Así es ‘Algo que celebrar’, la nueva comedia de Antena 3 para el prime time del miércoles


Antena 3 pone a la familia española frente a la cámara con esta divertida comediaLos Navarro entran en los hogares con una parodia de la familia en los grandes acontecimientos: Una boda, una comunión, un cumpleaños y el Día de la Madre serán las celebraciones que protagonizarán los primeros capítulos de la ficción que se estrena el próximo miércoles a las 22:30.

La serie arranca con un planteamiento muy original: observar la evolución y revolución de una familia como la de cualquiera de nosotros a través de los grandes acontecimientos que les unen en fechas concretas. Bodas, bautizos y comuniones, sí, pero también cumpleaños, navidades, funerales y todas aquellas ocasiones que están marcadas en el calendario familiar.

Cualquier parecido con la realidad, más que una coincidencia, será inevitable. El amor incondicional entre abuelos y nietos, la complicidad entre primos, el escote de la cuñada, las rivalidades absurdas y los reproches callados durante años se ponen encima del mantel de las grandes ocasiones en un menú en el que las risas, las lágrimas y alguna que otra bronca constituyen el plato principal.

La ficción, que graba cada episodio en uno o varios escenarios únicos, tiene un núcleo de protagonistas troncal al que acompañan, en cada entrega, actores capitulares que entran y salen de las tramas con la misma facilidad con la que las familias añaden y despiden miembros ocasionales.

Con cuatro generaciones y creciendo, los Navarro comparten sangre, negocio, secretos y, cómo no, un grupo de whatsapp en el que, a su pesar, al que todos los miembros están constantemente conectados.

Así empieza ‘Algo que celebrar’

Eva Navarro, soltera y en paro, se dispone, muy a su pesar, a pasar un fin de semana rodeada de su familia. Esta vez no había forma de escaquearse, pues los Navarro celebran nada más y nada menos que la boda de Santi, el pequeño, un bala perdida que parece decidido a sentar la cabeza… o tal vez no. Desde luego si Santi no se casa esta vez no lo hará nunca, pues su prometida, Rose, es la novia perfecta, un ángel recién llegado de Escocia.

 

Los Navarro, como buenos anfitriones, intentarán dejar el pabellón en lo más alto para impresionar a la familia de la novia, pero como les suele pasar, no hay evento familiar en el que, por una razón o por otra, no acaben liándola parda. Y esta vez no hay una razón: hay barra libre.

Para empezar, Manuel y Concha, los patriarcas del clan, han decidido separarse después de cuarenta años de matrimonio y están esperando a que concluya la boda para soltarles la noticia bomba a sus hijos. Por otro lado, Eva es la última en enterarse de que Gorka, su ex, está saliendo con la prima Mariví, con quien, por supuesto, acudirá a la boda.

Y para acabar de arreglarlo, Laura, la mayor, no está dispuesta a ceder ni un centímetro en la guerra abierta que tiene con Pilar, su cuñada, a propósito de la comunión de los niños… Y es que así son los Navarro: antes de que acabe una celebración, por desastrosa que sea, ya están pensando en la siguiente.

Comenta y reacciona más abajo, ¡queremos saber qué te ha parecido!