‘Los señores del cartón’ y el boom turístico, mañana ‘En el punto de mira’


Son dos negocios florecientes, capaces de dar trabajo a miles de personas y de generar toda una potente industria a su alrededor que mueve millones. Pero como sucede siempre que hay dinero, existe una cara manejada por mafias e intereses ocultos a los que rara vez se presta atención.

Mañana, martes 20, a partir de las 22.30h, los reporteros de ‘En el punto de mira`’ ponen el foco en la industria del reciclaje y los llamados ‘señores del cartón’ y en la sobreexplotación de algunos recursos causada por el auge del turismo en España.

China, destino final del cartón robado de las calles

Las cajas de cartón que se acumulan en los contenedores de nuestras calles se han convertido en objeto del deseo. La crisis ha disminuido los embalajes vendidos y por tanto cada vez hay menos cajas desechadas, un descenso que contrasta con el incremento de demanda de esta materia por parte de China y que ha llevado a cotizar la tonelada de cartón a casi 180€. Estos precios han generado el fenómeno de los denominados ‘señores del cartón’, hombres y mujeres que se ganan la vida y que sirven de peones para hacer un negocio millonario.

Sólo en Madrid, se calcula que diariamente sale a la calle un ejército de 200 camiones ‘cazando’ todo el cartón que encuentran a su paso y asaltando contenedores de reciclaje. Precisamente por su acción Madrid sufre pérdidas que oscilan entre los tres y los seis millones de euros, mientras que en Barcelona ascienden a más de ocho millones.

¿Quiénes son los ladrones de cartón? ¿Por qué actúan con tanta impunidad? ¿Quién les compra el cartón robado? Y… lo más importante ¿Están algunas empresas del cartón denunciando robos mientras compran cartón robado?

Más turismo… ¿más conflictos?

España es un lugar deseado no solo para vivir sino también para conocer. En 2016 se ha alzado como el cuarto destino turístico mundial, con 74 millones de visitantes y en consecuencia, el turismo se ha consolidado como motor económico: representa el 11% de nuestro PIB, deja 50.000 millones de euros al año y representa uno de cada cuatro puestos de trabajo. Pero existen varios conflictos a los que las administraciones tienen que hacer frente.

Ibiza, la llamada ‘isla del tesoro’ turístico, es el único territorio cuyo ayuntamiento no tiene deuda pública. Pero a cambio la especulación inmobiliaria saca el máximo partido a los alquileres de pisos turísticos, dejando a trabajadores de la isla sin sitio para vivir. ¿La consecuencia? Personal que llegan para cubrir los puestos de temporada que termina durmiendo en balcones, compartiendo con indigentes edificios abandonados o incluso en albergues municipales. Además, funcionarios con plaza fija –como sanitarios y policías- no pueden acudir a la isla para reforzar sus servicios en verano por falta de lugar donde hospedarse.

Barcelona es la ciudad más visitada de España, con 8 millones de turistas al año. Y sus calles se han convertido en un polvorín. Además de los ya clásicos carteristas, los excesos, el turismo de borrachera y los pisos turísticos ilegales tienen a los vecinos de la ciudad en pie de guerra. El turismo está comenzando a generar problemas que requieren soluciones rápidas. El 70% de viajeros que nos visitan vienen a la España seca, la zona del país donde menos llueve. Mallorca se encuentra en alerta por sequía, y durante el mes de julio ha batido récords, con dos millones de turistas que consumen agua. Además, en la zona más árida del país, en el sureste (Almería, Murcia y Alicante) se han erigido en los últimos años mecas turísticas con lleno absoluto prácticamente los 12 meses del año y grandes cultivos de regadío que abastecen de frutas y hortalizas a España y Europa.