Un cumpleaños, un trofeo roto y un campo de golf en el tercer capítulo de ‘Algo que celebrar’


Lolo y Pilar están encantandos de estar en el club de golf. Sin embargo, pese a sus intentos de estar a la altura, acaban armando un buen lío tras destrozar por completo un trofeo que el propio Severiano Ballesteros había regalado al club. Esta noticia incluye spoilers.

 

Francis, el hermano de Manuel que se fue a hacer las Américas, invita a toda la familia Navarro a su exclusivo club de golf para celebrar el ochenta y cinco cumpleaños de la abuela.

Tradición y calidad

Lolo trata de arreglar el trofeo

Lolo destroza el trofeo

Con la excusa de no disgustar al pijo de su hermano, que no sabe nada de su separación, Manuel le pide a Concha que acuda con él a la celebración y haga un poco el ‘paripé’. Concha accede con una condición: que Manuel le firme de una vez los papeles del divorcio.

Mamá tiene novio

Manuel se entera de la nueva relación de Concha

Enrique sorprende a Los Navarro con un anuncio

Eva, una chica responsable

Eva ¿Lesbiana?

Harto de que el vago de Santi sablee a su padre un día sí y otro también, Lolo se planta: si el niñato quiere dinero, que arrime el hombro y trabaje con ellos en la pastelería. Cuando parece que a Santi no le va a quedar más remedio que pasar por el aro, el Borrascas le ofrece una salida mucho más atractiva: ¡Ibiza!

Harta de ganarse la vida paseando perros y recogiendo cacas, Eva se encuentra en el club de golf con una inesperada oportunidad laboral: una clienta de Gorka necesita alguien de su perfil… sólo que un poco menos torpe.