El próximo domingo, a partir de las 21:30 en Cuatro, se estrena ‘Quiero ser monja’


El próximo domingo día 10, a partir de las 21:30 en cuatro, se estrena ‘Quiero ser monja’ un programa en el que cinco chicas que han recibido la llamada son acogidas por las congregaciones de Madrid, Alicante y Granada para dedicarse a la vida religiosa, para compartir con ellas sus valores y principios, sus dinámicas de trabajo y sus momentos de oración y servicio a la Iglesia.

Todos los jóvenes se enfrentan a un momento trascendental en su vida: decidir hacia dónde quieren orientar su futuro. Es el momento de definir vocaciones. Para muchos de ellos se trata de elecciones profesionales, académicas o sentimentales. Otros, sin embargo, sienten que su camino les lleva hacia una vida espiritual. Cuatro ha querido acompañar a cinco jóvenes con vocación religiosa en una experiencia única que les ayudará a confirmar si quieren consagrar su vida a Dios o vivir su fe como seglares  en ‘Quiero ser monja’.

Las cámaras del programa, adaptación del formato internacional ‘The sisterhood: becoming nuns’ que la cadena produce en colaboración con Warner Bros ITVP España, han accedido con respeto y rigor a la experiencia vital de estas cinco chicas, que se han integrado durante seis semanas en el día a día de tres congregaciones de Madrid, Alicante y Granada. Un camino repleto de descubrimientos, reflexiones, anécdotas y, sobre todo, emoción.

Conoce a las protagonistas

Janet: “Una monja es una forma de ser feliz a contracorriente”

Juleisy: “Recibí la llamada con 12 años”

Paloma : “Le pedí a Dios que me trajera con el corazón en tabula rasa”

Fernanda: “¿De qué vas a tener miedo si estás con Dios?”

Jaqui: “Dios es mi amigo porque los dos pensamos lo mismo”

Congregaciones de Madrid, Alicante y Granada abren sus puertas a Cuatro

Las congregaciones han abierto sus puertas a las protagonistas del programa para que puedan experimentar en primera persona diversos aspectos de la vida a la que pretenden consagrarse: descubrir el sacrificio, la caridad y la disciplina que exige una comunidad misionera; conocer la impactante labor de las monjas responsables de atender una casa cuna con más de cien niños a su cargo; entregarse al silencio, la oración y la pobreza en un convento de clausura con más de 500 años de historia entre sus paredes; y colaborar en una misión en plena selva boliviana.

Al final de su recorrido, tendrán que decidir si realmente su vocación les lleva a consagrar su vida al servicio a Dios o, por el contrario, prefieren vivir su fe como seglares. El programa supondrá un viaje extraordinario para estas cinco jóvenes que tendrán la oportunidad de responder a la llamada que han sentido hacia el mundo espiritual y de poner a prueba su capacidad para dejarlo todo, entregarse a la vida religiosa y pasar el resto de sus días en un convento.