El corazón está en crisis


Ayer Viernes, las opciones en televisión para disfrutar de un comienzo de fin de semana tranquilo eran de los más escasas. Como cada semana, las grandes cadenas (Antena 3 y Telecinco) se batían en un duelo de audiencias de la mano de personajes del corazón que sin duda, seguirán dando que hablar en los próximos días. Pero, ni una ni otra consiguieron ganarse a los espectadores. Al menos no a la gran mayoría, que optó por «La hora de José Mota» imponiéndose claramente a los espacios dedicados al corazón.

www.mizonatv.com

Lo cierto es que no acabo de comprender del todo como un programa como este consigue liderar frente al resto de opciones en la noche del Viernes. Aunque claro, pesándolo bien, si tenemos en cuenta los invitados de «DEC» y «Sálvame», podemos hacernos una idea. «La hora de José Mota» registró un total de 3.891.000 espectadores (21,6%) en la primera entrega del programa, y 3.224.000 espectadores (18,5%) en la segunda, esta última reposición. Y si con eso no era suficiente, el programa de humor se llevó el minuto de oro a las 22.45 h que registró nada más y nada menos que 4.664.000 espectadores.

Por detrás, los programas del corazón, «DEC» y «Sálvame Deluxe», de Antena 3 y Telecinco respectivamente registraron un share bastante por debajo del programa de TVE aunque muy ajustado entre ambas cadenas. Por una parte teníamos «DEC», que registró un 15,4% de share (1.890.000 espectadores). El programa contó con la presencia de Fosky, que quién no lo conozca es que no está nada puesto en corazón y derivados. Osea, yo. Resulta que Fosky es un (reciente) ex empleado de Isabel Pantoja que fue al programa aprovechando la imputación de la cantante por blanqueo de capitales.

Mientras tanto, «Sálvame Deluxe» que registró un ajustado 15,2% de share, llevó a su programa a José Luis Valladares, también empleado de la tonadillera. El caso es que, al final, ni la Pantoja ni los familiares de los empleados consiguieron convencer a la audiencia, y digo familiares porque José Luis Valladares, que estuvo en Telecinco, es hermano de Pepi, la mujer de Fosky, el que estuvo en Antena 3. Al final, todo queda en casa.

Del resto de cadenas, poca cosa. Sólo destacar «Cuatro», que eliminaba de su parrilla su programa de por la noche «Vaya tropa» con un pésimo 2, 4% de share (345.000 espectadores) y su serie de la sobremesa de las tardes «Valientes», que a pesar de tener alguno de los ingredientes estrella para el éxito: mucho cuerpo apetecible, registró tan sólo un 2,6% de share (270.000 espectadores). La serie que comenzó con un discreto 5,1% el 25 de Enero, echa el cierre tras un mes de emisión, 27 capítulos emitidos, y una bajada de 2,5 puntos desde su estreno.