‘Comando Actualidad’ recorre este miércoles localidades que ‘Tienen un filón’ para los negocios


Un tesoro de sal bajo sus, un pueblo que durante seis meses al año roza el pleno empleo o un lugar recóndito de Teruel donde sus vecinos se han buscado la vida vendiendo por internet todo lo que sea necesario, desde alfalfa hasta pan ¿Cómo se han abierto las puertas al mundo? ‘Tienen un filón’, con reportajes de Mario Montero, Sara Lozano, Silvia Sánchez y Juan Carlos Cuevas este miércoles, 9 de Octubre a las 22.30 horas en ‘Comando Actualidad’.

José Luis vio que las telas podían darle más beneficios que su horno de pan, así que viajó a Barcelona, se hizo con un buen lote, creó la primera fábrica y, junto a otros vecinos que lo han seguido, ha convertido a Fuente Palmera (Córdoba) en “el pueblo de los novios”. En esta localidad de 5.000 habitantes casi todos viven del negocio nupcial: desde fábricas que hacen los trajes hasta quien los vende, agencias de viajes, coches de lujo o regalos. Novios de todo el mundo tienen en este pueblo cordobés su paraíso.

También tienen el filón asegurado en Estepa (Sevilla), donde buena parte del pueblo, sobre todo las mujeres, han levantado su casa gracias a los mantecados. Un trabajo “hereditario y vitalicio” entre agosto y enero. Aquí las bodas, los bautizos e incluso la visita al médico se dejan para después de Navidad.

En Añana (Álava) casi todos los vecinos son propietarios de un terreno del pueblo donde “cultivan” la sal como en tiempos de los romanos. Sus espectaculares vistas han convertido al ‘Valle Salado’ en un atractivo que recibe unas 30.000 visitas cada año. Esta sal de gran calidad sigue siendo negocio, sobre todo gracias a la alta gastronomía. Un salinero puede recibir unos 40 euros por una pequeña “estalactita” de sal. Es, aseguran, su oro blanco.

Ricardo dice que “internet se inventó para Teruel”. Empezó a mandar desde Castelserás cuchillos españoles a todo el mundo y sus vecinos vieron que había un filón en la red. Así, este pequeño municipio tiene una densidad extraordinaria de negocios online. Ahora envían el pan, la alfalfa o piezas de cantera hasta Antofagasta o Sebastopol.