DMAX estrena el jueves ‘España Dividida: La guerra civil en color’


El 18 de julio de 1936 comenzó uno de los episodios más oscuros de la historia contemporánea de España, una contienda que generaría una brecha duradera en nuestro país: la Guerra Civil. Tres años después, España era un país destruido que se enfrentaba a 40 años de dictadura, seguidos de un periodo de transición hacia un sistema democrático. Ahora, 80 años después del inicio de la guerra, ha pasado el tiempo suficiente como para mirar atrás y profundizar en los hechos y protagonistas que marcaron este episodio clave en la historia de España, y hacerlo desde una perspectiva distinta.

DMAX estrena ‘ESPAÑA DIVIDIDA: LA GUERRA CIVIL EN COLOR’, un proyecto documental pionero en nuestro país, producido por MINORIA ABSOLUTA en colaboración con VEO TV para DMAX,  que llegará a la pantalla del canal el jueves 17 de noviembre, a las 22.30h. Compuesta por tres episodios de una hora de duración cada uno, ‘ESPAÑA DIVIDIDA: LA GUERRA CIVIL EN COLOR’ es la primera producción documental española en color que narra los dramáticos acontecimientos que tuvieron lugar en España entre 1936 y 1939: una guerra que fracturó a todo un país y que dejó una profunda cicatriz durante décadas. A través de las imágenes de la colección de la Guerra Civil Española preservada en los fondos de la Filmoteca Española, así como con imágenes de otros archivos nacionales e internacionales, la serie muestra los hechos que acontecieron, las personas que participaron y los lugares que sufrieron los estragos de la batalla. Siguiendo la estela de otras grandes producciones europeas, esta producción aborda los hechos desde una perspectiva veraz, imparcial, informativa, y, por primera vez, a todo color. Y es que, el color toma un papel protagonista al conseguir acercarnos virtualmente en el tiempo a este momento histórico en su 80 aniversario.

Alejandro Flórez, director de Contenidos de Discovery Networks, explica que “la idea de este proyecto surge del éxito cosechado con series como ‘La Segunda Guerra Mundial en color’. Nos parecía un paso lógico contar que en este país hubo un conflicto bélico hace 80 años y hacerlo de esta forma”. En este sentido, Flórez señala que “mostrar por primera vez en color lugares reconocibles por todos, acerca al espectador y le introduce en lo que ocurrió, acercándole a esa realidad lejana en el tiempo”.

Según señala Francesc Escribano, director de ‘España dividida. La Guerra civil en color’ y CEO de Minoria Absoluta, cuando Discovery Networks y VEO TV les planteó el proyecto “nos lanzamos de cabeza porque era una oportunidad fantástica de acercarnos a un período histórico y crucial de la historia de España de una manera única y diferente“. Los que nos hemos acostumbrado a verlo en blanco y negro lo aceptamos. Pero las nuevas generaciones quieren ver la Guerra Civil como fue. Y la clave era poder verla en color” añade Escribano, que considera el color en esta producción como “una metáfora que nos permite hablar de la guerra de una forma en la que nadie lo había hecho hasta ahora. Y, después de tanto trabajo durante tantos meses, ver el color, que el sueño era posible, es el mejor premio“.

LOS DATOS

Para hacer ESPA­ÑA DIVIDIDA. LA GUERRA CIVIL EN COLOR, el equipo involucrado en el proyecto ha revisado y limpiado 400 títulos originales de los fondos de la Filmoteca Española sobre la Guerra Civil, con más de mil latas de 35 milímetros abiertas que equivalen a más de 90 kilómetros de negativo revisado. Se han dedicado más de 2.200 horas a edición, con 30.000 planos seleccionados, 3.000 planos editados y más de 150.000 fotogramas coloreados a lo largo de 8 meses de trabajo. Algunos planos, de sólo dos segundos, han necesitado casi una semana de trabajo. Para poder llevar a cabo este proceso, el equipo de documentación se ha basado en más de 5.000 referencias bibliográficas halladas en museos y archivos. Todo este trabajo previo hizo posible crear más de 8 horas de material real digitalizado en 4K a lo largo de 4 meses, tras realizar más de 750 horas de escáner de negativos y llenar 60 terabytes de discos duros de almacenamiento de datos.

EL COLOR Y LA RIGUROSIDAD HISTÓRICA, LOS PROTAGONISTAS

Como señala Escribano, el color es uno de los protagonistas absolutos de este proyecto. Para realizarlo, ha sido necesario un año y medio de trabajo y un equipo de más de 50 profesionales que se han zambullido en kilómetros de película para juntar todas las piezas, restaurarlas y mostrarlas al público a todo color por primera vez en la historia.

A partir de imágenes fijas y en movimiento tomadas desde ambos bandos del conflicto por reporteros gráficos, agencias nacionales e internacionales y equipos de cine de propaganda conservadas en su mayor parte en el archivo de Filmoteca Española que colabora con este proyecto documental, esta serie ha sido posible gracias a las modernas técnicas de coloreado aplicadas sobre los negativos de película y fotografías digitalizados que han sobrevivido a la batalla y al paso del tiempo.

 Mariano Gómez, del departamento de Investigación de Filmoteca Española, explica que “la colección de la Filmoteca Española es bastante completa, teniendo en cuenta que las películas de la Guerra Civil se guardaron tras la guerra en un laboratorio que, más tarde, se incendió. Los que se ha conservado es porque no estaba en ese laboratorio. Aun así, la mayor colección del mundo sobre la Guerra Civil Española está aquí”.

Si el color es un protagonista indiscutible de este ambicioso proyecto el otro es, sin lugar a dudas, la rigurosidad histórica y el afán documental de este proyecto que huye de cualquier tipo de juicio de valor y hace gala de una total ecuanimidad a la hora de narrar el conflicto.

Para asegurar estos aspectos, el proyecto ha contado con la supervisión del historiador británico Antony Beevor, uno de los mayores expertos en historia militar y uno de los historiadores de referencia internacional en la Guerra Civil Española. Para Beevor, “es muy importante que la gente entienda por qué se produjo la guerra civil en España. Tengo amigos que vienen de familias en las que hay miembros de izquierdas y derechas, y  en las que el único tema de conversación que no se puede sacar en una comida familiar un domingo es la Guerra Civil porque se producirían discusiones. Por eso, es hora de que la gente entienda qué es lo que llevó a España a la guerra, ese círculo vicioso de miedo que la provocó“.