Actores del curso de Proyecto PRO comparten escenario con Teresa Hurtado y Ricard Sales


Cuatro actores del primer curso de interpretación para personas con discapacidad del Proyecto PRO, organizado por la Fundación Atresmedia y la Fundación Globomedia, representan ‘Yo me bajo en la próxima, ¿Y usted?’. Enrique Herreros, Adela Estévez, Antonio Lagar y Miriam Fernández compartirán escenario con los intérpretes Teresa Hurtado y Ricard Sales.

La famosa obra escrita por Adolfo Marsillach se estrena este 2 de diciembre a las 19.30h en el Teatro La Latina de Madrid para conmemorar el Día Internacional de las Personas con Discapacidad.

La Fundación Atresmedia y la Fundación Globomedia, pusieron en marcha en enero pasado el primer curso de interpretación para personas con discapacidad del Proyecto PRO, la escuela audiovisual para personas con discapacidad creada en 2010 por la Fundación Atresmedia con la finalidad de facilitar su integración social y laboral en el ámbito audiovisual.

Por primera vez, la compañía de Blanca Marsillach representará ‘Yo me bajo en la próxima, ¿Y usted?’, la famosa obra escrita por Adolfo Marsillach que se estrenó en 1981 protagonizada por Concha Velasco y José Sacristán. Este nuevo proyecto escénico de integración forma parte de la filosofía de la compañía de teatro social de la actriz, que también por primera vez integra sobre las tablas actores profesionales con y sin discapacidad. “El objetivo es que el teatro social deje de ser algo excepcional y se convierta en algo habitual”, opina Blanca Marsillach.

Para Marsillach, esta producción dirigida por Darío Facal, “marcará un antes y un después, ya que por fin podemos cumplir nuestro sueño, que es emplear en todos los ámbitos del mundo del espectáculo a personas con capacidades diferentes y contribuir así a normalizar su situación”.

Ambientada en una ciudad de la España de la década de 1950, ‘Yo me bajo en la próxima, ¿Y usted?’ narra los encuentros y desencuentros de una pareja que se conoce en un vagón del metro y que apresuradamente -al mes de haberse conocido- deciden casarse, para luego fracasar en su matrimonio. Lo humorístico del caso es que este fracaso resulta extremadamente divertido para los espectadores. Los protagonistas se van transformando en diferentes personajes, todos con una caracterización muy especial, dando como resultado una pieza única, muy divertida y con un toque musical.

Con esta obra, la compañía de Blanca Marsillach, Valera Producciones, da un nuevo paso en su meta de lograr la integración de las personas con discapacidad dentro de las artes escénicas. Con el apoyo de la Fundación Repsol, ha ofrecido proyectos de teatro interactivo para personas con discapacidad en diferentes ciudades de España desde que en 2010 pusiera sobre un escenario ‘El reino de la tierra’, de Tennessee Williams.