Cuatro estrena la tercera temporada de “¿Quién quiere casarse con mi hijo?”


Cinco solteros, cuatro madres, un padre y decenas de candidatas y candidatos. Sus reflexiones, aspiraciones, deseos y sueños concentrados en un objetivo común: encontrar el amor de sus vidas. Son directos, impredecibles y algunos con las ideas más claras que otros. Todos reciben el consejo de sus madres -padre en uno de los casos- y comparten reflexiones como estas: “Muchos dicen que he nacido para hacer felices a los demás”. “Me gustan los hombres muy masculinos y no soporto a los tíos que no estén socialmente a mi misma altura”. “Mi mujer perfecta es una chica fina, muy ‘lady’, toda una princesita”.

Cuatro abre el telón de la tercera temporada de “¿Quién quiere casarse con mi hijo?”, docurreality presentado por Luján Argüelles el próximo miércoles, 11 de septiembre, a partir de las 22.30h.

La edición, montaje, efectos de sonido y, sobre todo su originalidad, han creado escuela en formatos de entretenimiento en la televisión en nuestro país. Ahora, con los tróspidos de vuelta, se abrirán nuevos caminos, se escribirán nuevas historias de amor y se sucederán impredecibles anécdotas. Dos empresarios -uno del ocio nocturno y otro dedicado a la compraventa de coches de lujo, un encargado de bar, un exmilitar y un auxiliar administrativo son los protagonistas de esta tercera temporada.

Luján Argüelles, portadora de buenas y malas noticias

En la tercera temporada de “¿Quién quiere casarse con mi hijo?”, Luján Argüelles asumirá un papel aún más activo, se involucrará personalmente en algunos casos y será testigo de desenlaces inesperados. Por primera vez en la historia del programa, se reunirá al principio del espacio con los progenitores para que expresen sus preferencias respecto a las posibles parejas de sus hijos, unas expectativas que pueden cumplirse… O no.

En algunos momentos, Luján será también portadora de noticias desconocidas por los protagonistas que pueden dar un giro radical a algunas relaciones. La presentadora, en definitiva, será una vez más la aliada de los  espectadores y el enlace entre las distintas historias de amor (o de desamor).

Citas rápidas, secretos desvelados

La primera entrega de “¿Quién quiere casarse con mi hijo?” será escenario de momentos importantes en la vida de los protagonistas. Será la ocasión en la que los espectadores conozcan a los participantes y estos, a su vez, empiecen a compartir sus motivaciones y sus objetivos sentimentales, algo que propiciará las confidencias y que dará a conocer secretos desconocidos por algunos de los progenitores.

El programa arrancará con un speed-dating en el que 10 pretendientas y pretendientes tratarán de seducir a los participantes, convertidos en auténticos protagonistas de la sesión, ya que ninguna de las madres podrá hacer ninguna pregunta. A lo largo de las citas rápidas, se producirán situaciones hilarantes que “descolocarán” tanto a los hijos como a los padres. De ello serán responsables los insólitos perfiles de los conquistadores, desde una culturista a un espadachín, pasando por travestis, hipsters, sadomasoquistas y una mujer que no viene sola… Todos harán gala de sus habilidades para encandilar a sus posibles enamorados.

Durante el encuentro, los hijos discutirán con sus progenitores, que se muestran mucho más exigentes que ellos sobre lo que deben buscar en sus futuras parejas. Los espectadores verán reacciones de todo tipo, incluidos los celos de algunas madres que se sentirán amenazadas por los ‘talentos’ de ciertas candidatas.

La cita rápida concluirá con las primeras eliminaciones del programa, en las que cada chico elegirá a seis pretendientas. Luján Argüelles se reunirá con cada pareja para proceder a los descartes, algo que se vivirá de distinta forma entre hijos y padres. La tensión del momento desembocará en una serie de conflictos que se harán aún más patentes a lo largo de toda la emisión.

Concluido el speed-dating, los chicos y sus aspirantes a pareja saldrán (sin padres ni madres de por medio) para conocerse mejor. En escenarios de lo más variopinto empezarán a congeniar (o no) y comenzarán las rivalidades entre candidatas/os. En una de estas salidas los espectadores también serán testigos de un encuentro casual que dará mucho que hablar.

Ellos son los solteros de oro

Alexis

Madrid, Alicante, Valencia…

26 años

Profesión: compra-venta de coches de alta gama.

Apasionado del lujo, devoto de los grandes coches y entusiasta de la canción melódica, Alexis es un joven con un gran don de gentes y una admiración incondicional hacia su padre, un exitoso empresario con enorme éxito entre las mujeres y a quien algunos le han puesto el apodo de ‘Flavio Briatore’. Alexis busca una mujer con la que poder encajar tanto en la vida laboral como en la emocional. Su padre, Armando, será el primero en participar en el programa. Él ha sido padre, madre, amigo y confidente de Alexis. Para Armando, lo más importante es que su hijo no se tope con una ‘cazafortunas’ que pueda querer de él su dinero más que su amor. Y está dispuesto a todo para evitar que eso ocurra.

Víctor

Alicante

29 años

Profesión: estudia tramitación procesal y auxiliar administrativo.

Exmonaguillo y exscout, Víctor es un niño encerrado en el cuerpo de un hombre. Inmaduro y con ciertas costumbres infantiles, es fanático de los dibujos animados, del anime japonés y de los peluches. A Víctor le gusta cualquier tipo de chica pero no termina de definirse si le gusta más una mujer elegante, una ordinaria, una delicada o una de armas tomar. Su madre, Mercedes, cree que su hijo está completamente perdido y que tiene que madurar. Quiere que gracias al programa se convierta en un hombre autosuficiente y se aleje de sus faldas.

Roi

A Coruña

27 años

Profesión: estudiante de diseño de producto y dj ocasional.

Roi es un joven moderno, exclusivo y amante del arte, apasionado de la moda, y coleccionista de zapatos. Para él, el hombre de su vida deberá ser muy masculino y estar socialmente a su altura. Su madre y a la par socia en los negocios, Belén, siente una enorme admiración por su hijo pero reconoce que encontrarle pareja no será nada fácil.

Leo

Alicante

27 años

Profesión: encargado de bar.

Afincado en España con su familia desde hace 12 años, este argentino no ha perdido ni el acento ni las costumbres de su país, pero adora España como si fuera su verdadero hogar. A Leo le encanta su profesión y se considera un tipo infatigable, trabajador y muy diligente. Ha estado con muchas chicas en su vida y admite que cuando se enamora se entrega al máximo, pero ahora quiere sentar la cabeza y encontrar una compañera que vaya más allá de una relación superficial. Su madre, Silvia, profesora argentina, no duda en decirle a su hijo lo que piensa. No soporta la soberbia ni la vulgaridad. Si alguna de las chicas cuenta con estas dos “cualidades” debe saber que lo tendrá muy difícil.

Fran

Jaén

29 años

Profesión: exmilitar.

Fran es un seductor muy seguro de sí mismo y algo embaucador. Con don de gentes y muy ligón, es consciente de que, a pesar de no tener un excelente físico, su seguridad le hace triunfar entre las mujeres. Aunque Fran no quiere a una mujer como su madre por considerarla demasiado tradicional, la adora sobre todas las cosas y reconoce que si alguien hablara mal de ella, le echaría fuera de su vida. Su madre, Mª Carmen, jornalera de vendimia y ama de casa, está completamente obsesionada con la limpieza, el orden y con que su hijo esté bien alimentado. Lo que más le preocupa es que siente la cabeza, que por fin dejen de desfilar por su casa mujeres desconocidas y que se enamore de verdad.