La versión final de ‘Amanecer’, la canción de Edurne para Eurovisión será más dramática y menos pop


El equipo de Edurne trabaja en una nueva versión de la canción ‘Amancer’, la canción que Edurne representará en el Festival de Eurovisión 2015. La canción conservará la producción y los arreglos musicales de la versión original, pero será de nuevo remasterizado para ser más dramático y menos pop, según informa Eurovisión Spain.

La nueva versión de la canción no será obra de los artifices de ‘Amanecer’, Thomas G, Peter Boström y Tony Sánchez-Ohlsson sino que la versión final de Eurovisión será producido por Pepe Herrero, responsable de los arreglos del tema y director de la versión sinfónica de la canción.

Un tema muy internacional

‘Amanecer’ es una canción escrita y producida por Thomas G:son, Tony Sánchez-Ohlsson y Peter Böstrom que habla del sufrimiento provocado por un amor perdido, por una historia que no encontró el fin que merecía. Tiene pasajes oscuros porque así es como se siente quien pierde el amor, pero toda la canción es una búsqueda para recuperarlo, para sanar las heridas… para volver a ver el Amanecer. Se juega así con la eterna dualidad del sufrimiento -la oscuridad- y la búsqueda de la felicidad -un viaje hacia la luz-.

La producción de ‘Amanecer’ tiene dimensión épica, pone todos los recursos electrónicos –los arreglos y programaciones- de uno de los equipos de productores suecos y españoles más experimentados de la escena europea; y los recursos orgánicos con la Orquesta Sinfónica de RTVE, añadiendo la sensibilidad instrumental en una grabación dirigida por el maestro Pepe Herrero.

La grabación de ‘Amanecer’ se ha realizado en varias ciudades. En Estocolmo las bases y programaciones; la voz de Edurne en Barcelona; y la sección de cuerda sinfónica en el Teatro Monumental de Madrid con la Orquesta de RTVE. Todas las sesiones se mezclaron en Suecia, y el master final lo realizó Björn Engelmann en los estudios Cutting Room de Estocolmo.

El resultado: una canción en la que la perfecta voz de Edurne brilla como nunca, capaz de acariciar cuando transita por los pasajes más delicados del tema y que explota en esa llamada desesperada que abre cada estribillo de la canción.