Cuatro estrena este martes ‘Adán y Eva’, la forma más natural de encontrar el amor


Probablemente sí: ir en su busca sin prejuicios, sin artificios… Y sin ropa. Desnudos por dentro y por fuera, sin nada que pueda distraer a dos personas del deseo de encontrar a su media naranja. Como la primera pareja del Edén al inicio de los tiempos, pero miles de años después. Esta pareja primigenia hará en pleno siglo XXI el recorrido inverso: desprenderse de los artificios de la civilización, ropa incluida, para intentar encontrar la felicidad como auténticos Adanes y Evas.

Con la verdad al desnudo como principal premisa, nace “Adán y Eva”, adaptación española del dating show “Adam looking for Eve”, un sorprendente formato que propone el reto de volver a la raíz más auténtica y genuina de las relaciones amorosas que Cuatro, con la producción de EyeWorks España, estrenará este martes, 21 de octubre, a las 22:40 h.

El desafío está propuesto, lo único que falta es un paraíso y una pareja dispuesta a vivir el principio de su posible historia. Desnudos en cuerpo y alma desde el primer encuentro… ¿Quién se atrevería a convivir con la pura verdad? ¿Pueden un hombre y una mujer aguantar dosis masivas de naturalidad? Los espectadores están a punto de averiguarlo. Pero antes de entrar en el paraíso, mostremos los preparativos. El edén televisivo se dispone a vivir un gran (y divertido) evento.

El casting, aspirantes al edén

‘Adán y Eva’ es un programa con un arduo trabajo de preproducción y un proceso de casting igualmente complejo. El espacio exige encontrar personas dispuestas a vivir una experiencia muy particular en un entorno desconocido y a mostrarse completamente desnudos ante las cámaras.

Realizado durante los meses previos a la emisión del programa, el casting de “Adán y Eva” tuvo una excelente acogida. A lo largo de todo el proceso, casi un millar de aspirantes se han mostrado interesados en convertirse en uno de los Adanes o de las Evas del programa.

Diversas motivaciones han empujado a los aspirantes: además de buscar el amor, hay quienes esperan deshacerse de ciertos miedos, los que desean vivir una experiencia que de ninguna otra forma podrán conocer, quienes quieren ponerse a prueba a sí mismos y quienes desean comprobar lo que se siente despojándose de todo lo material. Finalmente, de todos los aspirantes presentados, un 40% han sido mujeres y un 60% hombres. Ellas muestran más pudor y complejos a la hora de mostrar su cuerpo ante las cámaras y sentirse cómodas al hacerlo. Por su parte, ellos son algo más desinhibidos frente a la desnudez, pero no siempre les resulta sencillo expresar sus sentimientos.

La Ninfa del Edén, Mónica Martínez

Naturalidad a raudales y la apariencia de una ninfa. “Adán y Eva” necesitaba una anfitriona que pudiera empatizar con las parejas desde un primer momento, comprender sus reacciones y ayudarles a verbalizar sus sentimientos. Y lo encontró en la periodista Mónica Martínez.

Licenciada en Periodismo por la Universidad Carlos III de Madrid y en Comunicación Audiovisual por la Universidad Complutense, Mónica Martínez (Madrid, 1975) debutó en televisión en el año 1991 en el espacio de Telecinco “La quinta marcha”, al que siguieron “Telecupón” (1999), también en Telecinco y “¿Qué apostamos?” (2000) en TVE. Ha estado al frente de espacios como “El show de los récords” (2001), “Hoy es tu día” (2002), “Diario de una boda” (2003), “El diario de verano” (2006), “Territorio Champions” (2006/07/08), “Tal cual verano” (2009), los especiales “La noche más guapa/sexy de la publicidad”, “El gran test”, “Vídeos por un Tubo”, “Ataka2”, “Una de chistes”, “Locos por la Tele” y las “Campanadas de Fin de Año” (2006) junto a Jorge Fernández. La periodista, que también ha conducido los informativos de Real Madrid TV y el espacio “En esta noche” (2008) en la cadena autonómica de Murcia, dirige la revista online Zankyou.es y ha realizado diversas colaboraciones en Huffingtonpost.es y Muchoviaje.com. Fuera de los medios de comunicación ha ejercido como modelo, labor que desempeñó en el inicio de su carrera especialmente en Japón y cuyas vivencias plasmó en 2007 en el libro “El revés de la moda. La aventura de una modelo en Japón”.

Bienvenidos al paraiso

La isla de Mjlet, un edén en el Mediterráneo

Mágica, radiante, idílica, mitológica…Estos son sólo algunos de los adjetivos con los que se podría describir a la isla de Mljet, exuberante enclave en el que los protagonistas de “Adán y Eva” vivirán la extraordinaria experiencia del programa.

Situada en Croacia, Mljet es una hermosa isla de leyenda, cuya atractiva combinación de playas y espesos bosques verdes llegó a cautivar al escritor griego Homero, al situar en Mljet el lugar en el que su Ulises pasó siente largos años disfrutando de manjares y comodidades junto a la ninfa Calipso. Una leyenda que, unida a su belleza natural, ha convertido a la isla en un lugar fascinante.

Mljet es angosta y larga. Sólo tres kilómetros de anchura para sus 37 kms de longitud. Y es un paraíso natural que combina verdes prados, bosques de pinos, una variada fauna y algunas de las playas más vírgenes y hermosas del Mediterráneo. La majestuosidad de la isla también se debe a su Parque Natural, 3.000 hectáreas protegidas de abruptos acantilados, grutas, paredes rocosas y un manto verde de vegetación que se declararon Reserva de la Biosfera hace más de medio siglo.

Una sugerente playa para conocerse al natural

Entre sus joyas más preciadas, Mljet esconde una playa al sur arropada por dos brazos de rocas que bien podría confundirse con el Jardín del Edén. Es la playa de Blace, único reducto virgen de la isla. Y es allí donde Adán y Eva se despojarán de sus ropas, caminarán sobre la suave arena y se descubrirán uno al otro al natural, entre la brisa del mar, el sonido del agua en la orilla y el sol. Una deliciosa playa con las máximas condiciones de privacidad, con una climatología perfecta para disfrutar de la forma más relajada y cuya belleza resulta el marco ideal para que despierte la curiosidad, la calma y el amor.

Mecánica, Adanes y Serpientes

“Adán y Eva” posee una mecánica aparentemente sencilla. Un hombre y una mujer llegan a la isla a nado y comienzan a pasear por una bellísima playa hasta que se encuentran. Cada uno sabe que puede ser la pareja perfecta del otro, pero, desnudos desde el primer encuentro, ¿qué esperan encontrar y, sobre todo, a dónde miran? Así comienza la vida en el paraíso, un paraíso divertido donde habrá lugar para las sonrisas y alguna que otra carcajada.

Entre juegos, momentos para la reflexión y alguna situación insólita, los posibles amantes llevan una vida dedicada por y para el amor en la que no tendrán que realizar ninguna actividad cotidiana que les aleje de su romántico objetivo. Vivirán en una cabaña perfectamente acondicionada, les surtirán con todo tipo de viandas y realizarán distintas pruebas que les permitirán comprobar su nivel de compatibilidad. En definitiva, disfrutarán de una vida regalada como los primeros Adán y Eva. Pero el Edén también esconde alguna serpiente que desestabilizará la vida de la futura pareja… Y es que el paraíso puede ser tremendamente injusto.

Cuaderno de bitácora, la grabación

Por la particularidad del entorno y los requisitos propios del formato, “Adán y Eva” es un programa que exige un dispositivo de producción riguroso. La planificación más exhaustiva ha sido la condición indispensable para que lo único que quede al azar en las grabaciones sean las reacciones de los participantes, sus sentimientos, sus dudas y conflictos… El resto de elementos que intervienen en la producción del programa están medidos al milímetro, ya que playa Blace, en la isla de Mljet, es totalmente virgen y sus alrededores carecen de los suministros necesarios para la grabación del programa y la estancia de buena parte del equipo.

En estas condiciones también ha sido imprescindible adaptarse al medio y controlar con precisión el espacio en el que se está grabando, así como las horas y las zonas por las que transita la luz según el momento del día. Al ser un terreno inexplorado es necesario trasladar a las cercanías de la playa todos los elementos indispensables para el programa: abastecimiento de los participantes y equipo, recursos eléctricos para el equipo técnico y materiales para la construcción de la cabaña en la que viven la experiencia los Adanes y las Evas.

El equipo de “Adán y Eva” es muy numeroso, pero en grabación se reduce considerablemente, debido a que es esencial que los participantes gocen de la mayor privacidad y comodidad posibles durante toda su estancia en el programa. Su generosidad y valentía a la hora de mostrarse completamente desnudos ante las cámaras así lo ha exigido.

El lugar en el que tiene lugar la ceremonia final de cada programa está al norte de la isla, única zona habitada de Mljet que goza de unos de los atardeceres más hermosos del país. Este lugar se encuentra a casi una hora en coche de la playa de Blace, una distancia que complicó aún más la producción, haciendo que los días fueran un continuo trasiego de participantes que no podían verse, conocerse ni cruzar palabra en momento alguno antes de que comenzase la grabación del programa.

Las vistas aéreas de la isla y la grabación del momento en el que los participantes se despojan de sus ropas en la balsa y se tiran de ella para nadar hacia la playa fueron especialmente complejos desde el punto de vista técnico. Cámaras subacuáticas especiales, un octocopter y un importante despliegue técnico han sido necesarios para que el espectador pueda captar la belleza del entorno y la importancia simbólica de los momentos iniciales del programa en el que los participantes dejan atrás todo lo que no necesitarán en la isla.

Los Primeros Adán y Eva

Sonia Borobio (21 años, Zaragoza)

Joven, guapa y algo caprichosa

Sonia es una joven de Zaragoza con una sola relación estable a sus espaldas y una vida bastante acomodada. Consentida por sus padres en lo económico, en el amor se considera conservadora y reconoce que como mujer a veces es un poco conflictiva. Sonia le da mucha importancia al físico y le gustaría encontrar un hombre que le permita mantener su actual estilo de vida. ¿Dejará atrás sus prejuicios para encontrar el amor verdadero? ¿Podrá olvidarse por unos días de su estilo de vida y convivir de la forma más natural?

Alejando Doblas (24 años, Córdoba)

Alergia al compromiso

Alejandro es un camarero cordobés que a base de trabajo ha conseguido tener una de sus grandes pasiones: un coche a su medida. Le encanta el mundo del motor, la ropa de marca y las buenas colonias. Reconoce ser algo golfo debido a una terrible decepción con el amor, lo que ha provocado que tenga cierto miedo al compromiso. Alejandro busca a una chica atractiva y con personalidad. Quizás el Paraíso le ayude a superar sus miedos junto a una Eva que le dé estabilidad y pasión al mismo tiempo.

Récords de audiencias

“Adam looking for Eve” se estrenó el pasado mes de marzo en Holanda en el canal RLT5 en horario de prime time cosechando un éxito de audiencia sin precedentes. El dating show marcó un 10,2% de share, duplicando la media de la cadena en esa franja de emisión, que actualmente anota un 4% de share. El espacio anotó su mejor rendimiento entre los jóvenes de 20-34 años con una media de 18,6%, lo que triplica los datos del canal en dicho target (6%). La segunda temporada en Holanda ya está en marcha. En Alemania, el programa, emitido en RTL, congregó en su primera emisión a casi 2 millones de espectadores y anotó un 15,5% de share en target comercial, superando la media de la cadena.

Además, durante el pasado festival de televisión MIP 2014, la consultora francesa especializada The Wit seleccionó “Adam Looking for Eve” como uno de los proyectos televisivos más novedosos de todo el mundo. Tras España y Alemania, Francia y Finlandia se encuentran actualmente en fase de preparación de su propia adaptación.

Kit de Supervivencia contra el veneno de las serpientes

En el paraíso de “Adán y Eva” hay sitio para la búsqueda del amor, las risas, la pasión y cualquier tipo de sentimientos que puedan nacer y crecer entre la posible pareja. Pero como en todo jardín del Edén, también hay serpientes dispuestas a arruinar una experiencia única, sorprendente y transgresora con su veneno. Pero afortunadamente, en este paraíso también tenemos el antídoto para su picadura….

  • Contra el “veneno del desnudo”, una dosis de Historia de las Artes: el cuerpo humano ha formado parte de la historia de las artes plásticas desde los albores de la humanidad. Desde la Venus de Willendorf en la prehistoria al David de Miguel Ángel; de “El jardín de las Delicias” de El Bosco a “Las tres gracias” de Rubens, la desnudez ha estado presente en escultura, fotografía, danza, pintura, literatura, teatro cine y hasta videoclips musicales. ¿Por qué no podría formar parte también de la televisión?
  • Contra el “veneno del horario”, una dosis de leyes: Cuatro mantendrá sus señas de identidad de originalidad, atrevimiento y modernidad pero cumplirá el marco regulatorio de calificación del programa: “Adán y Eva” se emite bajo la calificación de +16 y fuera del horario de protección reforzada (a partir de las 22.40 horas)
  • Contra el “veneno del sexo”, un visionado del programa: Cuatro ha enfocado el sexo en televisión a través de programas como “Sex Academy”, “After Hours” o “Ciudades del pecado”. Sin embargo, “Adán y Eva” no es un programa sobre sexo. “Adán y Eva” es un espacio que cuida al máximo la exposición de sus participantes, tratando su desnudez de manera circunstancial y cuidando escrupulosamente las imágenes. La sensualidad, el humor y la sonrisa predominan entre las situaciones que propician los sentimientos de atracción, amistad, frustración, decepción y, por supuesto, amor.
  • Contra el “veneno del cuerpo 10”, ver todas los capítulos del programa: no existe un patrón físico determinado para participar en “Adán y Eva”. Estatura, peso, color de piel, masa corporal… Los propios participantes de “Adán y Eva son la prueba más evidente de que no hay un canon estético determinado en el programa.

Comenta y reacciona más abajo, ¡queremos saber qué te ha parecido!