Adela Úcar se adentra en el mundo de la prostitución este domingo ‘En la caja’


El mundo de la prostitución es la realidad a la que tendrá que enfrentarse Adela Úcar en la nueva entrega de “En la caja”, que Cuatro emitirá el próximo domingo 30 de agosto (2200h).

Durante el programa, la periodista se traslada hasta dos áreas muy representativas de la geografía Española: La Junquera, en Gerona, junto a la frontera francesa, y la colonia Marconi, en Madrid. “Pasear por allí no era en absoluto agradable. Para empezar, ver a las mujeres desnudas en la carretera es denigrante (…) Ninguna mujer debería tener que ponerse en pelotas en la calle para llegar a fin de mes”. Adela Úcar también se traslada al centro de Madrid, un lugar en el que convive la prostitución más sórdida con servicios de alto standing.

La presentadora escucha cómo algunos dueños de clubs están convencidos de que hacen una labor social con las chicas que trabajan en sus locales y habla con clientes habituales partidarios de regularizar la situación laboral de las prostitutas y que niegan la existencia de la explotación sexual. La periodista también se pone en contacto con las propias prostitutas: las que ejercen en la calle a 15 euros el servicio, las que trabajan en clubs de carretera y confiesan ganar hasta 6.000 euros al mes, las que están orgullosas de su profesión, las que encaran su actividad como algo temporal, y también las que acabaron en la prostitución víctimas de las mafias. Después de hablar con todas ellas, la conclusión de Adela es abrumadora: “Las prostitutas no son conscientes del abuso que están sufriendo. Son doblemente víctimas”.

Adela Úcar también acude a la Policía para incorporarse a distintas rondas de patrullas que evidencian la tensión que se vive entre las trabajadoras y sus proxenetas. Los agentes le revelan la realidad del negocio de la prostitución en cifras: sólo en España mueve diariamente cinco millones de euros. Además, destaca la conexión de esta actividad con las mafias de personas y el crimen organizado. “Nosotros no combatimos la prostitución, que no es un delito en España, combatimos la trata de personas con fines de explotación laboral o sexual. Más del 80% de las prostitutas que se ven son víctimas de explotación sexual. El cliente no quiere ver lo que hay detrás de este lucrativo negocio. Estamos hablando de comercio de carne, de comercio de personas. Es la esclavitud del siglo XXI”, resume un policía ante las cámaras de “En la caja”.

Junto a los testimonios de todas las partes implicadas y ante la reciente propuesta de Ciudadanos de legalizar la prostitución, Adela Úcar se pregunta si la legalización favorecería o perjudicaría a las prostitutas. “Todas las mujeres que he conocido son, desde luego, mujeres valientes que han recurrido a la prostitución para salir adelante ante una situación en la que no encontraban ninguna alternativa”, resume la periodista sobre su experiencia.