Alejandra Andrade viaja al país del mundo con más españoles presos en sus cárceles en “Encarcelados”


laSexta estrena mañana, en prime time, una nueva entrega de Encarcelados. Con Alejandra Andrade al frente, el equipo viaja a Perú, el país del mundo con más españoles presos en sus cárceles. Sólo en Perú hay más de 300. Y la cifra no para de crecer. En el último año se han detenido en el aeropuerto de Lima a más españoles que peruanos. La situación preocupa tanto que la Defensora del Pueblo español se ha visto obligada a visitar las prisiones y a hablar con las autoridades peruanas.

Nada más aterrizar en Perú, el programa capta una imagen inédita: el momento en el que la policía antidroga detecta a un camionero madrileño con tres kilos de cocaína en su maleta. El equipo es testigo de todo el proceso por el que pasan los “muleros” españoles: desde el registro y detención, hasta su estancia en los calabozos de Antidroga.

La periodista Alejandra Andrade, entra en la cárcel modelo de Perú, Ancón II, donde acaba la mayoría de los españoles y habla con Jesús, un camarero  de Girona de apenas 23 años; con Eduardo, un vigilante jurado y padre de un agente de la guardia civil; con Juan Manuel, un técnico de mantenimiento de hoteles en Canarias; con Rosa, una cocinera vasca y con Mónica, una dependienta de Reus. Sus testimonios revelan la corrupción que hay dentro de la cárcel y el estado de terror al que están sometidos los españoles.

El reportaje descubre la cantidad de españoles que viven en una especie de limbo tras su paso por prisión. A través de tres mujeres, de San Sebastián, Barcelona y Sevilla respectivamente, Encarcelados comprueba que, sin dinero y desamparadas,  deben permanecer en Perú hasta que salden la  deuda económica contraída con el estado. Además, durante la grabación y de forma inesperada, el equipo asiste a la puesta en libertad de una catalana, comercial inmobiliaria

Encarcelados es una serie inédita que cuenta con los testimonios en exclusiva de 120 españoles encarcelados. Producida por Verte para la cadena, este trabajo de investigación se desarrolla a través de diez reportajes, de setenta minutos, que retratan la crueldad de los más duros e inhumanos centros carcelarios y revelan un fenómeno que parece imparable: la crisis ha disparado el número de españoles captados por las redes del narcotráfico.

Este proyecto de investigación periodística ha hecho que, por primera vez en España, una televisión –la Sexta– entre en hasta treinta cárceles de siete países de América Latina; lugar donde cumplen condena la mayor parte de los 2.500 españoles presos en el extranjero.