Así son las pruebas de ‘Me Resbala’, el nuevo programa de Antena 3


Antena 3 estrenará este viernes, 15 de noviembre su nuevo programa ‘Me Resbala’, un nuevo formato de la mano de Shine Iberia. ‘Me Resbala’ es un nuevo programa de entretenimiento basado en la improvisación, la música y el humor presentado por Arturo Valls.

Así son las pruebas

Teatro de pendiente

Los participantes tendrán que escenificar un sketch en un decorado construido con un desnivel del 22,5º. El objetivo de los participantes es actuar con normalidad, como si el set estuviese nivelado, pero la inclinación provoca que sea muy difícil conseguirlo.

El presentador les va indicando lo que deben representar, improvisando como si fueran sus marionetas. Cada semana, el decorado mostrará un lugar distinto: El salón de una casa, un bar, un casino, un gimnasio, un restaurante, una tienda, etc.

Alfabody

Dos participantes han de comunicar al resto una palabra dada, pero para ello sólo cuentan con sus cuerpos. Deben reproducir cada una de las letras tumbados en el suelo y tratando de imitar la forma de la letra. Los espectadores lo verán con una cámara cenital.

¿Está consuelo?

Sobre un vinilo situado en el suelo, los actores interpretan una escena tumbados, tratando de simular que están en pie. En la gran pantalla, se proyecta un plano cenital, haciendo creer al espectador que los cómicos están actuando con normalidad.

Fotomímica

Tres participantes juegan. Mediante mímica, uno de ellos intentará que los otros dos adivinen una palabra. Una vez adivinada, se cambian de posición.

Manos a la sombra

Dos de los cómicos, colocados detrás de una pantalla intentarán que el tercero consiga adivinar el título de una película, proyectando sombras chinescas.

Dobla o nada

Los cómicos deberán doblar las voces de una película antigua sobre la marcha, mientras la están viendo. El argumento original es modificado, como si los actores de la película estuviesen haciendo otra cosa.

El que no llora no nana

Los tres participantes deberán contarle un cuento a un bebé, pero con un handicap: deben mencionar varias palabras que Arturo les irá dando, todas ellas muy difíciles de incluir en el argumento de un cuento. El bebé responderá riendo, gruñendo, o llorando, se meará, vomitará o incluso les rociará con espuma. Los cómicos se mancharán, mucho.