Diego Alatriste secuestra a la sobrina del secretario real de los Austrias, en ‘Las aventuras del capitán Alatriste’


Acusado de intentar acabar con la vida del príncipe de Gales, el capitán de los Tercios de Flandes es apresado por su amigo Martín Saldaña, teniente de los alguaciles de la villa y corte de Madrid. Su detención será el menor de sus problemas cuando descubre que su pupilo Íñigo, hijo de su camarada Lope caído en Flandes, ha sido capturado por Gualterio Malatesta mientras deambulaba por las calles de la ciudad.

Para librar al pequeño de los peligros que le acechan, Diego Alatriste se verá obligado a secuestrar a Angélica, sobrina del secretario real Luis de Alquézar, para canjearla por él. Esta situación y la intervención estelar de Lola Casamayor (“Hospital Central”, “Camino”, “Bandolera”) dando vida a la priora del convento de Las Jerónimas formarán parte de la trama argumental principal de la nueva entrega de “Las aventuras del capitán Alatriste”, que Telecinco emitirá mañana miércoles 14 de enero a partir de las 22:30 horas.

Por otra parte, Inés, la hermana de la famosa actriz María de Castro, recibe en el convento de Las Jerónimas una visita inesperada: la de fray Emilio Bocanegra. Desconociendo las razones que han traído allí al presidente del tribunal de la Inquisición, la joven Inés le habla de los versos místicos que ha escrito. Temerosa de que la congregación que dirige con manga ancha caiga en desgracia, la priora de Las Jerónimas (Lola Casamayor) favorece la labor de los miembros de la Inquisición para que detengan y encarcelen a la joven monja.

Entretanto, el monarca Felipe IV accede a que Carlos Estuardo, heredero del trono británico, se vea con su hermana, la infanta María Ana de Austria, con quien el príncipe de Gales planea contraer matrimonio.

Posteriormente, la representación de una obra de Calderón de la Barca en la corrala se convierte en un gran acontecimiento social al que acude toda la corte. Ilustres espectadores de la función son el Rey Felipe IV y el príncipe de Gales, que serán testigos del canje de Íñigo de Balboa por Angélica de Alquézar, hecho que provocará un tenso enfrentamiento.