‘Conexión Samanta’ aborda los trastornos alimentarios masculinos, este viernes en Cuatro


Llega con sigilo, sin que nadie lo perciba, y así permanece hasta que queda completamente instalado en el enfermo. Los trastornos alimentarios, una de las enfermedades más difíciles de detectar en sus primeros síntomas, se convierten en objeto de análisis e investigación este viernes, 13 de febrero, a las 22:30h, en el nuevo reportaje especial de ‘Conexión Samanta’. La reportera Samanta Villar indagará en una de sus caras más invisibles: el preocupante aumento que esta enfermedad está teniendo entre los hombres. La anorexia y la bulimia atacan cada vez a más jóvenes y cada vez afecta a un mayor número de varones.

Así lo aseguran sendos estudios de las Universidades de Montreal y Oxford. Las cifras han pasado en menos de 10 años de un 5% de chicos con anorexia o bulimia a un 10% del total. Algunos expertos van más allá y hablan de uno o dos chicos enfermos por cada ocho o 10 mujeres. Y en aumento.

Samanta Villar se adentra en esta nube de cifras para contar cómo es la vida de cuatro hombres, de diferentes edades y perfiles sociales, con graves trastornos alimentarios.

Cuatro hombres cuentan a Samanta Villar su lucha contra esta enfermedad

Alberto, de 19 años, será el primer protagonista de este  ‘Conexión Samanta’. Lleva más de tres años luchando contra la anorexia. Sin éxito. Sabe que un 30% de los enfermos nunca llega a curarse. Con una estatura de 1,68 metros, apenas pesa 49 kilos. “No me puedo permitir llegar a los 50 kilos. Me vuelvo loco”.

La desesperación de sus padres es similar a la vivida por los de Luis, enfermo desde los 12 años. Después de dos años, pasa la mitad del día ingresado en un centro de tratamiento. Su caso es especialmente ilustrativo, porque los estudios indican que cada vez son más los niños que empiezan a restringir la dieta cuando ni siquiera han alcanzado la adolescencia.

José Antonio, otro de los protagonistas del reportaje, forma parte de ese tercio de los enfermos que, aun recuperados, están en permanente lucha contra la enfermedad. También cumple con otro perfil, el de la mayoría de chicos que padecen anorexia y que suelen combinar la restricción de la ingesta con una obsesión por el ejercicio.

Completa el reportaje José Luis, un hombre de 39 años que a raíz de inestable situación profesional y laboral ha generado una ansiedad que le hace perder el control con la comida. José Luis tiene trastorno por atracón, uno de los trastornos alimenticios más desconocidos, pero que supone el 50% de los diagnósticos. Una persona con este trastorno puede llegar a consumir hasta 6.000 calorías en un día, cuando una dieta normal ronda las 2.000.

Samanta compartirá con ellos el día a día y ve cómo se relacionan todos ellos con la comida. Los que restringen y los que no. Los que cuentan los macarrones para no pasarse y los que comen sin pensar. Cuatro historias de lucha para poner de relieve que los trastornos alimentarios son también cosa de hombres.

  

Comenta y reacciona más abajo, ¡queremos saber qué te ha parecido!