“Un príncipe para Corina” celebra este lunes su gran final en Cuatro


“Fueron felices y comieron perdices”. Así acaban la mayoría de los cuentos de princesas y a eso mismo aspiran Corina Randazzo y los conquistadores de “Un príncipe para Corina”, el reality-dating de Cuatro que el próximo lunes, 8 de julio a las 22:30h, llegará a su fin.

El concurso finaliza respaldado por la audiencia: desde su estreno en mayo, los ‘testigos’ que han acompañado a Corina en su búsqueda del amor han ido incrementándose, batiendo su propio récord durante la emisión del pasado 1 de julio, con 1.725.000 espectadores y un 11,1% de share. En la misma emisión, “Un príncipe para Corina” también lideró de forma absoluta el target comercial anotando su cifra récord: 16,1% de share, además de ser la opción favorita de la noche para los espectadores jóvenes, ejerciendo el liderazgo absoluto en los grupos de público de 13 a 24 años (24,9%) y de 25 a 34 años (25,8%).

Los buenos datos de audiencia se unen al éxito logrado en las redes sociales, convirtiendo al concurso en un fenómeno de share social. Según la consultora norteamericana The Wit, el primer programa consiguió ser el estreno televisivo más comentado del mundo, con 115.000 comentarios y 8 Trending Topic nacionales. Por su parte, la semifinal dio lugar a 8 Trending Topic nacionales, 2 mundiales, el 85% del share social y más de 145.000 comentarios.

Seis candidatos en busca de amor

Después de intensas semanas conociendo a más de una veintena de aspirantes a príncipe azul, ha llegado el momento de que la hermosa Corina tome su decisión final. Solo quedan seis candidatos y entre ellos puede encontrarse el verdadero amor de la princesa del cuento. Arropada por los suyos, Corina será la protagonista de una romántica jornada en la que ya no habrá marcha atrás: tendrá que elegir a uno de los candidatos o regresar a casa del brazo de su padre con la esperanza de encontrar en otro lugar a su auténtica media naranja.

El cuento llega a su fin. Roma ya queda lejos y Corina tiene frente a sí a los últimos afortunados. Seis conquistadores a los que solo les queda el cartucho final para robar el corazón de la princesa. Antes de que ella tome una decisión definitiva los aspirantes a príncipe tienen una última oportunidad de convencerla. Y lo harán mediante una prueba de amor.

Sólo disponen de una hora para sorprenderla como nunca antes lo han hecho. Tendrán que innovar, improvisar y lucir sus armas más potentes. Saben que se la juegan y no pueden fallar. Uno de ellos se rapará la cabeza, otro reclutará a una multitud para que le cante una canción a su amada, otro aprenderá a bailar salsa… Todos dedicarán las más variopintas muestras de amor para poder salir victoriosos.

La última batalla antes de la decisión final

Tras las pruebas de amor, Corina dará su primera calabaza. Acompañada de sus asesores y del resto de conquistadores, la princesa se embarcará en una ‘travesía del amor’, donde tendrá que dar dos nuevas calabazas y volverá a tierra con los tres finalistas del programa. ¿Quién tendrá la llave del corazón de la princesa? Sólo Corina lo sabe. Y una decisión tan importante hay que tomarla en un entorno perfecto, con los mejores testigos y tras una profunda reflexión.

Corina pide a Bruján su tercer y último deseo. Quiere que su padre regrese para arroparla en un momento tan importante para ella. Las horas previas al evento son un hervidero de nervios, preparativos y encuentros inesperados. Luis Casas, Álvaro Colina y el chino vasco, Yong Li, entre otros, regresan por sorpresa para asistir al evento como testigos de lujo.

La ceremonia final da comienzo. Corina, más bella que nunca, se presenta ante sus súbditos. Un zapato de cuento descansa sobre un pequeño trono. Los conquistadores, expectantes, van a conocer la decisión final. ¿Conseguirá alguno de ellos convertirse en el príncipe azul o Corina regresará a casa con el Rey y sus asesores como única compañía?