Cuatro ayuda a emprendedores a través de ‘La incubadora de negocios’, nuevo programa presentado por Raquel Sánchez Silva

Si tienes una idea, no tienes nada. Si tienes una idea y un equipo, tienes un proyecto. Si tienes una idea, un equipo, un proyecto y mucha ilusión, tienes “La incubadora de negocios”. El próximo lunes, 2 de diciembre a las 00:15h llega a la parrilla de Cuatro el primer especial de este nuevo formato, presentado por Raquel Sánchez Silva, que mostrará el proceso de creación y puesta en marcha de un proyecto empresarial, así como los obstáculos y ayudas que encuentran en su camino los emprendedores para lograr su objetivo: establecer su propia empresa.

Producida por Cuatro en colaboración con 60dB y basada en una idea original de la productora de Risto Mejide, “La incubadora de negocios” acompaña, asesora y observa el día a día de los futuros empresarios para mostrar los retos a los que se enfrentan y los problemas que les frenananalizar sus proyectos con la ayuda de diferentes expertos, comprobar si finalmente alcanzan o no sus objetivos y descubrir el precio -personal, emocional o económico- que tendrán que pagar para conseguirlos.

Con “La incubadora de negocios”, Cuatro incorpora a su oferta de contenidos un factual de divulgación, denuncia y ayuda que desarrollará un caso en cada entrega del programa.

En un encuentro con medios realizado esta mañana, Manuel Villanueva, director general de Contenidos de Mediaset España, ha definido este nuevo espacio como “un programa que habla de sueños en un momento donde mucha gente busca una salida para sus ideas y sus anhelos. Estas personas son las que conocemos como emprendedores porque han decidido cambiar su actividad y su forma de vida y emprender una nueva senda profesional”.

Villanueva también ha explicado que “después de cada emisión haremos un seguimiento de cada caso, una prolongación en nuestra página web para saber qué ha ocurrido y cómo va desarrollándose el proyecto”

Mariano Blanco, director del Área de Producción de Entretenimiento de Cuatro, ha explicado el papel de Raquel Sánchez Silva al frente del programa: “Ella lleva a cabo en este formato una tarea muy próxima al ‘mentoring’, acompañando y asesorando en los distintos momentos del proceso para que el emprendedor dé los pasos oportunos para llevar a cabo su objetivo”.

Además ha añadido que “llevamos a cabo esta producción en colaboración con 60dB, con el equipo de Risto Mejide, que estos días es noticia por la publicación de su libro. Él mismo dice que no busquemos trabajo y añade algo fundamental al final de esa frase: ‘Invéntalo’. Esto tiene mucho que ver con lo que se va a hacer en este programa: trae una buena idea, cuéntanosla y ponla en valor para que alguien invierta contigo y puedas tener un futuro”.

No todos los emprendedores necesitan lo mismo. No todos los problemas se resuelven con dinero

Generar oportunidades para que los emprendedores puedan desarrollar sus propios proyectos sacando el máximo partido a su talento y a sus capacidades: éste es el compromiso principal de “La incubadora de los negocios”. Además de facilitarles conocimientos para que puedan superar sus metas, el programa les pondrá en relación con otros empresarios que han alcanzado la madurez profesional para completar su visión del negocio y del mercado.

Estimular el espíritu emprendedor, la cultura del esfuerzo y la formación permanente; motivar a los participantes con la ayuda de expertos; promover la audacia, la innovación y la ética empresarial; fomentar la acción; denunciar trabas administrativas y proponer soluciones realistas; apostar por el talento y la creatividad; y vencer el miedo al fracaso conforman los principales objetivos de “La incubadora de negocios”.

Raquel Sánchez Silva acompaña y apoya a los emprendedores

“Es muy difícil presentar algo más bonito que un programa que ayude a los demás. He tenido la oportunidad de hacerlo en Cuatro en espacios como ‘Soy lo que como’, ‘¡Qué desperdicio!’ y con programas de coach. La satisfacción que te produce hacer algo que ayuda, que enseña y que inspira y que tiene esa conciencia social es para mí importantísimo y me hace mucha ilusión que ésa sea la manera en la que regrese después de un descanso de unos meses”, ha explicado Raquel Sánchez Silva.

“La incubadora de negocios’ es un programa de sueños y de ideas y plantea hasta qué punto los emprendedores tienen una oportunidad real para llegar a conseguir su sueño. No consiste solamente en enseñar y tener esa labor didáctica que ayude al emprendedor, decirle cómo lo puede hacer, sino también plantearnos si realmente, administrativamente, potencialmente el emprendedor está arropado como debería estar. ¿Hasta qué punto ese sueño tiene todo el apoyo social, humano y administrativo para ser real? Aparte de eso, el sueño no sólo se construye en el entorno empresarial, sino también en el entorno familiar: cuando un emprendedor arranca lo primero que necesita es tener cerca a sus amigos y su familia y eso también genera una historia en sí misma. Vivimos con el emprendedor una pequeña historia que puede transformar su vida”,  ha añadido la presentadora.

Con este nuevo formato, Raquel Sánchez Silva se pondrá al frente de un factual tras haber presentado otros géneros como informativos, magacines, concursos, docurrealities, realities y formatos de coach. Su labor consistirá en acompañar y apoyar a los emprendedores que protagonizan cada entrega, además de realizar un balance final del paso de cada uno de ellos por el programa.

Alejandro, un funcionario dispuesto a instalar una tirolina urbana en la plaza de Callao, protagoniza el caso del primer especial del programa

A sus 34 años, Alejandro, maquinista de telón en el teatro María Guerrero de Madrid, está dispuesto a dejarlo todo para poner en marcha su proyecto: instalar una tirolina urbana en la plaza de Callao de Madrid. Su reto es crear una experiencia única de la que todo el mundo hable y que refuerce el valor turístico de la ciudad, una actividad de aventura que permita “volar” entre edificios, por encima de los atascos.

En su camino encontrará varias dificultades, ya que tendrá que conseguir permisos administrativos, buscar un emplazamiento para su tirolina, encontrar financiación y socios que le apoyen y crear una imagen de marca a la altura de su proyecto.

Alejandro sabe que el verdadero escollo de su iniciativa estriba en conseguir los permisos administrativos pertinentes para ponerla en marcha y necesitará toda la ayuda posible para convertir su idea en un proyecto sólido y convencer al Ayuntamiento de alguna gran ciudad de que sus tirolinas son 100% seguras.

Enrique Darriba, director general de contenidos de 60dB, ha avanzado otros proyectos que formarán parte de futuras entregas del programa: “Estamos trabajando en otros casos, como el proyecto de tres abuelas de Córdoba que han decidido montar una fábrica de un dulce local, el turrolate, y con 60 años han decidido emprender; una pareja muy joven que ha montado un negocio de lanas a través de Internet; y unos empresarios de Jerez que han inventado un cobertor para que los pasos de Semana Santa no se mojen”.