‘Goenkale’ graba este lunes su último capítulo con un final lleno de emoción y sorpresas


Ese lunes, 9 de febrero, se graba en los estudios de Miramon el último capítulo de la veterana serie ‘Goenkale’ producida por Pausoka y ETB. ‘Goenkale’ se acabará en diciembre, pero entretanto se emite todos los lunes en ETB1 y eitb.eus a las 22:25 horas.

‘Goenkale’ prepara un final lleno de emoción y sorpresas para cerrar 21 años de brillante trayectoria como se merece, pero hasta que llegue ese momento la trama sigue adelante con mil intrigas y enredos.

Entre las novedades de esta temporada está la incorporación a la serie de la familia Etxegarai, dueña de una de las farmacias de Arralde, que ha traido historias de amor imposible, infidelidad y traición. Pero junto a los Etxegarai, siguen también teniendo mucho peso las historias entrecruzadas de otras sagas familiares como los Madariaga, Urkijo, Miranda y Manterola.

La semana que viene en en ‘Goenkale’

En el episodio que se emite la semana que viene las cosas están al rojo vivo para los principales personajes de la serie: tras confesar a Kandido (Martxelo Rubio) su infidelidad, Esther (Naiara Arnedo) culpa a Alicia (Tessa Andonegi) por su empeño en que se sincerara con él, considera que Alicia ya sabía cómo reaccionaría Kandido y aún así, insistió en que lo hiciera. Efectivamente Kandido no puede perdonar su falta de lealtad y acude a los brazos de Alicia a llorar sus penas.

Cuando Alazne ( Janire Estebez) se entera de que Tania (Guiomar Puerta) y Lander (Iker Azkotia) están juntos, concierta una nueva cita con Lander. Paskal (Iñigo Ortega) viaja a Iparralde con ánimo de que Joelle (Alicia Otxoa) le oriente en la búsqueda de su madre biológica, pero Joelle parece no tener respuestas.

Itxaso (Maria Kruishack) está empezando a hartarse de las liadas de su hermana Fátima (Danelvis Gonzalez) pero la pequeña de la familia sabe cómo llegar a su corazón.

Y mientras tanto, Lupe (Tania de Robredo) y Asun (Karmele Larrinaga) viven en un sin vivir. A la espera de que se celebre el juicio de Sabino (Eriz Alberdi), un nuevo nubarrón va a ensombrecer sus esperanzas.

21 años en emisión

La serie producida por Euskal Telebista y Pausoka empezó a emitirse el 3 de octubre de 1994. La puesta en marcha de este proyecto supuso todo un reto para ETB y una experiencia prácticamente inédita en el Estado: la realización de una teleserie de ficción diaria. La mezcla de drama, comedia e intriga son las características de la trama. La clave de su éxito durante estos años también está en la cercanía, su carácter familiar y el euskera utilizado. Es, además, una gran cantera de actores, ya que durante todos estos años han participado en la serie más de 700 intérpretes.