Un nuevo novio, un okupa y dos cuñadas enfrentadas en el segundo capítulo de ‘Algo que celebrar’


Las celebraciones de los Navarro no son nada usuales y prueba de ello es que han decidido celebrar el convite de la comunión en un paintball (Nico y Mateo están encantado con la idea) sin embargo con pistolas y pintura de por medio… no puede augurar nada bueno. Las trastadas de Mateo, la guerra entre Pilar y Laura, la floreciente relación de Gorka y Eva y el loco nuevo novio de Eva han hecho una comunión difícil de olvidar.

 

La familia Navarro tiene una nueva celebración la comunión de Nico y Mateo, los dos más jóvenes del clan. Laura y Pilar, cuñadas y archienemigas han sido las encargadas de organizar el evento. Como diría el bueno de Enrique en uno de sus partes meteorológicos, “cien por cien de posibilidades de tormenta”. Ya que ambas son muy diferentes Pilar ha elegido la iglesia mientras que Laura ha decidido hacer el convite en un paintball, algo que no le ha hecho nada de gracia a Pilar.

Gorka y Eva casi se besan en plena partida de Paintball

Mateo roba dinero del cepillo de la iglesia

Mateo hace explotar la tarta de comunión

Eva, mientras tanto, es feliz con David, su nuevo novio, una imposible mezcla de atleta sexual y amigo sensible, siempre atento a todos sus caprichos. Lo que ella ha venido a llamar el ‘Vikingo Gay’. Pero el hombre perfecto tendrá que superar la prueba definitiva: una celebración con los Navarro.

David confiesa que ha ido en busca de Mariví

¡Esto no es una familia, es el 1, 2, 3!

Santi y Rose vuelven de su viaje de novios y se encuentran con un okupa en su nidito de amor: Manuel, que tras su reciente separación, no tiene otro sitio donde ir. Santi quiere disfrutar de su mujercita en la intimidad, así que no está dispuesto a quedarse con su padre y para ello tendrá que conseguir que su madre perdone a Manuel, algo altamente improbable, pues Concha sospecha que su marido hace años tuvo un hijo secreto con una empleada de la pastelería.

Se juegan quién se queda con Manuel a los chinos

¿Quién se queda a papá primero?