Pascual, el “príncipe” de Corina, emprenderá su búsqueda de pareja en “Mujeres y Hombres y Viceversa”


Fue el “príncipe azul” del cuento de hadas de Corina, pero el amor entre ambos fue efímero. A pesar de su imagen de “chico duro”, Pascual Fernández es un joven tierno y cariñoso que debutará como tronista el próximo viernes 15 de noviembre en “Mujeres y Hombres y Viceversa”. Romántico empedernido, el policía de La Línea de la Concepción emprenderá la búsqueda de pareja en el dating-show presentado por Emma García.

Con los nerds descubrió que todas las personas son muy importantes al margen de su apariencia, experiencia que le será sumamente útil a la hora de valorar las iniciativas y los sentimientos de sus primeras candidatas, con las que a partir del viernes empezará a mantener diversas citas para conocerlas mejor.

Conquistar a un “príncipe” no será tarea fácil para las aspirantes que sueñan con ocupar el corazón del apuesto gaditano, ya que tras su participación en “Un príncipe para Corina” Pascual es consciente de que el romanticismo, la originalidad y la empatía son claves para convertirse en la persona elegida.

“Encontrar a mi chica”, principal aspiración de Pascual en “Mujeres y Hombres y Viceversa”

Tras aceptar el “trono”, el ganador del reality-dating de Cuatro pretende darse una segunda oportunidad en el amor en “Mujeres y Hombres y Viceversa”. Decidido a formar una familia, Pascual acude al programa con la intención de “enamorarse y encontrar a su chica”.

“Romántico, divertido y con carácter”. Así se define el gaditano, un hombre que llora cuando se enamora. “Cuando me tocan el corazón lloro como una magdalena. Vivo en una montaña rusa emocional y lo que más me inquieta es que tengo 30 años y que aún no soy padre. Me encantan los niños y veo que ‘se me pasa el arroz’”, según indica.

Respecto a su prototipo de pareja ideal, se decanta por una mujer “sencilla, cariñosa, tierna, atenta y que tenga chispa”. Indica además que “a la mujer con la que comparta mi vida le tienen que gustar los animales, porque mi perro vive conmigo”.

El amor es clave para Pascual: “Lo es todo. Es lo que me empuja a moverme y lo más importante que hay en la vida”. Días antes de su debut como tronista en el dating-show de Telecinco se siente “nervioso”, ya que llega al programa con “la idea de encontrar el amor”.

Pasional y romántico al mismo tiempo, Pascual espera de sus pretendientas “que vengan con ganas, porque yo les guste de verdad. Realmente me conformo con que vengan de corazón”.

El joven linense también se ha referido a su participación en “Un príncipe para Corina”: “Durante el programa me mostré tal como soy. Lloré cuando tuve que llorar, me esforcé y me enfadé cuando creí tener motivos”.