Pablo Iglesias y Pedro García Aguado se sientan este domingo con Risto Mejide en ‘Viajando con Chester’


El hombre más buscado del momento ya tiene su billete para embarcar en “Viajando con Chester”. Pablo Iglesias, el líder de la formación política Podemos, se sentará este domingo 28 de septiembre, a las 21:30 h, frente a Risto Mejide dispuesto a contar todo lo que hasta ahora no había explicado y listo para aclarar, debatir, exponer y confrontar algunas de las ideas y opiniones que le han convertido en tiempo récord en uno de los representantes políticos más notorios del panorama español.

Además, esta segunda entrega de la nueva temporada de “Viajando con Chester” también contará con la participación de Pedro García Aguado, primer presentador de Mediaset España que se sube a bordo de Chester para ofrecer una de las conversaciones más emotivas vividas en el programa.

Una reunión en la cumbre… bajo el cielo encapotado de Madrid

En una azotea de Madrid, con un cielo nublado y gris, como en una canción de Joaquín Sabina, se citarán Pablo Iglesias y Risto Mejide. No es un duelo al estilo del Viejo Oeste. Muy al contrario. Es un encuentro buscado desde hace tiempo por el presentador del programa para conocer al hombre que se esconde detrás de la leyenda de Podemos. La pérdida de la privacidad, o como Pablo expone, “imagina que tú y yo vamos a tomar una cerveza a un bar después. Pues esto ya no se puede hacer como antes. Y eso no es agradable”, será una de las reflexiones que aborde Pablo Iglesias en su conversación con Risto Mejide.

Una charla en la que el mediático publicista no pasará por alto la particular imagen que Pablo Iglesias transmite en sus intervenciones televisivas: “No es necesario estar cabreado para hacer política, pero en televisión me llevo unos palos tremendos. Es como muchas mujeres que entran en un bar y tienen a ocho babosos rodeándolas permanentemente. ¿Qué pasa, qué eres borde? No, es que me tengo que defender”.

Risto, Pablo y Chester abordarán un viaje que transitará por variados temas, algunos más conocidos y otros menos habituales. Por ejemplo, la cuestión bancaria, sobre la que Pablo Iglesias afirmará contundentemente: “Resulta que los banqueros en este país, si gobierna el PP o gobierna el PSOE están encantados, pero como a la gente se le ocurra votar a Podemos, están preocupadísimos. Y los propietarios de los bancos deberían entender que por delante de su derecho a enriquecerse están los derechos de los ciudadanos. En este país el comportamiento del sistema financiero ha servido para que a mucha gente la echen de sus casas”.

Además, Pablo Iglesias contestará al “guante” lanzado por el líder socialista Pedro Sánchez, quien les definió como “populistas”. “A mí me parece bien que Pedro llame a ‘Sálvame’ o que se vistan de otra forma… pero no basta. Nosotros tenemos una cosa que muchos critican, eso de que somos ciudadanos metidos en política o que no tenemos experiencia. Pues esa es la prueba de que somos de verdad”.

No faltarán preguntas más comprometidas, como su famosa fotografía en la que se le ve conduciendo y hablando por el móvil: “Estoy lejísimos de ser un santo y si efectivamente me tienen que quitar los puntos, bien quitados están”. También se referirá a su relación con la diputada Tania Sánchez (IU): “Es una de las personas de las que yo más he aprendido y a la que más admiro. Cuando uno está enamorado no está enamorado para convencer a su pareja de que piense igual que él”.

Pedro García Aguado: “Dejé de sentir por culpa de las drogas”

El segundo invitado de “Viajando con Chester” es, sin embargo, una persona acostumbrada a los medios y a la presión de los focos. No en vano, fue esa presión y esa fama mal llevada la que condujo al deportista Pedro García Aguado a una espiral de autodestrucción de la que consiguió salir y cuya terrible experiencia le sirvió de base para reorientarse hacia la formación y el coaching de la mano de “Hermano Mayor”, uno de los programas más exitosos de Cuatro.

El presentador de Mediaset España se sienta junto a Risto Mejide para hablar de aquellos difíciles años y explicar, a corazón abierto, una de las etapas más complicadas de toda su vida: “Con 22 años ya pedí ayuda, porque cuando salía de fiesta, no sabía volver a casa, porque cuando me emborrachaba, no soportaba esa sensación y me drogaba con cocaína (…) No sé qué me pasa últimamente que estoy volviendo a sentir. La droga me hizo tanto daño que 11 años después de no tomar nada, es ahora cuando empiezo a despertar”.

También abordará su actual etapa como terapeuta y mentor para jóvenes que se encuentran en situaciones de alta conflictividad y riesgo social. “Todos tenemos una conciencia moral y unos valores. Yo los uso, al igual que mi experiencia, y una cierta sensibilidad para entender de donde vienen esos conflictos”.

Comenta y reacciona más abajo, ¡queremos saber qué te ha parecido!