Los protagonistas de Madrid Ink se enfrentan a los encargos más emotivos y personales

Leo Millares, el ‘jefe’ de ‘Madrid Ink’, lo ha repetido hasta la saciedad. Un tatuaje está vació si detrás no esconde una historia o un significado único y personal para la persona que lo luce en su piel. Todos los martes, el programa de Discovery MAX se adentra en el lado más profundo y emotivo de este arte tan urbano y, en ocasiones, tan desconocido.

El capítulo que se emite este martes 11 de junio a las 22:30h mezclará una vez más los sentimientos y la tinta. Si, además, el programa cuenta con un invitado tan excepcional como Pepe Reina, está claro que las emociones están garantizadas.

En esta cuarta entrega de ‘Madrid Ink’, Javi nos enseñará su faceta realista con un impresionante tatuaje de la cara de un husky, fiel compañero de un cliente durante muchos años que no quiere dejar que su recuerdo desaparezca en su memoria. Rebeka, por su parte, defenderá un encargo muy personal: su cliente desea tener en su piel el antiguo reloj de su abuelo, una persona que le marcó de por vida.

Lolyta tendrá que hacer frente a príncipes encantados (¿será una rana?) y Jaggo dará la campanada en el programa, poniendo en peligro la continuidad de Latinta. Leo, por su parte, visitará en su casa de Liverpool a su amigo Pepe Reina, que quiere tatuarse la fecha de nacimiento de su cuarto hijo.