El gran cisne blanco llena el teatro de magia en ‘El lago de los cisnes’


La compañía Usmanov Russian Classical Ballet, llena de magia el teatro Nuevo Apolo.

Dirigido por Hassan Usmanov, este ballet  hechiza a los asistentes que vayan a ver la conocida obra. Emociones, talento y una historia que nos cuentan mediante bailes, acompañadas de piezas clásicas. Bailarines que nos demuestran todo el esfuerzo, y el gran sacrificio de esa disciplina tan dura. Se encontrarán hasta el día 15 de Junio en este teatro.

La obra transcurre entre el amor y la magia, enlazando en sus cuadros la eterna lucha del bien y del mal. La protagonizan el príncipe Sigfrido, enamorado de Odette, joven convertida en cisne por el hechizo del malvado Von Rothbart y Odile el cisne negro e  hija del brujo. Primer acto (El jardín del castillo del príncipe Sigfrido) Es el vigésimo primer cumpleaños de Sigfrido, y el joven príncipe está celebrando la ocasión en el jardín de su palacio. Cuando todos empiezan a divertirse en la fiesta, el buen humor es perturbado por la entrada de la Reina y sus damas de honor. Sigfrido se altera cuando su madre le señala que debe escoger pronto una esposa.

Su indicación, en el fondo, es una orden, y Sigfrido la rechaza obstinadamente. Sigfrido ve que toda discusión es imposible y parece que se somete a su voluntad. El Bufón sugiere que el príncipe forme una partida de caza y vaya en busca de los cisnes. Sigfrido accede. Segundo acto (La orilla del lago) La partida de caza comienza. Apenas escondido, entra en el claro la más hermosa mujer que nunca ha visto. No puede creer lo que ven sus ojos, puesto que la joven parece ser a la vez cisne y mujer. El príncipe, enamorado, le ruega que no se marche volando. Ella es Odette.

Un hechicero malvado, Von Rotbart, convirtió a princesa en la Reina Cisne. Y seguirá siendo cisne, excepto entre la media noche y el amanecer, a no ser que un hombre la ame, se case con ella, y le sea fiel. Sigfrido promete su fidelidad. Ahora, indignado por el destino de su amor, quiere saber dónde se esconde Von Rotbart. Justo en este momento, el mago aparece a la orilla del lago Tercer acto: (El gran salón del castillo del príncipe Sigfrido) El baile está a punto de comenzar.

Se anuncia  la llegada de cinco hermosas muchachas, invitadas por la Reina como posibles novias para su hijo. Baila de forma automática e indiferente y se sume en una profunda melancolía. Un heraldo se apresura a informar a la Reina de que una extraña pareja ha llegado. No sabe quiénes son, pero manifiesta que la mujer posee una extraordinaria belleza. Sigfrido -perturbado casi hasta perder el control mira fijamente a la hermosa joven. Está vestida de sobrio negro, pero es la viva imagen de su querida Odette. Se trata de Von Rotbart, que se ha transformado a si mismo y a su fingida hija para engañarlo y rompa la promesa hecha a Odette de que nunca amará a otra.

Odile ha logrado enamorar a Sigfrido y éste piensa que no es otra que Odette. Sigfrido se aproxima a Von Rotbart y pide la mano de Odile y éste da inmediatamente su consentimiento. En ese momento hay un estrépito de trueno. Sigfrido se vuelve para ver en la distancia la patética figura de Odette. Buscándole desesperadamente, con su cuerpo agitado por los sollozos. Cae al suelo atormentado por su falta. Acto cuarto (La orilla del lago) Las doncellas cisne se han agrupado a la orilla del lago.

Cuando aparece llorando, intentan consolarla. Le recuerdan que Sigfrido es solo un humano, que podría no haber conocido el hechizo, y podría no haber sospechado del plan de Von Rotbart. Sigfrido entra corriendo en el claro y busca frenéticamente a Odette entre los cisnes.

Le toma entre sus brazos, pidiéndole que le perdone y jurándole su amor infinito. Odette le perdona pero le dice que no sirve para nada, pues su perdón se corresponde con su muerte. Cuando aparece Von Rotbart, Sigfrido le desafía, quien tras la lucha, es vencido por la fuerza del amor del príncipe a Odette.

Venta de entradas: taquilla o web.

Próximamente ‘La bella durmiente’.