Primeras imágenes de la miniserie ‘Lo que escondían sus ojos’ con Blanca Suárez y Rubén Cortada


Sonsoles de Icaza, una mujer avanzada a su tiempo que lo tenía todo -belleza, riqueza y posición social- y Ramón Serrano Suñer, cuñado de Franco, ministro de Asuntos Exteriores y uno de los hombre fuertes del Régimen, se enamoraron y vivieron un romance clandestino en la España de la posguerra, una época en la que la Guerra Civil española había devastado el país y en la que nazis y aliados buscaban el apoyo de la nación en los albores de la II Guerra Mundial. Blanca Suárez y Rubén Cortada darán vida a ambos amantes en  ‘Lo que escondían sus ojos’, nueva miniserie de Telecinco que recrea esta apasionada historia de amor que se convirtió en un escándalo en los círculos sociales más exclusivos de la sociedad del momento y que no llegó a trascender a la opinión pública.

Helena Medina (‘Niños robados’, ‘Mario Conde: los días de gloria’) elaborará el guion de la adaptación televisiva de la novela histórica homónima escrita por Nieves Herrero y que Telecinco producirá en colaboración con MOD Producciones (‘Regresión’, ‘Niños robados’, ‘Crematorio’)

En este drama romántico de cuatro entregas, ambientado en la España de los 40, Blanca Suárez(‘Los nuestros’, ‘La Bella y la Bestia’) se pondrá en la piel de la bella marquesa de Llanzol, una mujer carismática, seductora, intelectual y moderna. Musa del diseñador Balenciaga y madre de tres hijos, se ve inmersa en una relación extraconyugal con Suñer, de la que nació una niña, Carmen. Rubén Cortada (‘El Príncipe’, ‘Olmos y Robles’), por su parte, será Serrano Suñer, el cuñadísimo de Franco, un hombre apuesto, culto y germanófilo y ministro de un régimen que dictaba normas para preservar la moralidad.

Un amor clandestino que escandalizó a los círculos aristocráticos en la España de la posguerra

Hace más de un año que ha terminado la guerra y aristócratas y nuevos jerarcas del Régimen ansían distraerse y lucir sus mejores galas, ajenos a las penurias del resto de los españoles. Una mujer destaca por encima de todas: alta, rubia y con un vestido de su modisto y amigo Balenciaga, su belleza no tiene rival; es Sonsoles de Icaza y León, esposa de Francisco de Paula Díez de Rivera y Casares, marqués de Llanzol. De pronto, su mirada se cruza con la del hombre del momento, el flamante nuevo ministro de Asuntos Exteriores, Ramón Serrano Suñer, cuñado de Franco. Fruto de esta relación nació una niña, Carmen Díez de Rivera, figura de enorme trascendencia 30 años después durante la Transición. Aunque su padre nunca la reconoció legalmente, el escándalo fue tal que le costó su carrera política cuando Franco le apartó del Gobierno para siempre.