El desembarco del ‘Rey Herminio’ revoluciona el “Principado de Laura”


El miembro más importante del clan regio y de enorme influencia en la princesa prepara su desembarco en el Principado de Laura para tomar contundentes decisiones; llega el Rey Herminio y los caballeros deberán demostrar su madurez y responsabilidad participando en un curioso juego. Uno de los aspirantes a príncipe protagonizará la velada más desastrosa de esta edición. Así transcurre “Desembarco del Rey”, título de la nueva entrega de “Un príncipe para Laura” que Cuatro emite jueves (23:05 h).

Fundador de varias aerolíneas en España y África, entre ellas Air Europa y Air Madrid y actual presidente de una cadena de restaurantes gallegos, Herminio Gil es un “verdadero rey”, un empresario fuerte, poderoso y con mucho mundo a sus espaldas. Aunque no es su hija biológica, Laura es la niña de sus ojos y no está dispuesto a dejarla partir con ningún hombre que no esté a su altura y menos los “cutres” a los que odia. Herminio se reunirá con los cuatro grupos y analizará a cada uno de los jóvenes candidatos para saber si son o no trigo limpio para su hija.

Además, la princesa propone a los conquistadores un juego para descubrir la madurez y responsabilidad de los jóvenes: cada uno tendrá que cuidar a un huevo, que representa la fragilidad de Laura. Y sólo aquellos que lo logren optarán a la inmunidad.

Mientras tanto, la bella princesa continúa con sus citas personales y se ve a solas con los conquistadores a los que aún les quedaba por conocer más a fondo. Uno de ellos protagonizará la que probablemente será la cita más desastrosa de todo el programa. Por su parte, Sira comparte una deportiva jornada con los nerds y Ana, la consejera, se enfrenta en un cara a cara con el que hasta ahora es su mayor enemigo.

Al final del capítulo, se entregarán cuatro nuevas calabazas en lo que muchos han llegado a llamar “el exterminio de Herminio”, ya que el Rey tiene la opción de eliminar a alguno de los candidatos y no duda en hacer gala de su más profunda exigencia a la hora de descartar a los aspirantes.