La teleserie ‘La Casa de Mi Padre’, a partir de este sábado en ETB2


La teleserie ‘La Casa de Mi Padre’ producida por Pausoka y ETB comienza a emitirse este sábado (9 de julio) en ETB2 a las 22:15 horas. Se trata de una producción que nos sitúa en la sociedad vasca de los años 50, ambientada en un pueblo costero de Euskadi, y que trata de reflejar los intentos de un grupo de gente por sobrevivir y mantenerse unidos en unos años que fueron especialmente duros para la mayoría. Si bien la serie no es un repaso a la historia de lo sucedido en aquellos años, sí que trata de reflejar en muchos aspectos sucesos reales que ocurrían en aquella época.

La serie está dirigida por Jabi Elortegi, que ha dirigido, entre otros, ‘Go!azen’, ‘Goenkale’ y también la película Zorion perfektua. El elenco de actores, por otra parte, está formado por Loreto Mauleón, Nagore Aranburu, Josean Bengoetxea, Felix Arkarazo, Kandido Uranga, Ander Azurmendi, Anartz Zuazua e Iñaki Beraetxe entre otros.

Además, forman parte del equipo el director de fotografía Gaizka Bourgeaud y el maquillaje de los actores corre a cargo de Karmele Soler, maquilladora habitual de Euskal Telebista, premiada con el premio Zinemira del Festival de San Sebastián, y que cuenta en su amplio curriculum también con el Goya al mejor maquillaje 2012 por La piel que habito de Pedro Almodóvar.

El prestigioso compositor bilbaino Fernando Velázquez es el autor de la banda sonora de la serie, que fue grabada por la Orquesta Sinfónica de Euskadi. Velázquez ha compuesto la banda sonora de grandes éxitos nacionales e internacionales como Lo imposible (ganador del International Film Music Critics Award), Ocho apellidos vascos, Hércules o Mamá.

La producción, que consta de 15 capítulos, está grabado integramente en decorados naturales. El hotel Arozena de Zestoa, la Parte Vieja de Hondarribia, la fundación Lenbur de Legazpia y Donostia son los principales decorados de la serie, aunque también ha sido rodado en Deba, Pasai Donibane y Oiartzun, entre otros lugares.

La trama

Los años 50 fueron años duros para la mayoría de la población en Euskadi, y también lo fueron para la familia Zelaia. Propietarios de un gran hotel, actualmente pasan por una época difícil como consecuencia del descenso general del turismo durante los años de postguerra. Además, el hecho de haberse identificado con el bando derrotado durante la guerra no les ayuda en la actualidad.

Frente a ellos, el alcalde Luis Egaña muestra la otra cara de la moneda. Socio de la gran empresa del pueblo y máximo regidor de la localidad, no hay nada que se escape a su control. O sí. Porque un hecho imprevisto altera la vida de las dos familias: los jóvenes Irene Egaña y Martín Zelaia se han enamorado y están dispuestos a seguir adelante con su relación sin importarles lo que opinen los demás. Lo que ellos ignoran y van a ir conociendo poco a poco es que la relación entre Luis Egaña (padre de Irene) y Javier Zelaia (abuelo de Martín) es mucho más profunda y complicada de lo que ellos pensaban. Y si bien los dos jóvenes están convencidos de que sus sentimientos están por encima de la realidad, pronto se darán cuenta de que no es fácil vivir al margen del pasado.

Pero este no será el único quebradero de cabeza de Luis Egaña. No en vano, los años 50 vivieron los primeros movimientos organizados contra la dictadura de Franco, y la serie trata de reflejar el surgimiento de un incipiente colectivo de trabajadores que trata de organizarse para conseguir unos derechos laborales más dignos en primera instancia, y para protestar contra el régimen después. De esta forma, un grupo de trabajadores de la fábrica de Luis, entre ellos dos hermanos Zelaia, darán comienzo a un pequeño grupo de jóvenes dispuestos a realizar acciones contra el poder.

Sinopsis del primer capítulo: Irene y Martin vuelven a verse

La historia comenzará con el encuentro de los jóvenes Irene Egaña y Martin Celaya en el hotel Celaya. Estamos en el año 1956. Echegui es uno de los pueblos turísticos de la costa vasca y sus habitantes andan muy nerviosos porque llega una visita muy importante. En el hotel Celaya están centrados en los preparativos de la recepción, y aunque no están muy ilusionados con la visita, no tienen más remedio que obedecer.

En mitad de los actos, Martin Celaya e Irene Egaña casi se chocan. Hace años que no se ven, han crecido mucho y están muy cambiados. Algo surgirá entre ellos en ese momento.

No obstante, no lo tienen nada fácil. Martin es nieto de Javier Celaya, dueño del hotel Celay e Irene es hija de Luis Egaña, el alcalde del pueblo y uno de los hombres más poderosos del lugar. Irene y Martin no podrían ser, ni siquiera, amigos; y por supuesto, nada de pensar en comenzar una relación.

La teleserie retratará la década de los 50, unos años en los que los hijos y, sobre todos las hijas, debían obedecer aquello que dictaban sus padres, practicamente sin tener ninguna posibilidad de dar su opinión, incluso cuando ya eran mayores de edad.