Un novio hippy, el temazcal, un intruso y Canela, la cabra en el cuarto capítulo de ‘Algo que celebrar’


El fin de semana en la casa rural ha pasado de todo, tras conocer a Camilo, el nuevo novio de concha. Los Navarro se han buscado a ellos mismos cada uno a su manera claro. Repasa los mejores momentos haciendo clic en la foto.

Coincidiendo con el día de la madre, Concha invita a sus hijos a pasar el fin de semana en una casa rural propiedad de Camilo (Eloy Arenas), su nuevo novio, una especie de hippy eco-naturista trasnochado. Los Navarro acuden al encuentro con una mezcla de curiosidad y repelús sin saber que Manuel, muerto de celos, les ha seguido y amenaza con arruinar la celebración.

Enrique “El Borrascas”, de entrada el más entregado a las recetas new age de Camilo, tiene un encontronazo con un desconocido que le provoca una crisis de identidad: ¿es suficientemente macho, o por el contrario, es un hombre blandengue de manual?

Eva, por su parte, atraviesa por un mal momento y ver que la vida sexual de su madre es más intensa que la suya no le alegra el día, precisamente. Con la autoestima por los suelos, lo último que se imagina es que su sobrino Pedro pueda sacarle del hoyo y devolverle la alegría.