La 1 estrena el próximo martes ‘Habitaciones cerradas’, con Adriana Ugarte y Álex García


Toda familia tiene un secreto y la de los Lax, una de las sagas más distinguidas de la Barcelona de finales del siglo XIX y primera mitad del XX, no podía ser menos. La 1 los desvelará el martes 3 en ‘Habitaciones cerradas’, un melodrama de época adaptación de la novela homónima de Care Santos. Adriana Ugarte y Álex García protagonizan esta tvmovie ambientada en dos épocas: la actualidad y las primeras décadas del siglo XX. El Festival Latin Beat Film de Tokio acogió el 9 de octubre su estreno internacional, donde fue premiada como mejor película.

Lluís María Güell dirige esta coproducción de TVE, Diagonal TV y TV3, con guión de Pere Riera que cuenta con un reparto encabezado por Adriana Ugarte, que dará vida a Teresa Bruses. Junto a ella, Álex García (Amadeo Lax), Bea Segura (Violeta), Ramón Madaula (Modesto Lax), Jan Cornet (Octavio), Francesc Orella (Rodolfo Lax), Diana Gómez (Concha), Toni Sevilla (Soler), Laia Costa (Montserrat Espelleta), Raúl Peña (Juan Lax), Marc Cartes (Ricardo Selvas), Rosa Boladeras (Rosa) y Miriam Iscla (Antonia).

‘Habitaciones cerradas’

Violeta Lax (Bea Segura) vuelve a España para supervisar las obras que han de convertir la antigua mansión de la familia en un museo dedicado a su abuelo, Amadeo Lax (Alex García), un famoso retratista. Pero la aparición de un cuerpo momificado en una habitación secreta llevará a Violeta a descubrir el oscuro pasado de su familia.

Enigmas ocultos que no siempre podrá recomponer pero que le servirán para conocer más de cerca a Teresa Brusés (Adriana Ugarte), su abuela; y, sobre todo, para descifrar la cara más oculta y desconocida de su venerado abuelo. En casa de los Lax hace tiempo se impuso un pacto de silencio: Amadeo exigió que ningún miembro de su familia recordara jamás el nombre o el destino de la esposa que le abandonó justo en el momento en que estalló la Guerra Civil.

A través de tránsitos sutiles entre la actualidad y el pasado, el espectador será testigo de las investigaciones de Violeta y del desarrollo de los acontecimientos que tuvieron lugar entre las paredes de la mansión Lax.

Grabada en decorados naturales y diferentes localizaciones de Barcelona y alrededores, el vestuario, la peluquería y el maquillaje juegan un papel fundamental en la producción, ya que recrean la época, el modernismo y los felices años 20 de una familia de la alta burguesía.