La pésima relación entre dos hermanas amenaza el restaurante de un Club de tenis en “Pesadilla en la cocina”


Pesadilla en la cocina viaja mañana, en laSexta y a partir de las 22.30 horas, hasta Barcelona para intentar salvar el Nou Set, el restaurante de un Club de tenis que se encuentra a la deriva debido a las continuas disputas de dos hermanas, una de ellas dueña del negocio y la otra empleada. Ubicado en Premiá de Mar, a sólo 20 kilómetros de Barcelona, el Nou Set lleva dos años en manos de una diseñadora de moda, ahora hostelera. A pesar de las reticencias de su marido, Mª Ángeles se embarcó en el negocio pensando que su falta de experiencia en el sector no afectaría en modo alguna a la marcha del restaurante.

Con un contrato de explotación de 12 años aún por delante, Mª Ángeles ha acudido a familiares y a amigos para sacar adelante el Nou Set. Pero esa decisión ha puesto al restaurante al borde de la quiebra. Desorganizado, sin experiencia y en conflicto permanente, el equipo del Nou Set ha perdido el norte y está cada vez más hundido. Además, Mª Ángeles está embarazada y en sólo dos semanas tendrá que abandonar temporalmente el restaurante porque va a dar a luz. Si para entonces no es capaz de organizar el Nou Set para que funcione sin ella al frente, el restaurante estará acabado.

Alberto Chicote intentará dar al negocio la última oportunidad que tiene para salvar el restaurante. No será sencillo. El chef tendrá que enfrentarse a una dueña, Mª Ángeles, que no sabe llevar las riendas de su negocio con la organización y contundencia que debiera; a su hermana y empleada, Damaris, en continuo desacuerdo con sus formas y decisiones; a una peculiar cocinera, Gloria, amiga íntima de la dueña, con una idea muy personal de lo que es un plato de calidad; y a César, un marido que opina de todo a pesar de no ser jefe de nada. Eyeworks Cuatro Cabezas produce para laSexta la versión española del formato, que se emite con éxito en una veintena de países.

Un complicado entramado familiar y de amistades ha puesto al Nou set al borde del abismo

Dos años después de que el Nou Set comenzara una nueva andadura con Mª Ángeles al frente del restaurante, hoy son pocos los socios que lo frecuentan. Y quienes lo hacen, en ocasiones acuden a él por ser el único local de comidas que se encuentra dentro del Club de tenis. Aparentemente, el Nou Set tiene muchos problemas: carece de identidad propia, es muy difícil de localizar desde fuera del club y su oferta gastronómica deja mucho que desear. Pero los verdaderos inconvenientes están en el fondo: la mala relación de las dos hermanas que capitanean el restaurante, dueña y empleada, amenaza con llevar a la quiebra al local. El embarazo de Mª Ángeles termina por complicar las cosas. Muy pronto dará a luz y no cree que el equipo del restaurante esté preparado para asumir su marcha sin acabar con la poca clientela que aún es fiel al local.

Mª Ángeles está convencida de que su hermana no puede soportar que sea ella la que manda y que lo que existe entre ellas es una lucha de poder y muy poca química. Damaris, por su parte, cree que su hermana no la valora, que nunca le ha dado el cariño que necesita y que utiliza su embarazo como una excusa para no enfrentarse a los problemas del negocio. Ambas se acusan de ser las culpables de la desorganización y el caótico ambiente del restaurante. Una situación insostenible que, de continuar, acabará con la vida del Nou Set. El tiempo se les acaba y sólo Pesadilla en la cocina y Alberto Chicote pueden ayudarles a darse cuenta de sus errores, de intentar que dos hermanas dejen a un lado las rencillas del pasado y de sacar adelante su propio futuro, el Nou Set.