Vuelve “El Intermedio”, a pie de calle, más urbano que nunca pero con la misma visión crítica


Wyoming regresa como capitán indiscutible del equipo formado por Sandra Sabatés, Thais Villas, Gonzo y Dani Mateo

A pie de calle, más urbano que nunca, sin tiempo, ganas, ni dinero para fichajes galácticos pero con la misma visión crítica de siempre, El Intermedio regresa este lunes a laSexta tras la obligada pausa veraniega. Un descanso especialmente merecido, no para Wyoming que, prácticamente, no hace nada, sino para los espectadores que tienen que soportarlo.

El informativo de humor producido por Globomedia para laSexta regresa con la alineación habitual, con su capitán de titular indiscutible (en realidad, nadie osa discutirle esa jerarquía) y dispuesto como siempre a asombrar a la grada con sus comentarios y chascarrillos. Confirmado: Wyoming seguirá bajo los palos tras la magnífica temporada pasada, en la que el programa congregó una media de 1,9 millones de espectadores.

Los políticos que tantos minutos de gloria dieron al programa siguen ahí por lo que nada hace pensar que la octava temporada de El intermedio que empieza este lunes no será mejor que la anterior, contradiciendo la frase que cada noche pone fin al espacio: “Mañana más pero no mejor porque es imposible”.

Junto a Wyoming, por las bandas y arropando al líder se situarán los ya conocidos Sandra Sabatés, Thais Villas,  Gonzo y Dani Mateo, veteranos profesionales que, pese a su insultante juventud, están en el momento más brillante de su carrera… al menos de su carrera en El intermedio.

Y en el banquillo, el entrenador de las últimas ocho temporadas, Miguel Sánchez-Romero, un caso insólito de longevidad directora que estudian con curiosidad en las escuelas de entrenadores de fútbol. Sánchez-Romero encabeza  un curso más un equipo de guionistas amantes del pase corto, el chiste, los videos manipulados y la apostilla, que se han convertido contra su voluntad (o eso nos quieren hacer creer) en uno de los principales quebraderos de cabeza de políticos de toda clase y condición.

En medio de tanta insensatez, Sandra Sabatés repasará, si le deja Wyoming, las noticias del día, las grandes noticias pero también las más pequeñas, aquellas que pasan desapercibidas en los grandes medios. Eso sí, tendrá que lidiar un año más con la incontinencia verbal de su jefe.

Thais Villas se encargará de nuevo de las entrevistas a políticos y celebrities de muy distinto pelaje, pero frecuentará también el asfalto en busca de ciudadanos que quieran responder a sus preguntas a pie de calle.

Gonzo, empeñado en ignorar que está en el programa por su físico, intentará profundizará en su papel de reportero serio e incisivo.

Por su parte, Dani Mateo, indiscutible “tuitstar” del programa, seguirá siendo pilar indiscutible del mismo ocupándose de hacer todo aquello que a Wyoming le dé pereza.