Cuatro estrena este martes “Spartacus, venganza”, serie protagonizada por Liam McIntyre


La casa de Batiatus ha caído. Los gladiadores huidos aterrorizan a los habitantes de la ciudad de Capua, mientras Roma decide enviar en su búsqueda a varias tropas dirigidas por un antiguo enemigo del tracio: así da comienzo, “Spartacus: venganza”, secuela de “Spartacus: sangre y arena” que Cuatro estrenará el próximo martes 24 de septiembre en prime time.

A partir de ahora, Spartacus, a quien da vida Liam McIntyre (actor que sustituye al malogrado Andy Whitfield), ya no combatirá por la gloria en la arena del anfiteatro, sino que luchará por la libertad junto a Crixus y los demás gladiadores del ludus dando lugar a un levantamiento servil que hará temblar los cimientos de Roma y que le convertirá en leyenda.

Rodada en Nueva Zelanda y nominada al People’s Choice Award al Programa Favorito de la Televisión por cable en 2013, la ficción reúne un elenco internacional formado por los australianos Liam McIntyre (“Rush”, “Ektopos”) y Dustin Clare (“Las hermanas McLeod’s”, “Satisfaction”); los neozelandeses Lucy Lawless (galardonada con el Saturn Award a la Mejor Actriz Secundaria en 2011 por “Spartacus: sangre y arena”) y Manu Bennet (saga de “El Hobbit”, “Street Legal”); el ghanés Peter Mensah (“Avatar”, “True Blood”); y el fiyiano Craig Parker (saga de “El señor de los anillos”, “Xena, la princesa guerrera”), entre otros intérpretes.

En esta segunda entrega de la exitosa ficción creada por Steven S. DeKnight (“Spactacus: dioses de la arena”, “Smallville”), la traición, la corrupción y los placeres carnales se cernirán constantemente sobre Spartacus en cuyas manos estará su destino y el de miles de esclavos. Si en la primera temporada de la ficción, el tracio luchó por sobrevivir ahora está preparado para dirigir la rebelión y cumplir venganza. Sus deseos de venganza no serán los únicos ya que Lucrecia, única superviviente de la masacre del ludus, buscará la manera de hacerle pagar a Ilithya (Viva Bianca) todo el daño causado.

Renovada por la cadena Starz por una tercera temporada, que lleva por título “Spartacus: War of the Dammed” y que actualmente se emite en el canal de cable estadounidense, el desenlace de esta serie dramática de acción ha sido adquirido por Cuatro, entrega que la cadena ofrecerá próximamente.

“Spartacus: sangre y arena”, la ficción más vista de Cuatro en 2011

Un total de 1.928.000 espectadores (11,6% de share) fueron testigos de cómo Spartacus, un hombre forzado a la esclavitud, renació como gladiador en la arena de Capua. Su gesta, que culminó con la muerte de Batiatus y de la masacre en su ludus, situó a “Spartacus: sangre y arena”, ficción protagonizada por Andy Whitfield, en la serie de ficción más vista de Cuatro en 2011.

La serie superó en su franja de emisión a La Sexta (9,3%) en 2,3 puntos y fue líder en el target comercial (14,1%), incrementando su media nacional en 2,5 puntos.

En el reparto de share por targets, la producción dramática fue seguida mayoritariamente por el grupo de hombres (15%) y entre los telespectadores de 13 a 24 años (16,6%) y de 25 a 34 (17,9%) y superó su media nacional en los mercados autonómicos de Baleares (14,3%), Castilla-La Mancha (14,1%), Castilla y León (14%), Murcia (13,8%), Euskadi (12,2%) y Madrid (11,8%).

Spartacus pone en jaque al Gobierno de Roma, en “Spartacus: venganza”

Tras la orgía de sangre que llevó a cabo en la villa de Batiatus junto a los demás gladiadores, Spartacus encabeza un levantamiento que amenaza la República de Roma y con el que pretender cumplir su venganza. El Senado romano toma una medida urgente: enviar a Capua un amplio contingente de tropas lideradas por Gaius Claudius Glabro para aplastar al creciente grupo de gladiadores y esclavos libres de Spartacus antes de que constituyan una verdadera amenaza para Roma. Estas situaciones constituyen el punto de arranque de “Spartacus: venganza”.

Dirigir hacia la libertad a un grupo de antiguos esclavos, cuyo número aumenta día a día no será fácil: intereses personales, desconfianza, egoísmo, desorganización y rivalidades internas son algunos de los problemas que amenazan la cohesión del grupo y que el carismático Spartacus tendrá que reconducir en aras del bien común.

Mientras lucha por conquistar una vida mejor para los suyos, Spartacus se debatirá entre satisfacer su ansia de venganza contra Glabro, el hombre que condenó a su esposa a la esclavitud y realizar importantes sacrificios personales para mantener a sus hombres unidos.

Personajes

Rebeldes Sublevados

Spartacus: de gladiador estrella de Capua a principal enemigo de Roma

Tras dejar atrás sus días como guerrero en las filas del ejército romano y sus éxitos como gladiador en la arena de Capua, Spartacus (Liam McIntyre) se convierte inesperadamente en líder de una importante revuelta servil que pondrá en jaque al gobierno de la República de Roma. Para acabar con esta amenaza, el Senado decide enviar varias tropas dirigidas por Gaius Claudius Glabro, el gran enemigo del luchador tracio.

Hacerle frente y encabezar un heterogéneo grupo de gladiadores y esclavos domésticos serán las principales prioridades Spartacus, que se debatirá entre el sacrificio que conlleva liderar a sus hombres y su deseo personal de venganza contra los romanos que arruinaron su vida.

Liam McIntyre es un polifacético actor de cine, televisión y teatro, además de cantante, músico y bailarín. Entre los trabajos más destacados en televisión del intérprete australiano destaca su labor en las series “Vecinos” y “Rush” la miniserie “The Pacific”. En la gran pantalla, ha formado parte del reparto de las películas “Ektopos”, “The Dream Children” y “Niflheim: Blood & Bullets” y de los cortometrajes “Blood on the Game Dice” -título del que escribió parte del guión”-, “A Bitter Sip of Life”, “Bottled Up”, “Anniversary” y “Fancy”, entre otros. Debutó profesionalmente como actor en la obra de Shakespeare “Measure for Measure”, a la que siguieron “12 Angry Men”, “Proof”, “Twelfth Night”, “Sueño de una noche de verano”, “Much Ado About Nothing” y “Macbeth: Rearisen”.

Crixus emprenderá la incesante búsqueda de Naevia

Gracias a la inestimable ayuda de Crixus (Manu Bennett), Spartacus logró poner fin a su esclavitud en la escuela de gladiadores de la familia Batiatus. Ahora, el apoyo del galo será crucial para que el tracio pueda lidiar con las diferencias étnicas del grupo de esclavos huidos que lidera. La búsqueda del amor de su vida, Naevia, es el motor que mueve a Crixus a seguir siendo uno de los cabecillas de la rebelión: encontrarla será su objetivo primordial.

Oenomaus buscará su lugar en el mundo

Sin esposa ni ocupación, Oenomaus (Peter Mensah), el antiguo entrenador de gladiadores del ludus, deambula por las calles de Capua mientras trata de encontrar su lugar en la ciudad. A pesar de la insistencia de Spartacus para que se una a la rebelión, Doctore, un hombre que no tiene nada que perder, dudará entre seguir siendo fiel a los conceptos de honor y fidelidad que le inculcaron los romanos o poner su extraordinario talento en el arte de la lucha a disposición de la causa de su antiguo alumno, Spartacus.

Enmendar los errores del pasado, prioridad de Gannicus

Una gloriosa victoria en la arena que convirtió al ludus de Batiatus en uno de los grandes referentes de la lucha de gladiadores de la península Itálica otorgó la libertad a Gannicus (Dustin Clare). Mientras lleva una vida errante, el exgladiador se verá atormentado por el sentimiento de culpa por la muerte de Melita y por haber traicionado a su amigo y mentor, Oenomaus. Aunque tratará de expiar sus errores, su traición no será perdonada fácilmente en medio de la rebelión.

Mira, una esclava fugitiva volcada en la causa de Spartacus

La ayuda que Mira (Katrina Law) prestó a Spartacus fue clave para que el guerrero tracio pudiera ejecutar su plan de huida del ludus de Batiatus. Con él compartirá sus ansias de libertad y justicia y luchará para que nuevos esclavos liberados se unan a su causa.

Agron ofrece sus servicios al mejor postor

Fiero guerrero entrenado en el arte de la lucha, Agron (Dan Feurriegel) se une a la revuelta liderada por Spartacus para vengar la muerte de su querido hermano, fallecido cuando trataba de huir del ludus de Batiatus. Su fuerte temperamento y carácter voluble acentúan la rivalidad existente con Crixus.

Ciudadanos y nobles romanos

Lucrecia pierde la razón tras sobrevivir a la masacre del ludus

Tras ser encontrada milagrosamente con vida en su villa, Lucrecia (Lucy Lawless), viuda de Batiatus, comienza a manifestar los primeros signos de locura tras ser testigo de la sanguinaria matanza perpetrada por los gladiadores de su esposo. Confusa y desorientada, tratará de amoldarse a una nueva realidad, en la que la pérdida de su estatus social le obligará a sobrevivir completamente sola.

Dar caza a Spartacus y sofocar la rebelión servil, prioridades de Glabro

Condenó a Spartacus y a su esposa a la esclavitud y ahora, convertido en pretor de Roma, Gaius Claudius Glabro (Craig Parker) es enviado a Capua comandando un ejército para capturar a su antiguo prisionero y reprimir una rebelión que amenaza la República. Culminar la misión encomendada con éxito le permitirá alcanzar la gloria y la fama con la que siempre ha soñado.

Ilithya teme que su regreso a Capua arruine su posición social

La seductora e intrigante de Glabro disfruta de una cómoda y lujosa vida en Roma. Cuando su marido le informa que debe acompañarle a Capua para que él acabe con una rebelión servil, Ilithya (Viva Bianca) se horroriza. Regresar a la ciudad en la que ella planeó sangrientas intrigas le causará gran inquietud, ya que está convencida de que su estancia allí ensombrecerá su preeminente posición.

Varinius lucha por encumbrarse al poder

El pretor Varinius (Brett Tucker) rivaliza con Glabro en su ascenso hacia el poder. Este hábil político utiliza los graves disturbios que ocasionan las fuerzas de Spartacus para aventajar a su rival y ganarse el favor de la República. El patricio romano es plenamente consciente de que la gloria aguarda a quien sea capaz de derrotar al cabecilla tracio.

Seppius sueña con ser el primero en dar caza a Spartacus

Obstinado joven romano que dirige un grupo de mercenarios que tiene como misión destruir a Spartacus y a improvisada armada. Cuando Glabro llega a Capua, Seppius (Tom Hobbs) se niega a prestarle su ayuda, hecho que suscita una tensa competición por convertirse en el primer hombre en encontrar a Spartacus.

Seppia seduce a la aristocracia romana con su sensualidad y belleza

La encantadora hermana menor de Seppius, Seppia (Hanna Mangan Lawrence), es una joven que utiliza sus armas de mujer con la élite de los romanos que llegan a Capua en busca de Spartacus. Su actitud aparentemente despreocupada es reprobada por su hermano. A pesar de su escasa experiencia en el ámbito del poder, su extraordinario poder de persuasión le permite satisfacer sus deseos en medio de la sangrienta rebelión que se desarrolla en Capua.

Otros esclavos

Ashur busca un nuevo domine al que ofrecer sus servicios

Tras la muerte de Batiatus, el maquiavélico Ashur (Nick E. Tarabay) busca un poderoso señor que sepa apreciar su astucia y oscuras habilidades. Su experiencia lograda en los años que convivió en el ludus con los gladiadores huidos le convierte en un enlace esencial entre el amotinado Spartacus y los romanos que desean destruirle. Movido por su deseo de enriquecerse, no dudará en utilizar cualquier artimaña para lograr su objetivo.

Naevia, la razón de Crixus para seguir luchando

Antigua esclava personal de Lucrecia que fue apartada de la villa cuando su domina descubrió su romance con Crixus. Naevia (Cynthia Addai-Robinson) es la razón de vida del galo y por la que el exgladiador seguirá luchando junto a Spartacus. Encontrarla con vida, rescatarla de su exilio y disfrutar junto a ella del amor y de la libertad será el sueño que anhela hacer realidad Crixus.

Sinopsis Capítulo 1

Semanas después de huir del ludus, Spartacus y Crixus lideran y entrenan a un pequeño grupo de gladiadores y esclavos huidos mientras se esconden en la red de alcantarillado de Capua. Mientras el gladiador tracio solo piensa en vengarse de Glabro, el luchador galo centra sus esfuerzos en encontrar a su amada Naevia. Convertido en pretor romano, Glabro es obligado a regresar a Capua para sofocar la revuelta de los esclavos y acabar con su líder, Spartacus. Por otra parte, el carismático guerrero tracio decide enviar a Aurelia, la mujer de su amigo Varro, al Norte para que pueda reunirse con su hijo. Cuando Glabro, su mujer Ilithyia y sus soldados llegan al ludus, se sorprenden al descubrir que Lucrecia, la esposa de Batiatus, ha logrado sobrevivir a la masacre.

Sinopsis Capítulo 2

En su viaje hacia el Sur de la península itálica, Spartacus y sus hombres liberan a los esclavos de una villa aislada, por la que pasó Naevia poco antes de ser enviada a otro lugar. Por la noche, Tiberio, un joven esclavo, trata de matar a Spartacus. En lugar de acabar con él, el tracio decide perdonarle la vida y entrenarle para que se una a sus hombres. Mientras en Capua, Lucrecia, considerada como un oráculo tras salir indemne de la matanza, recibe una misteriosa nota en el mercado de la ciudad. Entretanto, Oenomanus rememora el momento en el que fue comprado por Titus Lentulus Batiatus, en cuya escuela de gladiadores descubrió la importancia del honor.

Ficha artística

  • Liam McIntyre Spartacus
  • Lucy Lawless Lucrecia
  • Manu Bennett Crixus
  • Peter Mensah Oenomaus
  • Dustin Clare Gannicus
  • Craig Parker Glabro
  • Viva Vianca Ilithyia
  • Nick. E Taraba Ashur
  • Katrina Law Mira
  • Cyntia Addai-Robbinson Naevia
  • Dan Feurriegel Agron
  • Tomm Hobbs Seppius
  • Hanna Mangan Lawrence Seppia

Comenta y reacciona más abajo, ¡queremos saber qué te ha parecido!