‘La Señora’ de TVE no se considera plagio del libro ‘Melania Jacoby’


El pasado día 16 de junio quedó visto para sentencia el juicio sobre el presunto plagio del libro ‘Melania Jacoby’, obra de la escritora asturiana Susana Pérez-Alonso, por la ficción de TVE ‘La Señora’, producida por DiagonalTV. Junto a Virginia Yagüe, guionista principal de la serie, comparecieron en juicio DiagonalTV y RTVE, para responder ambas de la eventual responsabilidad civil que pudiera haberse derivado en caso de existir delito. La sentencia concluye, tras un exhaustivo análisis, que la obra ‘Melania Jacoby’ no tiene parecido con la trama ni con los argumentos ni con los personajes de ‘La Señora’.

En una amplia sentencia, el Juzgado ha rechazado punto por punto todas las alegaciones de la acusación particular. La sentencia declara probado que la novela ‘Melania Jacoby’ fue inédita hasta su publicación en abril de 2010, meses después de haber concluido la emisión completa de las tres temporadas de la serie en TVE. Durante todo el procedimiento no se ha argumentado cómo o a través de quién pudo acceder la guionista a esa novela inédita, y la acusación particular no ha podido demostrar que la novela estuviera escrita antes del comienzo de las emisiones de la serie por TVE.

Igualmente declara probado que no fue hasta junio de 2008, con la primera temporada de la serie emitida, cuando la autora entregó una versión definitiva de la novela a Ediciones B, si bien tampoco se ha acreditado que lo enviado a la editorial se corresponda con lo publicado en 2010, ya que del Registro Territorial de la Propiedad Intelectual de Asturias lo único que consta es que ‘Melania Jacoby’ es la precuela de ‘Nunca mires mis manos’, otra de las obras de la escritora asturiana, y una secuencia que no coincide ni se aprecian similitudes con escenas de ‘La Señora’.

Por otra parte, considera probado que ya desde 2005 se comenzó a gestar la obra de ‘La Señora’. De la documentación adjuntada por el Registro Territorial de la Propiedad Intelectual de Madrid, las líneas básicas tanto argumentales como de personajes de la serie ya se contenían en el proyecto presentado a su registro, habiéndose probado que las dos principales diferencias existentes entre el proyecto presentado en esa época a TVE y la serie, como el cambio de ubicación (Asturias por Cantabria) y de negocio (minas por astilleros), así como la trayectoria del protagonista masculino, Ángel, que desde el capítulo uno ya se ordena sacerdote, no fueron creación de la guionista sino propuestas de la cadena.

La sentencia declara que solo se ha demostrado coincidencia con la serie de TVE en la protagonista, que es una mujer moderna, fuerte y adelantada a su tiempo, que ambas son asturianas, ambas tienen minas, así como el espacio temporal en el que se desarrollan. No obstante, dichas coincidencias no suponen que estemos ante la existencia de plagio, ya que son muchos los libros en los que la protagonista femenina es una mujer moderna, fuerte y adelantada a su tiempo, por lo que esta idea no es original ni puede apropiarse en exclusividad por ningún autor. Igual pasa con el hecho de que la historia se ubique en Asturias o coincida en la misma época, hechos que pueden emplearse, como no podría ser de otro modo, por cualquier autor. Por último en cuanto a la minas, se pone de manifiesto que en el caso de ‘La Señora’ la explotación minera forma parte de la trama durante toda la serie, y sin embargo en ‘Melania Jacoby’ la dedicación a este negocio familiar no es tan destacable, ni siquiera sería el negocio más importante para ella.

Destaca igualmente que los hechos que la perito de la acusación particular considera coincidencias son meramente circunstanciales, carecen de trascendencia, e incluso suponen una banalidad en una acusación penal por plagio.