitamos? Algunas personas justo lo que saben que no deben, otras sólo necesitan que alguien les abra los ojos. Otras necesita que les recuerden quiénes eran para no cometer los mismos errores y yo, ¿qué necesito yo? A mis pacientes, tanto como ellos a mí. Necesito curarlos, protegerlos… Pero también necesito otra cosa. Necesito volver a confiar porque cuando pierdes la confianza en quien más quieres, ¿qué te queda?

Recuerda que puedes ver el capítulo completo en Mitele

Comenta y reacciona más abajo, ¡queremos saber qué te ha parecido!