Lo mejor de ‘First Dates’: Las almas gemelas y dos otakus unidos por la suegra desesperada


El programa, en vídeos

Jacobo, tras su cita con Fátima: “Hoy he empezado a creer en las almas gemelas”

¡Han comenzado a planear un viaje!

Una vez más, el amor ha triufado en ‘First Dates’. La chisca entre Jacobo y Fátima saltó desde el primer momento y durante toda la cita no pararon de descubrir sus múltiples puntos en común. “Su físico no me llamo la atención demasiado, pero me he encontrado con la persona a la que he esperado toda mi vida”, aseguraba Fátima. Jacobo también lo tenía claro: “Podríamos pasar 30 años juntos y no pararíamos de hacer cosas”.

David y Carmen, dos desconocidos con muchos amigos en común

¿Por qué no se conocían?

David y Carmen han descubierto que no se conocían de milagro. Los dos comparten amigos, han ido a los mismos sitios y ahora se han visto en ‘First dates’. A pesar de tener puntos en común tan fuertes, Carmen sólo quiere ampliar su lista de amistades con acento andaluz y le ha dado calabazas sin pensárselo ni un minuto.

Christian rechaza a Laura: “Me ha gustado y es guapísima, pero demasiado delgada”

Laura cree que no ha tenido narices a decírselo

Aunque ambos son dos apasionados de los animales, condición indispensable para ambos a la hora de tener pareja, Christian no quiere tener una nueva cita con Laura. Aunque asegura que la chica “es súper guapa y le ha llamado la atención nada más verla”, cree que le faltan unos kilitos para ser perfecta.

Abraham y María, dos ‘otakus’ unidos por la suegra desesperada

La madre de Abraham también ha ido a la cida

Carmen, la madre de Abraham, ha llevado a su hijo al programa para hacerle salir de su habitación. Apasionado del manga, los videojuegos y la moda ‘otaku’, este joven de 20 años nunca ha tenido pareja. María, su cita de este jueves en ‘First dates’, comparte sus gustos, algo realmente dificil de encontrar. A pesar de su diferencia de edad (9 años), estos dos ‘otakus’ han decidido darse una nueva oportunidad en tierras gallegas.

Laura, una charcutera amante de los cerdos

“La cerda es mi complemento y mi pareja tiene que quererla”

Aunque puede parecer incompatible, Laura trabaja como charcutera pero tiene como mascota a una pequeña cerdita a la que adora y a la que no dejaría por ningún hombre: “Ella es mi complemento y mi pareja tiene que quererla”, ha dejado claro antes de conocer a su cita.

null

Lo mejor de Lo mejor de Lo mejor de Lo mejor de

Haz clic aquí para ver más fotos

Fuente