Los conquistadores descubren la identidad del padre de su amada, en “Un príncipe para Corina”


Cuatro continúa la búsqueda del príncipe azul para Corina Randazzo. En la cuarta entrega del programa, que la cadena emitirá el lunes 3 de junio (22:30h), la protagonista de “Un príncipe para Corina” continuará conociendo a sus pretendientes con un importante cambio: además de sus fieles consejeros, le acompañará su padre, aunque oculto bajo una falsa identidad, la de un curioso psicoanalista.

Gabriel, el padre de Corina, ha ido a visitar por sorpresa a su hija con el fin de poner orden en palacio y supervisar el tipo de hombres que luchan por conquistar el amor de su pequeña. Sin embargo, se hará pasar por un psicoanalista ante el que los jóvenes aspirantes se puedan desahogar. Uno a uno los ingenuos conquistadores irán abriéndole su corazón y, en ocasiones, contándole algunos de sus secretos más inconfesables.

Pero la verdad no tarda en salir a la luz. Poco después de la llegada de Gabriel, Corina invita a todos sus conquistadores a desayunar a palacio y les descubre lo que ninguno sospechaba: que el psicoanalista ante el que se han sincerado no era otro que su padre, su posible suegro. Rostros de sorpresa, de decepción e incluso de pavor. Unos y otros reaccionarán de diferente manera, pero todos sentirán que en algún momento han podido meter la pata y que su error puede jugarle una mala pasada en el futuro.

Como desenlace de la supuesta terapia psicológica, el padre de Corina decidirá poner a los chicos ciertos “deberes”. Será su forma de comprobar si alguno de ellos tiene lo que hace falta para convertirse en el príncipe ideal para su hija. Desde escribir un monólogo, hasta limpiar los baños, recoger una plantación de plátanos… Gabriel está convencido de que algunas de estas pruebas le darán suficientes pistas como para saber de qué manera se desenvuelven los conquistadores en las distintas tareas.

La conquista continúa

Sin embargo, la conquista continúa y algunos de los aspirantes al corazón de la princesa le invitarán a hacer un tour por la isla para divertirse, conocerse más profundamente y poder hacerle ver que ellos se merecen continuar y luchar por ella igual o más que el resto. Un parque de atracciones, unas piscinas naturales… Cualquier sitio es idóneo para estar con Corina. Ella, por su parte, disfrutará de algunas de estas citas románticas, aunque otras no lo serán tanto.

La deseada inmunidad llega para un concursante

Además, a través de un juego que Corina propondrá a los chicos, uno de los conquistadores ganará la inmunidad hasta el final del cuento. A partir de ahora nadie podrá eliminarle. Ni siquiera Gabriel, que al terminar el programa tendrá que decidir qué cuatro conquistadores no continuarán en su lucha por el amor de la princesa. En la decisión, podrán pesar algunas de las confesiones que los conquistadores le hicieron en el diván.