Dreamland comparte la pasión por la música junto a Abraham Mateo

Todo está listo para el estreno en Cuatro de “Dreamland”, pero la academia sigue teniendo visitas, esta vez la del joven artista Abraham Mateo que ha compartido consejos y vivencias con los protagonistas de la serie. La joven estrella nacional de la música se suma así a las colaboraciones ya anunciadas.

Bienvenidos a “Dreamland”, la primera serie donde la música no es adorno ni excusa, sino el motor que mueve la vida de sus personajes. Bienvenidos a una serie donde la canción y el baile son lenguajes para soñar, reír, enamorarse de la vida o escapar de ella. Bienvenidos a una serie donde la banda sonora también forma parte del guión.

Bienvenidos a una serie donde todos sus intérpretes actúan, cantan y bailan con ejemplar maestría y dominio absoluto de la materia. Bienvenidos a una serie en la que son los actores quienes crean las canciones de la ficción poniendo letra y música a sus propias emociones. Bienvenidos a una serie donde la pantalla refleja unas vidas  muy cercanas a la realidad conectadas por el baile y la canción.

“Dreamland” llegará a Mediaset dispuesta a revolucionar la manera de entender no sólo las series de corte musical sino la manera de entender ficción. Porque toma como referentes a los clásicos del género, tanto del cine como de la televisión…, pero para romper con ellos.

El punto de partida

“Dreamland”, la serie, arranca con la selección de alumnos para un nuevo curso académico en la escuela de jóvenes talentos más exigente de Madrid. Una escuela con un sistema académico innovador, donde los alumnos costean su estancia a través de diferentes trabajos sociales y por cuyas aulas y clases magistrales se cruzan las vidas de estudiantes y profesores.

Las diferentes situaciones personales de cada uno de ellos, los vínculos que los unen y los separan, amor y pasión, las luchas internas por alcanzar el éxito y sobre todo la constancia y la ilusión por lograr triunfar en el mundo del espectáculo hilvanan las tramas principales de la ficción, inspiradas, en parte, en las vidas reales de los protagonistas.

Espectaculares números musicales, coreografiados por ellos mismos, versiones de temas conocidos y sorprendentes canciones interpretadas y compuestas por los propios protagonistas formarán parte del desarrollo argumental de la serie, que ya comienza a vivir más allá de la pantalla de televisión.