Javier Holgado y Carlos Vila: “Confiamos mucho en ‘Los misterios de Laura’: ya tenemos 5 guiones de la 4ªT”

Hablamos en exclusiva con Javier Holgado y Carlos Vila, creadores y guionistas de ‘Los misterios de Laura’, antes del esperado estreno de la tercera temporada. Nuevos misterios y aventuras que se han rodado en cuidadas localizaciones exteriores y con un plantel de actores episódicos de primer nivel.

© Sindicato Alma Guionistas

Los creadores también han sido los ‘padres’ de series como ‘Motivos personales’ o ‘Circulo rojo’,que fueron grandes éxitos durante su emisión. Nos cuentan como nació la idea de crear la serie, el reencuentro con Lydia Bosch o el salto de la serie a los libros.

¿Cómo surgió la idea de crear ‘Los misterios de Laura’?
Javier Holgado: Queríamos escribir un policíaco, pero volviendo a la fórmula clásica, la del whodonit, (¿quién es el asesino?), en la que el lector espectador juega a resolver quién es el asesino. Llevábamos muchos años con ficciones policíacas muy “tecnificadas”, tipo CSI, y con policías fríos y llenos de traumas. Así que por un lado, quisimos recuperar ese tipo de misterios clásicos combinándolos con un protagonista afable, cálido y cercano al espectador.

Carlos Vila: Estábamos en plena fase de creación de proyectos. Teníamos carta blanca de nuestro jefe, Goyo Quintana, para presentarle ideas, del tipo que fuese y para la cadena que fuese. Habíamos presentado ya varias que no le habían convencido y se nos ocurrió presentarle un policiaco. Pero sabíamos que tenía que ser diferente. Las últimas series policiacas que habían triunfado en España habían sido bastante corales, así que quisimos que la nuestra tuviera un protagonista muy marcado, al estilo de “House” o “Monk”. Presentamos una primera idea en la que este policía era un hombre, y a Goyo no le terminó de convencer. Cuando volvimos al despacho y empezamos a darle vueltas a por qué no había funcionado, pensamos: “¿y si lo convertimos en mujer?” De pronto, como por arte de magia, se nos abrieron un montón de posibilidades.

¿Pensasteis desde un principio en María Pujalte para ser la inspectora Lebrel o teníais varios nombres en mente? Si es así, ¿quienes eran?
Javier: Cuando escribimos la biblia y el piloto de la serie, no teníamos a ninguna actriz en mente. Debemos a Aitor Montánchez, nuestro productor ejecutivo, el haber pensado en María Pujalte para Laura Lebrel desde el primer momento.

Carlos: María Pujalte fue siempre la opción que se barajó en la productora. Ahora mismo, imaginarnos a Laura Lebrel con otro rostro que no sea el suyo es, sencillamente, impensable.

¿Qué se va a encontrar el espectador en esta nueva temporada?
Javier: Casos cada vez más sorprendentes (esperamos), decisiones y encrucijadas que marcarán la vida de nuestros protagonistas, actores invitados que se han dejado la piel para interpretar a los sospechosos de cada capítulo y sobre todo todo, veremos la cara oculta y desconocida de algunos de nuestros protagonistas… Hay muchas cosas sobre ellos que todavía el espectador no conoce y que descubrirá a lo largo de estos trece capítulos.

Carlos: Más misterio y más humor, por supuesto. En esta temporada nos hemos propuesto subir el listón y proponer crímenes todavía más imposibles, planteamientos de casos que parecen irresolubles. También nos hemos soltado la melena y hemos homenajeado a muchos más géneros: historias de fantasmas, espionaje, thriller psicológico… Nos hemos divertido más y hemos jugado más con las historias, así que pensamos que el espectador se divertirá también más.

“El personaje de Lydia Bosch será clave para resolver el misterio de los dos últimos capítulos de la temporada”

¿Cuál es vuestro capítulo favorito de la serie?
Javier: Todos son como nuestros hijos por lo que es difícil elegir, pero hay algunos de los que estamos especialmente orgullosos, como los dos capítulos finales de la segunda temporada (“Laura y el misterio de los diez desconocidos”) o el segundo capítulo de la tercera temporada (“Laura y el misterio de la cápsula del tiempo”).

Carlos: Por suerte, yo tengo una lista muy larga de capítulos favoritos, aunque reconozco que siento debilidad por el capítulo doble final de la tercera temporada.

¿Qué tal ha sido contar con la participación de Lydia Bosch en la serie y volver a trabajar con ella? ¿Cómo será su personaje?
Javier: Ha sido muy bonito reencontrarnos con ella después de tanto tiempo. Le ha puesto las mismas ganas y el mismo empeño que puso al interpretar a Natalia Nadal en Motivos Personales. Es una actriz muy concienzuda y que se trabaja mucho los textos… En Los Misterios de Laura interpretará a Natalia Palazón, una catedrática de Ciencias Exactas cuyo papel será clave para resolver el misterio de los dos últimos capítulos de la temporada, ya que para encontrar al asesino tendrán que descifrar unos enigmas matemáticos de muy difícil solución.

Carlos: Trabajar con Lydia ha sido una gozada. Llevábamos ocho años sin coincidir con ella y no paramos de molestar hasta que pudimos traerla. Tenerla en la serie ha sido un lujo. Es un pedazo de actriz y hace muy fácil el trabajo. Además, se lo ha pasado en grande con su personaje, con el que hemos podido jugar como nunca. Las sorpresas con Natalia Palazón están aseguradas.

Si la audiencia os acompaña, ¿habría posibilidades de hacer una cuarta temporada? ¿Tenéis pensado por donde irían las tramas? ¿Los platós los seguís teniendo montados?
Javier: Claro que hay posibilidades de una cuarta temporada, el retraso en el estreno no significa que TVE no confíe en la serie (los cambios en la parrilla que hemos visto los últimos días lo demuestran). De hecho, hay cinco guiones escritos de la cuarta temporada. Esto puede dar idea de lo que confiamos en ella los que hacemos Los Misterios de Laura. No podemos contar nada de las tramas, ya que eso significaría hacer muchos spoilers del final de la tercera temporada. Lo que sí os podemos decir es que el final de ésta va a ser muy, muy, muy emocionante.

Carlos: Pasa tanto tiempo entre una temporada y otra que es imposible mantener los decorados montados. Siempre se desmontan y se guardan. Llevamos tres temporadas en tres platós diferentes. Confiamos en que habrá una cuarta temporada (si el público así lo quiere) y muchas más.

¿Cuál ha sido en capítulo más difícil de escribir o grabar esta temporada?
Javier: Todos los capítulos son complicados, ya que en cada uno de ellos tienes que intentar ser más original y sorprendente que en el anterior… Y cuando llevas escritos varias decenas de ellos, los enigmas se van haciendo cada vez más difíciles. Recuerdo dar muchas vueltas al titulado “Laura y el misterio de la mujer que sobraba” (el cuarto de esta nueva temporada). Y también nos costó encontrar la solución del enigma planteado en “Laura y el misterio del espía que hablaba demasiado” (el capítulo noveno de la nueva temporada).

Carlos: En mi opinión, hay dos capítulos que se llevan la palma: “El misterio de la mujer que sobraba” y “El misterio de las caras de la verdad”. Por su planteamiento, por su estructura, y por el juego al que invitamos al espectador, han sido un reto del que creo que hemos salido airosos.

“Los enigmas se van haciendo cada vez más difíciles. Le dimos muchas vueltas al cuarto capítulo de esta temporada”

Durante la larga espera de emisión, ¿llegasteis a pensar en algún momento que no se emitiría? ¿Como lo habéis vivido?
Javier: Es desesperante, sobre todo habiendo visto que el producto funcionaba y que era querido por la audiencia. La posibilidad de la no emisión nunca se nos pasó por la cabeza, sabíamos que TVE tenía que emitirla tarde o temprano.

Carlos: Reconozco que alguna vez se me ha pasado por la cabeza. Al fin y al cabo, estas decisiones nunca las toman las personas con las que solemos trabajar en las cadenas (el departamento de ficción), sino la gente que maneja los números y para los que somos un producto más. Pero la buena audiencia con la que despedimos la segunda temporada siempre nos ha ayudado a confiar en volver.

¿Veremos en esta temporada la parte más sensible de Laura? ¿Se quitará la careta de la sonrisa perpetua?
Javier: Claro que sí. La veremos sufrir por amor y habrá un par de casos que le afectarán muy directamente. De hecho, llegará a replantearse su vocación como policía.

Carlos: La sonrisa es parte de Laura, al igual que su gabardina, sus botas o su enorme bolso. Está acostumbrada a salir adelante, y a hacerlo con buen humor. En esta temporada le apretaremos las tuercas en su vida personal para hacerla sufrir como nunca, pero Laura consigue siempre que salga el sol aún en los días más oscuros.

¿Cómo es el proceso de escribir los guiones de los episodios, cómo realizáis esta tarea? ¿En qué os inspiráis para crear los casos a los que tiene que enfrentarse Laura?
Javier: Pensamos misterios que nos “ponen”, enigmas que nos hagan sentir la piel de gallina… y entonces buscamos una solución para ellos. Si la encontramos, seguimos adelante con la historia. Si no, la guardamos para otra ocasión o los desechamos directamente. Y luego, el proceso es el que sigue cualquier guionista: escaletamos la historia y nos divimos el capítulo para dialogarlo cada uno en nuestra casa.

Carlos: El proceso es sencillo. Empezamos pensando un inicio potente, un crimen irresoluble, y después vemos la manera de resolverlo de la manera más sorprendente posible. Por así decirlo, primero fabricamos el jardín y luego vemos la forma de salir de él. Después, creamos los sospechosos (cuatro casi siempre) y buscamos tanto coartadas como motivos para cometer el crimen. Cuando los giros más importantes están ya claros, cuando tenemos el final, empezamos a escaletar la trama, paso a paso. Mezclamos la trama principal con algunas secuencias de otras tramas personales y ya tenemos la escaleta lista. Después, la dividimos en dos partes y cada uno se va a su casa a desarrollar cada secuencia, escribiendo con detalle lo que va a pasar. La ponemos en común, nos damos nuestras respectivas notas y volvemos a nuestras casas a dialogar la parte que nos ha tocado. El que ha escrito la primera parte del capítulo, en el guión siguiente le toca escribir la segunda.

La inspiración viene de muchas fuentes: novelas que nos han gustado, películas… En ocasiones, la inspiración es tan sólo la idea de homenajear un género concreto.

Laura y el misterio de la isla de las gaviotas

En unas semanas saldrá a la venta el libro “Laura y el misterio de la isla de las gaviotas”, escrito por vosotros. Contadnos un pequeño avance de lo que se encontrará el lector. ¿Como surgió la idea de crear historias paralelas a la serie? ¿Tenéis previsto ir escribiendo más?
Javier: La idea surgió de la editorial Plaza y Janés, que, viendo el potencial de la Inspectora Lebrel y sus misterios, nos pidió escribir un nuevo caso que no se hubiera visto nunca en televisión. Si funciona, iremos escribiendo más misterios, por supuesto. De hecho, la idea que tienen es crear una colección. Este libro entusiasmará a los seguidores de la serie: se desarrolla varios años antes del inicio de la misma (por lo que no es necesario haber visto la serie para poder leerlo) y en él veremos el origen del grupo que conforman los protagonistas de los misterios de Laura. Te podemos decir que es uno de los mejores misterios que hemos escrito y que va a servir para comprender muchísimo mejor a todos nuestros protagonistas. Y, por supuesto, si la serie sigue adelante, tendrá su correspondiente adaptación televisiva.

Carlos: Lo más llamativo de la novela es que tiene lugar antes de que el equipo de Laura, que ya conocemos en comisaría, se forme.

La idea surgió de la propia editorial, de Penguin Random House, quienes preguntaron a Boomerang TV si estaríamos dispuestos a escribir una novela basada en la serie, con un caso inédito. Nosotros aceptamos encantados y, por supuesto, nos encantaría continuar con los libros. Si hay más temporadas, habrá más novelas. El misterio tiene lugar en plena luna de miel de nuestra policía, por lo que asistiremos a su (desastrosa) boda y a un viaje de novios que no podría haber salido peor. La investigación se divide en dos tramas paralelas, en la que los distintos personajes de la serie intervendrán. Será la primera vez que el grupo se junte.

“El libro es uno de los mejores misterios que hemos escrito y si la serie sigue tendrá su adaptación televisiva”

Una serie muy recordada es “Motivos personales”, a la que hacéis un guiño en esta tercera temporada. ¿Qué recuerdos tenéis?
Javier: Los mejores. MP fue una serie que hicimos con muchísimo entusiasmo y dedicación… y ver que ese entusiasmo se contagiaba a la audiencia es una de las experiencias más bonitas que hemos tenido en la vida.

Carlos: Todos buenos. “Motivos” fue un antes y un después en nuestras vidas. Fueron años de muchísimo trabajo y de enormes satisfacciones. Nos lo pasamos genial haciéndola, al igual que el resto del equipo, que se dejó la piel en la grabación. Y cuando alguien disfruta con su trabajo, se nota. Creo que el público supo apreciar que era una serie hecha con toda la dedicación y todo el cariño y nos respaldó hasta el final.

Mucho se ha rumoreado sobre la tercera temporada de “Motivos personales”, incluso teníais varios folios sobre las tramas. ¿Qué hubiéramos visto? ¿Por qué la cadena no decidió continuar con ella, cuando estaba siendo un éxito en audiencia y critica?
Javier: No sabemos por qué las cadenas toman las decisiones que toman. Pero sinceramente, creo que está muy bien donde acabó: las series de continuidad policíacas no se pueden estirar eternamente. Prefiero un final por todo lo alto (del que todavía nos hablan) que haber dejado languidecer la serie durante más temporadas.

Carlos: La idea principal que barajábamos era retomar la historia de nuestros personajes, pero tres años después del final de la segunda temporada. Natalia y Fernando seguían juntos, pero ella aún no había descubierto la verdad sobre su nueva pareja. En la tercera temporada, habríamos explicado ese plano final de la segunda, en el que Fernando cierra el maletero de su coche, con un cadáver dentro. Sus motivos para conquistar a Natalia habían estado marcados por un secreto de Arturo de hace años y que él buscaba con desesperación.

¿Qué sentís cuando la gente la califica como una de las mejores series de intriga de la ficción española?
Javier: Muchísimo orgullo… y eso que cuando la escribimos no era nuestra intención ser los mejores en nada. Simplemente la disfrutamos, y, como en los misterios de Laura, nos poníamos constantemente en el lugar del espectador pensando qué cosas le podían sorprender más.

Carlos: Agradecidos y orgullosos. Nuestra intención, en “Motivos” y en todas las demás series que hemos escrito, no era otra que entretener, sin más pretensión. Haberlo conseguido es la mayor satisfacción.

De todas las series en las que habéis trabajado, ¿de cual estáis mas orgullosos?
Javier: Los Misterios de Laura y Motivos Personales, claro. Aunque también estamos muy contentos con el resultado de la segunda temporada de Acusados.

Carlos:  “Motivos Personales” y “Los misterios de Laura”. No puedo elegir entre dos hijos. Las dos nos han permitido acercarnos al misterio de maneras diferentes. En “Motivos”, todo estaba permitido. Planteamos al espectador un universo extraño pero verosímil y lo compraron. Escribir giro tras giro, sorpresa tras sorpresa, con personajes que nunca eran lo que parecían fue muy divertido, aunque es cierto que arrastrar tanta continuidad era un trabajo muy duro. Con “Laura”, tenemos la oportunidad de escribir trece pequeñas películas en una temporada y jugar con todos los elementos del género. Enfrentarte a una pizarra en blanco en cada capítulo es también un reto, pero al igual que nos pasó en Motivos, nos lo pasamos en grande con el desafío.

Actualmente, ¿tenéis algún proyecto entre manos? ¿Podéis avanzarnos algo sobre ellos?
Javier: Escribir los nuevos guiones de Laura y la novela ha absorbido todo mi tiempo el año pasado. He colaborado con algún proyecto que se está poniendo en marcha en la productora, pero no puedo hablar mucho de eso. Además, mi prioridad es Laura: si hay cuarta temporada, me pondré de nuevo a pensar nuevos misterios.

Carlos: Yo estoy desarrollando varios proyectos de series y miniseries, todos ellos de misterio o ciencia ficción, pero aún es muy pronto para poder contar nada de alguno.

“Habríamos explicado por qué Fernando cierra el maletero de su coche, con un cadáver dentro”

¿Qué opináis de la situación de la ficción nacional en la actualidad? ¿Van por el camino adecuado o pensáis que hay que cambiar algo en ellas, como por ejemplo, la duración o que vayan destinadas, en su mayoría, a toda la familia, entre otras cosas?
Javier: La ficción española vive un gran momento: no solo se están haciendo grandes series, sino que como demuestran los audímetros, es el producto que la gente quiere ver y el que más audiencia y prestigio reporta a las cadenas. Y como guionistas, qué te vamos a decir… claro que nos gustaría que las series tuvieran menos duración y olvidarnos de escribir para todo tipo de público, pero conociendo el mercado español, eso va a ser un poco complicado.

Carlos: La duración es, sin duda, un gran lastre para la ficción nacional. Los (cada vez más) bajos presupuestos son otro. Es difícil escribir cuando te obligan a estirar las historias y tienes que mirar con lupa los exteriores o las secuencias de acción. En cuanto al público al que van dirigidas, creo que se hace demasiado hincapié en que se dirijan a toda la familia. Entiendo que el mercado es el que es, y que cuanto más amplio sea el target, más posibilidades de éxito. Pero echo en falta algo más de riesgo por parte de las cadenas para aceptar proyectos dirigidos a targets más específicos. El thriller, la ciencia ficción, el fantástico… hay muchos genéros que apenas se tocan en España porque, de salida, no son para toda la familia, y es una pena: hay muy buenas historias ahí fuera escritas por muy buenos guionistas que no verán jamás la luz por este motivo.

¿Qué les diríais a la seguidores de Mi Zona TV para que no se perdieran el estreno el próximo martes?
Javier: Que a la vida le hace falta misterio… y que nosotros tenemos un buen puñado de ellos para hacerles disfrutar semana tras semana.

Carlos: Les diría que en tiempos de crisis como éstos, lo que no hay que dejar de hacer nunca es jugar. Y nosotros, todos los martes, vamos a proponerles un juego. Les vamos a dar la oportunidad de evadirse de la rutina durante una hora, sin más pretensión que la de entretenerlos. Con “Los misterios de Laura” volverán a ser niños, volverán a la época en la que pasaban las tardes de lluvia jugando al Cluedo o leyendo los misterios de Los Hollister o Agatha Christie.