‘Amor, ¿y si lo hacemos antes de morir?’, una comedia agridulce en la Gran Vía


La compañía Mudanzas y Portes Teatro traslada su comedia ‘Amor, ¿y si lo hacemos antes de morir?’ a la Gran Vía madrileña durante este mes de septiembre en el clásico Teatro Arlequín. Después de estar durante un año llenando de risas y público las salas alternativas de Madrid, esta joven compañía acepta el reto de mudarse al Teatro Arlequín con la máxima ilusión. En Mi Zona TV no queríamos perdernos la oportunidad de pasar una tarde de risas con la compañía, ¡y nos colamos en los camerinos!

Los actores nos abrieron la puerta del backstage, y nos invitaron a ver cómo es la preparación de la obra minutos antes de comenzar la función. Una de las cosas más importantes para ellos, es ese momento en el que juntan sus manos para unir su fuerza y salir cargados de energía, ritual que siguen siempre antes de salir a escena.

Miguel Rascón, Beatriz Manrique, Carlos Guardiola y Álvaro Doñate dan vida a Álex, Pilar, Hugo y Raúl respectivamente. Cuatro personajes que harán que el público se sienta como uno más del grupo. ‘Amor, ¿y si lo hacemos antes de morir?’, con influencias de series como ‘Friends’ y ‘Como conocí a vuestra madre’, es una comedia agridulce donde nada es lo que parece y nada termina cómo empieza. Una historia sobre la vida y la muerte, la verdad y el amor.

Samuel Señas, director de la obra, define así el montaje: “La obra son cuatro amigos una tarde. Un descubrimiento. Un aprender quién es el del al lado. Ese día, estos amigos descubren quiénes son los que han estado tanto tiempo a su lado. Y lo más bonito es que el público siempre sabe más que los personajes.” El texto, firmado por Álvaro Doñate y Marta Sánchez Guillén nos muestra un trozo de vida donde la realidad siempre supera a la ficción. Donde una idea disparatada puede ser la llave de la caja de Pandora.

Con un decorado de lo más original y práctico, un buen guion y unos excelentes actores, ‘Amor, ¿y si lo hacemos antes de morir?’ encanta a todos. No hay nada más que ver la respuesta del público, que llenaba de risas y aplausos el teatro Arlequín.

Te cansarás de reír, pero también hay momentos de reflexión sobre la vida y la amistad. Una obra que no dejará indiferente a nadie. Aún estas a tiempo de verlo con tus propios ojos el próximo sábado 29 de noviembre. Y además, nos comunican que prorrogan para todo diciembre. ¡Yo que tú no me la perdería!