Amar en tiempos revueltos, una mirada peculiar a la postguerra española

Hace un par de años vi por primera vez esta serie en la tv, ¡qué curioso! ¡Una telenovela sobre la Guerra Civil Española! La idea se alejaba bastante de los culebrones sudamericanos a los que estamos acostumbrados pero en aquel momento no le presté más atención. Sin embargo, por casualidad del destino o del azar, hace dos veranos, estando en un hotel en Barcelona durante las vacaciones de verano, empecé a verla y caí rendida a sus pies. El idealismo que desprendía la novela me entusiasmó.

Por aquel entonces, la serie emitía su tercera temporada en antena, actualmente va por la quinta. No es una novela al uso aunque al tratarse de una guerra civil, su partidismo es evidente. Es muy difícil hacer un serial objetivo sobre una guerra civil pero al margen de esto, la serie es muy recomendable de seguir. Podemos aprender de una forma cotidiana y bastante llevadera costumbres sobre nuestro país, nuestra historia más reciente y nuestra cultura.

Al visionarla podemos observar las costumbres cotidianas de una época muy reciente, hace sólo entre unos cincuenta o setenta años, período histórico muy pequeño, pero lo más curioso al verla es comprobar lo mucho que se ha avanzado en términos de calidad de vida (la incorporación de la mujer al mundo laboral, el avance de la medicina y la tecnología, por aquellos entonces muy precaria) o las curiosas modas, en particular la femenina, por la que yo me declaro fan. Pero lo más admirable es que, pese a que algunas cosas como los refranes, que algunos se han quedado obsoletos, otros aún siguen vigentes en la actualidad, el ser humano, y en particular, el pueblo español mantiene la misma esencia. Que la historia se base en los años 40, en el S.XVII (Como la serie Águila Roja) o en el S. I (en series como Roma)  los sentimientos humanos y los errores que cometemos son los mismos por lo que reafirmo la debilidad del ser humano ante situaciones similares. Quizás no hayamos avanzado tanto humanísticamente como a priori pueda parecer. A veces es bueno volver la vista atrás y ver los errores del pasado que cometieron algunos, no para refugiarse en el pasado sino para aprender de ellos y seguir evolucionando como personas con vista a construir un futuro más prometedor y mejor.

He de destacar que la serie mantiene un nivel de producción bastante aceptable para tratarse de una serie diaria. Quizás no pueda evitar equivocarse en algunos detalles, ni que pueda con unos efectos especiales dignos de admiración como otras series de corte fantástico como El Internado o incluso también de inspiración histórica como Águila Roja pero sí precisa de detalles minuciosos no menos importantes como el vestuario, los complementos, los peinados u objetos antiguos de gran valor histórico como las calculadoras antiguas, la radio, medio de comunicación muy popular en una época que aún no existía la televisión en España, o también observar cómo fueron los primeros grandes almacenes, comercios muy habituales actualmente, o la Universidad como institución que formaba las generaciones futuras que harían progresar a nuestro país después de una época de postguerra, triste y sombría.

No te pierdas ninguna novedad sobre Mi Zona TV y síguenos en Facebook (haz clic aquí), Twitter (haz clic aquí) y suscríbete a las notificaciones de esta web para enterarte de las novedades más importantes totalmente gratis.