Luis Oliveros: “El mayor regalo que he tenido en ‘El jugador de ajedrez’ son los actores”


El Festival de Málaga. Cine en español ha acogido en su 20ª edición el estreno de ‘El jugador de ajedrez’, basada en la novela de Julio Castedo. La película, que compitió en la sección oficial del certamen y que llega a los cines el próximo 5 de mayo, nos traslada a la Segunda Guerra Mundial con una historia que nunca antes se había contado: la de un campeón de ajedrez. Su director, Luis Oliveros, habló con Mi Zona TV para contarnos todos los detalles del largometraje.

‘El jugador de ajedrez’ está protagonizada por Marc Clotet y Melina Matthews, que interpretan a un campeón de ajedrez y a una periodista francesa que se ven obligados a exiliarse en Francia debido al estallido de la Guerra Civil española. Alejo Sauras, Andrés Gertrudix y actores internacionales como Maarten Dannenberg completan el reparto que, según su director, ha sido el mayor regalo de la película.

Luis Oliveros reconoce que dirigir la ‘El jugador de ajedrez’ ha sido un reto, sobre todo al tratarse de una película histórica y haber rodado fuera de España. “El reto era hacer una historia ambientada en la Segunda Guerra Mundial que fuera creíble para el gran público”, explica.

Sinopsis

Diego Padilla (Marc Clotet) se convierte en campeón de ajedrez en 1934, pero tras el estallido de la Guerra Civil se ve obligado a exiliarse en Francia junto a Marianne Latour (Melina Matthews) y la hija de ambos. Ella es una periodista francesa de quien se enamora perdidamente, por eso cuando le pide que huya acepta. Pero tiempo después de llegar a su destino Padilla es acusado de ser un espía y acaba en una prisión de la SS, donde intentará sobrevivir ayudándose de la afición por el ajedrez del oficial al mando, el coronel Maier.

En esta odisea Padilla conocerá el horror de perder lo más importante, la epifanía del amor en tiempos desesperados y la miseria moral que arruinaron los sueños de un hombre bueno, de una persona para la cual el ajedrez fue su vida, pero su vida no fue sólo el ajedrez.